¿Cómo consigo que mis hijos recojan su desorden?

Habitación desordenada
¿Cómo consigo que mis hijos recojan su desorden?. © B2M Productions/Getty

Pregunta: ¿Cómo consigo que mis hijos recojan su desorden?

 

Decir a tus hijos "arregla tu habitación" o "recoge tu desorden" no da resultado en la mayoría de casos. El motivo es que aunque el niño tenga edad de hacer esta tarea él solo, dicho así le resulta abrumador. Compáralo con cuando tú te enfrentas a limpiar la casa, que parece imposible de abordar, hasta que lo divides en fases.

 

Respuesta:

La solución es que ayudes a tu hijo a comprender que recoger su desorden es mucho más sencillo cuando se hace por etapas.

Para conseguir que recoja sus cosas:

- Dale instrucciones precisas

En lugar de decir algo genérico como "limpia tu cuarto", dile específicamente qué es lo que tiene que hacer: "pon la ropa sucia en el cesto".

- Dale sólo una o dos instrucciones de una vez

Evita decirle todas las tareas de golpe, porque se abrumará y las olvidará. Cuando ponga la ropa sucia en el cesto y lleve el cesto junto a la lavadora, ya puedes darle otras dos instrucciones.

- Haz una lista de las tareas que esperas que haga

Si ya sabe leer, haz una lista de sus tareas de limpieza y ponla en un lugar visible de su habitación. Así, cuando le digas que recoja sus cosas, podrá ir tachando cada tarea.

o Hacer la cama

o Poner la ropa sucia en el cesto

o Llevar el cesto al cuarto de lavar

o Colgar la ropa en el armario

o Guardar la ropa interior y calcetines en las gavetas o cajones

o Poner los juguetes en un cesto

o Tirar a la basura los juguetes rotos

o Pasar la aspiradora

o Colocar los libros en las estanterías

o Vaciar la papelera

- Facilítale la organización de su cuarto

Encuentra maneras fáciles de organizar sus cosas para que no le resulte complicado clasificar y guardar juguetes, libros o ropa. Algunas ideas:

o Cestos o cajones para guardar los juguetes

o Cesto para la ropa sucia (en su habitación)

o Estanterías suficientes para sus libros

o Un cajón para ropa interior y otro para calcetines

o Un cajón para los pijamas, otro para tops y así sucesivamente

o Procura que los rieles del armario estén a su altura

o Una papelera

- Convierte recoger su cuarto en rutina

Si a veces le pides que recoja sus cosas y otras no, se acostumbrará a esperar a que se lo digas. Marca en un calendario los días de la semana en que debe recoger sus cosas (si es todos los días mejor, claro, para evitar que se acumule el desorden) y recuérdaselo a menudo. Si se convierte en rutina, lo hará sin pensar.

- Dale responsabilidad

Los niños necesitan responsabilizarse de sus pertenencias desde pequeños. Cuando son muy chiquitos, puedes ayudarlos a recoger sus juguetes y convertirlo en un juego. Si haces que participen en las taras de la casa desde chiquitos y vas dándoles cada vez más responsabilidad, cuando sean adolescentes no tendrás que bregar con un desastre en su cuarto.

- Ten expectativas realistas

Si tiene seis años, no esperes que doble la ropa perfectamente o que la cama esté hecha como la harías tú. Aún así, evita hacerlo de nuevo. Alábalo por sus esfuerzos y de cuándo en cuándo, haz las cosas con él para que aprenda a mejorar sus habilidades a la hora de limpiar y recoger.

- Dale las gracias

Al igual que a ti te gusta que el resto de la familia reconozca tus esfuerzos, dale las gracias cuando recoja sus cosas. Enséñale que aunque cada miembro de la familia tiene ciertas responsabilidades, es agradable recibir el reconocimiento de los demás, ya que se trata de una labor de equipo.

Cuando tu hijo es más pequeño, puedes explicarle que el tiempo que te ahorra el que él recoja su desorden es tiempo que puedes dedicarte a jugar con él en lugar de tener que limpiar.