Cómo cuidar gallinas: necesidades básicas

Todo lo que necesitan las gallinas ponedoras para estar sanas y felices

Foto cortesía Luz Guerrero.

Las gallinas requieren de relativamente poco mantenimiento, sin embargo son muy sensibles. Si quieres tener gallinas felices, procura cumplir con sus necesidades naturales.

¿Cuáles son las necesidades básicas de las gallinas?

Luz 

Las gallinas tienen una glándula que es sensible a la luz y estimula la producción de huevos. Por lo regular necesitan un mínimo de 12 horas de luz al día para poner un huevo; cuando hay menos horas de luz ponen huevos con menos frecuencia.

Protección del clima y depredadores

La luz no es el único factor que afecta la producción de huevos. El clima desagradable y la inseguridad también afectan el comportamiento de las gallinas ponedoras y además son obstáculos significantes a la incubación eficaz de los huevos. Procura construir un gallinero que les de sombra y protección del frío, de la lluvia y de depredadores... porque una gallina fría, mojada o asustada no pone huevos.

Cajas ponedoras 

Un lugar ameno es indispensable para que tus gallinas pongan huevos regularmente. Tus cajas ponedoras deben tener suficiente espacio para que la gallina se pueda dar la vuelta completa; ella quiere sentirse segura pero no encerrada. Acojinarlo con bastante paja también ayuda.

Espacio para rascar y estirar las alas 

Al encerrar las gallinas en un espacio limitado, sus instintos naturales se vuelven destructivos. Para evitar que se coman vivas en su aburrimiento, asegura que tienen suficiente espacio para rascar la tierra, brincar, estirar las alas y volar cortas distancias.

Aire libre y espacio amplio también disminuyen el alcance de las enfermedades contagiosas.

Agua limpia

Las aves de granja toman mucha agua, especialmente cuando hace calor. Algunas personas ponen uno o varios dientes de ajo en el agua con la intención de evitar enfermedades sin acudir a los antibióticos; otros usan extractos herbales.

Lo importante es que el agua esté fresca, limpia y siempre disponible.

Buena nutrición 

La dieta ideal de una gallina es parecida a la de nosotros. Aunque su comida preferida sea un platillo de insectos asquerosos, ella necesita una dieta balanceada que contiene proteínas, verduras y almidones, al igual como los seres humanos. No es suficiente darles maíz. Por lo mismo que ponen huevos casi todos los días, las gallinas requieren de muchas vitaminas y minerales para mantenerse saludables. Necesitan mucho calcio en particular, ya que esto es el componente principal de las cáscaras de huevo.

Pequeñas piedras o grava

A diferencia de los mamíferos, las aves tienen un buche y una molleja donde se realiza la digestión de la comida. Los alimentos ingeridos se almacenan en el buche y luego se pasan a la molleja, donde se muelen finamente por piedritas. Estas piedritas se desgastan con el tiempo, y las aves las reponen simplemente comiendo pequeñas piedras. Si no tienen acceso a piedras, después de un tiempo ya no podrán digerir su comida. Las gallinas que comen únicamente alimento comercial pueden vivir sin piedras ya que este alimento se disuelve con el agua y no hay nada que moler.

Polvo o tierra limpia 

Aunque las gallinas procuran no mojarse nunca, se bañan regularmente.

Pero sus baños no son de agua, sino de polvo. Probablemente has visto a algún pajarito revolcarse en la tierra; esto es su manera de limpiarse y mantenerse libre de parásitos.

Percha en lo alto 

En la naturaleza, las gallinas duermen en las ramas de los árboles. Todas las gallinas duermen en el mismo árbol y regresan ahí todas las noches. Incluir en tu gallinero una percha donde todas tus gallinas pueden dormir a gusto ayuda a mantenerlas sanas. Utiliza un material que no sea resbaloso.

Rutina y constancia

Nuestras amigas cacaracosas son muy sensibles al estrés; cualquier cambio puede ocasionar una pausa en su postura regular. Por eso es recomendable ser muy constante con ellas: darles de comer a la misma hora todos los días, recoger los huevos a la misma hora, etc. Entre más regular sea su rutina, menos se estresan y más regular será su postura.

Amigas (otras gallinas) 

Las gallinas son aves muy sociales. Son más sanas y más felices cuando tienen amigas. Una gallina sola te adoptará como su único y mejor amigo.

¿Un gallo?

Realmente las gallinas no necesitan un gallo, al menos que quieras tener pollitos. Ellas pueden poner huevos felizmente sin la participación de un gallo. ¿Te soprende? Aprende más aquí.

Cuarto de aislación

A veces es necesario separar una gallina de las demás. Puede ser porque se ve enferma o triste y la quieres tener bajo observación; o puede ser que tienes una gallina clueca que va a tener pollitos. Por eso es conveniente tener un lugar aparte para cuando se necesite.