Cómo cultivar y cosechar el diente de león

Flores de diente de león para comida y medicina
Flores de diente de león para comida y medicina. Dandelion Vicious (Flickr).

Hay ciertas verdades que saben los niños y que se les olvida cuando crecen. La magia del diente de león es uno de estos secretos de la naturaleza. Esta pequeña flor amarrilla es un tesoro en los ojos infantiles, pero los adultos la ven como una maleza sin valor ninguno. Pero el nombre científico del diente de león, Taraxacum officinale, nos comunica la verdad: "remedio oficial para trastornos" es el significado del nombre científico, y es una pista que nos orienta hacia el verdadero valor de esta hierba.

Los médicos chinos, árabes y, más tarde, europeos reconocieron el diente de león como una hierba de muchos usos: todas las parts de la planta son comestibles; las hojas tiernas tienen un alto contenido de vitaminas y minerales; se puede utilizar para hacer vino y sustituto para el café; en la medicina tradicional el diente de león sirve para purificar el hígado, los riñones y la piel.

Cómo cultivar y cosechar el diente de león

En el pasado, el diente de león era tan común que no era necesario cultivarlo; se podía encontrar donde fuera. Actualmente puede ser difícil de encontrar en ciertas áreas, pero afortunadamente se puede cultivar sin mucha destreza. Lo puedes sembrar de semilla; no es necesario enterrar las semillas sino esparcirlas sobre la tierra. Crece mejor entre otras plantas y en suelo fértil. Si piensas cosechar la raíz, puedes sembrarlo en arriates elevados muy estrechos, agregando aserrín al suelo para hacerlo más poroso.

Así se podrá cosechar la raíz jalándola horizontalmente.

El diente de león es una planta perenne y no llega a la madurez hasta el segundo año. Por eso, usualmente no se cosecha en el primer año. Cuando empieza a crecer en su segunda primavera, inclusive antes de que se puedan apreciar sus primeras hojas, se puede encontrar debajo del suelo una roseta que se come en las ensaladas verdes.

Después, las hojas empiezan a crecer mientras los botones de las flores siguen enterradas en la base de la planta; se pueden cosechar las hojas tiernas tanto como los botones para comer en ensalada o cocidos a vapor. Una vez que las hojas se hagan más gruesas y la flor empiece a abrir, la planta se hace amarga; en esta temporada (usualmente verano o temporada de calor) no se cosechan las hojas pero las flores se pueden comer crudas o cocidas. En otoño, después de la primera helada, desaparece la amargura de la planta y se puede volver a cosechar. La raíz se cosecha en otoño; el diente de león tiene una raíz primera relativamente pequeña pero fuerte y bastante difícil de desenterrar.

El diente de león en la comida tradicional

El sabor del diente de león

Las hojas del diente de león tienen un sabor amargo subyacente que no a todos les gusta. Se puede decir que nos hemos acostumbrado a un paladar mucho más dulce que nuestros ancestros; se trata de una de las muchas hierbas que se consideraban exquisiteces en el pasado pero que menos provocan el paladar moderno.

Es una comida fácil de apreciar por las entusiastas de los alimentos silvestres; el novato quizás se tendría que acostumbrar.