Como decorar la chimenea

01
de 01

Consejos para decorar la repisa de la chimenea

Foto © CBC

La chimenea es siempre el enfoque de un ambiente. No solo le agrega dimensión y movimiento a tu sala, pero también calidez. Al ser un elemento tan importante, no puedes olvidarte de decorar la repisa encima de la chimenea. Este espacio puede ser difícil de arreglar, ya que necesitas conseguir que los accesorios que uses no solo combinen, pero también estén en la escala adecuada.

Sigue esta simple formula para decorar la repisa de la chimenea de la mejor manera:

1. Un espejo grande en el centro

El primer paso es poner una pieza focal en el centro de la repisa. La mejor opción es un espejo, ya que refleja luz. Este debe ser grande y tener un marco ancho para sobresalir entre las otras decoraciones que usaras. Si lo prefieres, puedes usar un cuadro también. El cuadro puede ser de un paisaje, abstracto o una obra favorita. Asegúrate que los colores combinen con el resto de la decoración de la sala o habitación.

Tienes dos opciones para colocar el cuadro o espejo, puedes apoyarlo en la repisa, o colgarlo. Si lo cuelgas, no lo pongas muy arriba. Solo debe estar alrededor de siete pulgadas sobre la repisa. Recuerda que al colgar cuadros estos deben estar a la altura del ojo, para que puedas disfrutarlos mas.

Más consejos en: Como usar espejos para decorar

2. Cuadros y portarretratos de diferentes tamaños

Para crear dimensión, el segundo paso es poner cuadros más pequeños en frente del espejo o cuadro central. Estos deben tapar la pieza un poco en las esquinas y parte inferior. Usa dos o tres cuadros, de diferentes tamaños, que no sean más grandes que un tercio del espejo.

En lugar de cuadros puedes usar portarretratos, con fotos de tus seres queridos o familiares. En cuento a los marcos, en este caso deben ser delgados y no muy llamativos.

Más consejos en: Como decorar tu hogar con fotos

3. En la izquierda, movimiento

Ahora que tienes los cuadros en su lugar, debes agregarle movimiento a la decoración de la chimenea. La mejor manera de hacer esto es con velas de diferentes alturas. El fuego crea movimiento y calidez, mientras que la altura de las velas hacen que el ojo viaje hacia arriba, haciendo que la chimenea se vea más grande. Si prefieres no usar velas, agrega otras piezas de diferentes alturas. Otra manera de crear movimiento es con flores o plantas. Usa unas pocas flores en una vasija alta y delgada.

Más consejos en: Las mejores plantas de interiores para decorar todo el año

4. En la derecha, peso

En este paso le debes agregar peso visual a la chimenea. Escoge una vasija redonda, una lampara con una pantalla redonda, una inicial de madera, una vasija de arcilla, etc. Si escoges una vasija, puedes ponerle unas flores o ramas, pero solo si no las estas usando ya en la izquierda de la chimenea. En este punto debes poder ver un triángulo formarse con las decoraciones usadas hasta ahora.

5. Detalles finales

Este paso es opcional, pero puede ayudar a que la chimenea se vea completa. Escoge unos accesorios pequeños, que sean parte de una colección. Puedes escoger cajitas decoradas o libros, acomodados uno en cima del otro, pequeñas figuras, recuerdos o souvenirs.

Más consejos en: Tips para decorar con libros

En fechas especiales

La chimenea es un buen espacio para la decoraciones por temporada. Aprovecha para poner elementos específicos de Navidad, Día de Acción de Gracias, las distintas estaciones o cumpleaños. Puedes cambiar los cuadros y los detalles por otros que representen cada día especial y cambiarlos a medida que pase el año.