Cómo cuidar los tatuajes en las manos para que cicatricen bien

gato.png
Foto Macu Marrero

Los tatuajes en las manos, así como los realizados en dedos están siendo muy demandados por los amantes del tatuaje. Te contaré mi experiencia personal y te daré los consejos necesarios para, si decides hacerte uno, cure de la mejor manera posible.

Ya he dejado de contar cuántos tatuajes llevo en mi cuerpo, pero siempre recuerdo cuáles fueron los que más me dolieron o los que peor curaron. Este último mes me he tatuado las dos manos, algo que he estado pensado durante mucho tiempo y no encontraba tiempo para ello.

Los diseños que elegí son una rosa y un gato.Me tatué primeramente la rosa en la mano izquierda y la verdad es que el dolor fue muy soportable a pesar de saber que esa parte del cuerpo apenas tiene piel y mucho hueso y venas.

Lo realmente difícil fue la curación. Esa misma noche se me hinchó tanto la mano que apenas pude conciliar el sueño. Tuvieron que pasar al menos 4 días para que la hinchazón me bajara y no notara esos dolores tipo latidos cada vez que movía la mano o los dedos para cualquier cosa.

Sabía que esto solía suceder y no decidí realizarme la mano derecha en primer lugar porque es la que más utilizo, ya que soy diestra. Además tengo muy mala suerte conlos tatuajes que me he realizado en dedos y muñecas, que mi tatuador tiene que volver a repasarme por lo mal que me curan. Son zonas que se utilizan y mueven con muchísima frecuencia y son más propensas a la infección o a la mala curación.

Ahora ya tengo mis dos manos tatuadas y en esta foto te muestro el de mi mano derecha. El de la izquierda tendré que volver a repasármelo de nuevo y sacaré una foto cuando esté en condiciones.

Como lo pasé tan mal, y no deseo que nadie pase por esa experiencia te daré unos consejos sobre cómo cuidar de los tatuajes en las manos.

- Salvo que no trabajes y no tengas que realizar ninguna tarea en casa (cosa que muy pocos pueden permitirse) no te tatúes el mismo día las dos manos. La tirantez que se siente durante la cicatrización es notable, y la curación se hace más lenta debido a los roces, el contacto con agua o simplemente el hecho de apretar el puño.

-Evita ponerte crema la noche que te hagas el tatuaje en esa zona. Lava el tatuaje con jabón neutro y agua templada. A continuación sécala con toallas de papel, dando golpecitos. Evita las toallas de tela.

Al día siguiente del tatuaje vuelve a lavar tu mano con cuidado. Aprovecha que la piel está menos tirante y con los poros abiertos para aplicarte una capa de crema Bepanthol. Es buenísima y absorbe rápidamente, yo siempre la aconsejo por el gran poder hidratante y regenerador que posee. Extiéndela muy bien y no dejes pegotes. Vuelve a repetir la curación al mediodía y antes de irte a acostar y durante los primeros 4 días. Poco a poco irás notando cómo se va deshaciendo la piel superficial y sin provocar heridas resultante de costras profundas.

-Pide que te ayuden en tareas en las que tendrías que estar en contacto con agua al menos durante los primeros 3 días.

Así evitarás que las bacterias aniden en tu nuevo tatuaje.

-No tapes los tatuajes con vendajes, ya que eso implica una mayor probabilidad de infección y alimento a las bacterias. El tatuaje es mejor que cure al aire y solamente taparlo cuando se ha infectado y siguiendo las indicaciones de tu tatuador o médico.

-Es normal tener sensación de tirantez e incluso que la piel parezca acartonada cuando mueves las manos. No te preocupes. Los dedos también sufrirán una ligera hinchazón.

-Recuerda que antes de hacerte un tatuaje en estas zonas es difícil ocultarlo, por lo que si tienes alguna entrevista de trabajo pendiente asegúrate de que no influirá en la decisión de quien te contrate. Lee este artículo sobre Empleo y Tatuajes. Cuestiones a tener en cuenta.