Cómo cuidar la casa bajo presupuesto

4 maneras de ahorrar en cuidar tu propia casa.

Por fin, has logrado la meta de tener tu propia casa. ¡Felicidades! Es el sueño de cada familia tener su propio trozo de tierra y una casa en que criar los hijos y crear memorias.

Ahora podéis hacer lo que queráis con la casa--la decoración, el jardín, quizá una terraza nueva. Pero también tenéis toda la responsabilidad, y no podáis llamar al dueño cuando la calefacción deje de funcionar o el agua no salga del baño.

Los pasos siguientes os ayudarán a ahorrar en los costos de ser propietario de casa para tener la seguridad financiera que os permita a pasar muchos años felices en vuestro hogar.

01
de 04

Ahorra en la decoración

Foto © Melissa Sandoval

Una de las cosas más divertidas de tener tu propia casa es la libertad de decorarla como quieras. Cuando preparas tu nuevo hogar, hay una fuerte tentación de comprar cada alfombra, lámpara y mueble que te gusta sin pensar del costo.

Hay muchas oportunidades para ahorrar cuando decoras tu casa, y no tienes que perder tu estilo. Por ejemplo, puedes pintar los cuartos tú mismo, reparar muebles de madera en vez de comprar nuevos y coser cortinas y cojines. Así que tengas una casa bonita y de moda sin pagar demasiado.

Cada casa, antigua o nueva, va a necesitar reparaciones. Puedes hacer algunas tú mismo para ahorrar dinero pero, con otras, mejor contratar un experto para evitar problemas. Por ejemplo, puedes alquilar una fuga de serpiente para eliminar obstrucciones del drenaje, pero si instalas un tejado nuevo y lo haces mal, las consecuencias te costarán más que si hubieras contratado un experto al principio. Sigue leyendo »

03
de 04

Crea un presupuesto

El primer paso para tener seguridad financiera es crear un presupuesto. Con un presupuesto puedas conocer bien todos tus gastos, y descubrir en qué pagas demasiado. Ahora es más importante que nunca crear un fondo de emergencia, porque cada dueño de casa encuentra costos inesperados que pueden resultar muy caros. Por ejemplo, si el aire acondicionado se muere durante una gran ola de calor, un sistema nuevo te puede costar miles de dólares. ¡La familia no quiera sufrir durante semanas esperando el dinero para comprarlo!

Experta financiera Suze Orman recomienda un fondo de emergencia que pueda pagar todos los gastos de 8 meses. El presupuesto es la herramienta clave que te ayudará a hacer este fondo y proteger la estabilidad financiera de tu familia a pesar de problemas inesperados.

04
de 04

Entiende tu hipoteca

La gran mayoría de la gente necesita un préstamo hipotecario par hacerse propietario de su casa. La hipoteca es uno de los documentos financieros más importantes de tu vida--así que es bastante importante que la entiendas bien.

Antes de firmar la hipoteca, asegura que sabes la tasa de interés, y si es fija o ajustable. A veces es posible pagar menos interés al firmar una hipoteca de tasa ajustable, pero la tasa se puede crecer mucho después de 1 o 2 años y el abono mensual puede resultar hasta 2 o 3 veces más grande. Muchas familias han perdido la casa por no poder pagar el abono subido.

Otro riesgo potencial es la segunda hipoteca. Aunque es una tentación conseguir segunda hipoteca o línea de crédito con garantía hipotecaria para pagar deudas o comprar algo que quieres, es una opción peligrosa. Los expertos financieros recomiendan que no lo hagas porque, si algo inesperado pasa y no puedes pagar, puedes perder la casa. Mejor no conectar otras deudas a tu casa, para mantenerla más segura. Si por cualquier razón no puedes pagar tu hipoteca, llama al banco para preguntar ​qué opciones hay.

Si firmaste una hipoteca sin entenderla bien, no es demasiado tarde para aprender. Lee bien todos los papeles que tienes, sobre todo las partes que tratan del interés. Para saber cómo es la tasa que tienes comparada con las de otras hipotecas, visita MarketWatch o mira el índice LIBOR (London Interbank Offered Rate). Mantiene bien tu historial de crédito para tener más opciones si quieres refinanciar tu hipoteca.