Cómo cuidar el cabello de tus niñas

Ayúdala a tener un cabello hermoso y saludable

Madre peinando a su hija

 Westend61/Getty Images

A la mayoría de las niñas les encanta llevar el cabello largo y si lo tienen corto le suplican a mamá que se los deje crecer para tenerlo largo y glamoroso como una Barbie, una princesa o cualquiera otra de sus muñecas favoritas. Pero mamá muchas veces es quien sufre con la realización de este deseo, pues el cabello de la niña se enreda constantemente y para desenredarlo hay veces que lloran y pataletean.

Consejos para cuidar el cabello de una niña

Según la estilista para niños, María Marrero, cuidar el cabello de una niña es tan sencillo como utilizar un buen acondicionador cada vez que laves su cabello. “Te vas a economizar mucho tiempo en desenredarlo, además que así evitarás halar el pelo de la niña y que le duela tanto”, explica Marrero.

El cuidado básico del cabello de una niña comienza por usar un champú con PH neutro para niños. Aplica siempre un acondicionador para darle suavidad, brillo, fortalecerlo y por supuesto, hacer fácil el desenredo. Aunque existen acondicionadores para niños, también puedes utilizar un acondicionador para adultos, pero asegúrate que sea para cabello regular o virgen, nada de acondicionadores para cabellos teñidos o procesados químicamente.

En cuanto al lavado, el pelo de las niñas debe ser lavado cada dos o tres días, pero si juega y suda diariamente, éste debe ser lavado todos los días.

Cuando le apliques el acondicionador masajea el cuero cabelludo con las yemas de tus dedos presionando levemente la cabeza. Aprovecha ese momento para desenredarlo con un peine de patas anchas. ¡Lo lograrás en menos de un minuto! Y al igual que nuestro cabello, recuerda que la manera correcta de desenredarlo es de abajo hacia arriba, es decir, comienza a peinar por las puntas hasta llegar a la raíz.

Un error que cometen algunos padres es permitir que sus niños vayan a la cama con el cabello semi mojado o húmedo, además de “pescar” un resfriado o una gripe, esto es fatal para el pelo, porque lo pudre. Tampoco permitas que tu niña se haga colitas, trenzas, o se ponga ganchos con el cabello aún mojado o húmedo.

Si el cabello de tu niña tiende a sufrir de “frizz”puedes usar de las gotitas de aceite que usamos nosotras para controlar la humedad. Conozco de madres que usan el secador de mano y la plancha para peinar el cabello de sus niñas. Personalmente, está bien hacerlo durante una ocasión especial, pero “torturar” a una niña con el calor del secador o la plancha constantemente no es una actividad para niños. Además piensa en el daño que le hacen las herramientas de calor a la hebra del pelo.

Por otra parte, debes hacer del cepillado una actividad tan rutinaria como cepillarse los dientes; por eso acostumbra a tu niña a peinarse el cabello en la mañana y en la noche. Para dormir trata de recogerlo levemente con una liga de tela, así no se maltrata el pelo ni se enreda mientras duerme. Es muy importante que le enseñes a tu niña que los cepillos, ganchos , sombreros, diademas, y cualquier accesorio para el cabello es tan personal como lo es el cepillo de dientes.

Si tu hija entiende esto evitarás que se contagie con una indeseable ola de piojos que pueda estar atacando a sus amiguitas y compañeros de escuela.

Por último, pero no menos importante, al igual que nosotras es muy recomendado que cortes las puntas del cabello de tu niña a menudo. Lo podrías hacer cada dos o tres meses, dependiendo cómo veas sus puntas. Recuerda que en la niñez formamos a la mujer del mañana, por eso dale un buen ejemplo cuidando tu propio cabello y así ella lo hará.