Cómo crear un ambiente de trabajo seguro

EE.UU. es tierra de oportunidades pero también de leyes y normas

Seguridad laboral
Ambiente seguro. Getty Images

Este es un guest post desarrollado por Sergio Ardila, uno de los abogados de abogados.com de la firma Morgan&Morgan.

Estados Unidos sigue siendo la tierra de las oportunidades. Son innumerables las historias de inmigrantes que llegan con sueños y, gracias a su trabajo y dedicación, logran llegar muy lejos, disfrutando prosperidad para sus familias y generando puestos de trabajo para la comunidad. Hoy en día, algunos estudios indican que la mayoría de negocios exitosos son empresas de inmigrantes, y que los inmigrantes somos dos veces más propensos a emprender un negocio al llegar a este país.

Pero esta es también una tierra de leyes y normas. El sueño del negocio propio viene acompañado de una serie de responsabilidades y obligaciones que  como emprendedor debes seguir para brindar seguridad e integridad a tus empleados. La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (llamada OSHA por sus siglas en inglés: Occupational Health & Safety Administration) establece varias normas que todo lugar de trabajo debe cumplir para proteger a su más importante activo: las personas. Seguir las normas, además, te evitará trámites y complicaciones con las autoridades. Aquí hay algunas recomendaciones.

El espacio

Primero que nada, es necesario que te asegures de que el lugar de trabajo se encuentra completamente libre de peligros conocidos. Si bien es imposible evitar al 100% que ocurran accidentes, es responsabilidad del empresario reparar o corregir cualquier amenaza razonable que podría resultar en lesiones de empleados.

Verifica que el cableado, por ejemplo, se encuentre instalado de manera que no obstruya el tránsito, ya que alguien podría tropezar. Otra cuestión que debes hacer revisar es que  las instalaciones eléctricas sean seguras. Si el sitio cuenta con escaleras, deben estar  en buen estado. Si existen superficies resbalosas, repáralas.

Realiza inspecciones de rutina y no minimices posibles peligros: los accidentes ocurren y muchas veces los daños son irreversibles.

Las herramientas de trabajo

Tanto en el caso de una fábrica como en el de un restaurante, una obra de construcción, una lavandería e incluso una oficina, todos interactuamos con herramientas, máquinas, y artefactos para trabajar. Si estos instrumentos funcionan de manera deficiente, podrían causar lesiones graves, y es responsabilidad del empleador asegurarse de que esto no ocurra.

Es importante, primero que nada, ofrecer las herramientas adecuadas. Si un cocinero no cuenta con el cuchillo idóneo para cortar carne y utiliza uno que corta vegetales, por ejemplo, necesitará un nivel de esfuerzo mayor que podría resultar en una lesión. Luego, es necesario saber que las herramientas funcionan bien. Un taladro viejo y en mal estado, por ejemplo, podría causar un shock eléctrico. Es buena idea contar con un sistema de revisión y evaluación de las herramientas, para así evitar riesgos innecesarios.

Uso de protección

Muchos trabajos requieren el uso de equipos de protección, como cascos, arneses, guantes, gafas, entre otros, para prevenir lesiones. Todo empresario debe asegurarse de que el trabajador no sólo tenga acceso a ellos, sino de que los utilice en todo momento mientras realiza dichas labores y de la forma adecuada.

Si detectas a algún empleado trabajando sin la protección necesaria, es preciso que les llames la atención por su propia seguridad. Recuerda que es mejor prevenir que lamentar.

Información y comunicación

Todas las personas presentes en el lugar de trabajo deben estar “en la misma página” respecto a las prácticas de seguridad y los recursos disponibles, y para lograr este fin, es vital un buen manejo de la comunicación.

Es importante tener todos los procedimientos operativos en documentos escritos, los cuales deberán ser actualizados periódicamente para que todas las personas presentes puedan seguir las instrucciones de seguridad. Estos documentos son de especial importancia cuando el trabajo implica el uso de químicos o sustancias peligrosas, y es necesario que los empleados estén enterados de los riesgos que conlleva su trabajo.

Es buena idea implementar un sistema de afiches, etiquetas y colores para advertir a los trabajadores de posibles peligros al manipular productos químicos, insumos de construcción, ingredientes de cocina, u otros materiales de trabajo. Tus empleados deben recibir el entrenamiento necesario en materias de seguridad y la información debe ser entregada en forma entendible y en el idioma que el trabajador entienda mejor. La página web de la OSHA ofrece excelentes recursos para este fin, traducidos al español y otros idiomas.

También considera elaborar junto a especialistas en materia de recursos humanos y otros profesionales un manual, o handbook como se le dice en inglés, de tu empresa, negocio u oficina para entregarle a cada empleado nuevo que contratas. Dicho manual es una guía para que tenga tu equipo y esté al tanto de cuáles son las leyes laborales del lugar del trabajo, políticas de vacaciones, días por enfermedad y personales, entre otros puntos importantes. Es clave que haya instrucciones e información sobre temas ligados al acoso laboral, abusos y conductas inapropiadas para generar un clima de trabajo digno y armonioso entre todo el equipo. Para reforzar esto último puedes ofrecer capacitaciones online y traer a especialistas que brinden charlas/talleres al respecto.

Cada industria cuenta con requerimientos específicos para velar por la seguridad de sus trabajadores, razón por la cual te sugiero que revises con detenimiento los manuales que ofrece el Department of Labor para el tipo de trabajo que tu compañía realiza. ¿Qué medidas has tomado para proteger a los empleados de tu empresa? ¿Alguna experiencia positiva o negativa que quisieras compartir? Te invito a seguir la conversación por el twitter: @abogados_USA o en nuestro Facebook. ¡Hasta la próxima!

Otros artículos legales que te pueden interesar:

Pasos a seguir para incorporar un negocio: En Estados Unidos, "incorporar un negocio" significa "constituir una sociedad". La estructura legal de un negocio es una de las primeras decisiones que el emprendedor deberá tomar y determinará las obligaciones y temas impositivos de su negocio.

Cómo registrar el nombre de tu empresa: egistrar un nombre de negocio es un área confusa para nuevos propietarios de negocios o emprendedores. ¿Qué significa y qué se te pide que hagas? Registrar tu nombre de negocio implica un proceso conocido como registrar un nombre o marca commercial “Haciendo Negocios Como (DBA)".

Cómo formar una LLC: La formación de una LLC (Limited Liability Company, conocida en español como Compañía de Responsabilidad Limitada), no es tan difícil como mucha gente piensa. Estos son los pasos que debes seguir para hacer realidad tu LLC.

Licencias y permisos para empezar un negocio en casa: Ya sea que estés iniciando un negocio desde tu casa o estés buscando hacerlo en una oficina, es importante no pasar por alto el hecho de que tu negocio está sujeto a leyes de licencias y permisos.

Leyes de urbanización básicas para tu negocio: Las leyes de urbanización afectan a diversas decisiones esenciales para la empresa, como la adquisición de propiedades o las mejoras a una propiedad existente, por lo que es importante comprender las leyes antes de comprometerse a realizar algo.

La venta de tu negocio: Si decides que la venta de tu negocio es la estrategia de salida adecuada para ti, asegúrate de que todo esté en orden.