Cómo conseguir que los adolescentes usen bien el celular

Qué hay que prohibir o evitar

El celular se ha convertido en el compañero más frecuente de los adolescentes. Pero es un compañero que ocasiona algunos conflictos entre padres e hijos. Los padres se quejan de exceso de uso y los hijos de exceso de restricciones. Como es algo por lo que pasan la inmensa mayoría de las familias, está bien buscar un punto de encuentro.

Miedos de los padres y madres
Los padres y las madres leen y escuchan frecuentes opiniones contra el uso del celular por los adolescentes y eso consigue que lleguen a estar preocupados o incluso a temer que sus hijos sufran algún problema por el uso del celular.
Para evitar esos miedos es bueno informarse bien y tener las cosas claras.Para empezar la mayoría de esos padres y madres también usan celular así que lo primero que deben hacer es analizar cómo lo usan ellos y si en ese uso puede haber algún riesgo. De ahí pueden sacar la primera experiencia para disminuir el riesgo que puedan correr los chicos. Cuál es el buen uso del celular
Los adolescentes hacen un buen uso del celular cuando se muestran respetuosos con ellos mismos y con los demás y cuando están seguros. Para conseguir esto es necesario que cumplan una serie de normas. Normas de educación y respeto
  • Apagado. Hay adolescentes que tienen siempre encendido el celular. Es una buena norma que aprendan a apagarlo. Muchas escuelas obligan a mantener los celulares apagados permanentemente cuando los estudiantes están dentro del recinto escolar o en algunos momentos: durante las clases, en toda la escuela excepto el patio, etc… Sean cuales sean las normas de la escuela los adolescentes deben respetarlas. También existen otros espacios en los que se obliga o se recomienda apagarlo: teatros, cines, servicios religiosos, espectáculos deportivos… Debemos enseñar a los adolescentes a que respeten esas normas.
  • Fuera de uso. Hay momentos en los que aunque no exista ninguna prohibición explícita de apagarlo, el uso del celular es una muestra de mala educación. Cuando estén reunidos con otras personas o en la mesa al comer, también es aconsejable que el celular se apague o, al menos, no se utilice. Utilizarlo en esos momentos es una muestra de falta de respeto hacia las personas con las que están y así deben entenderlo.
  • Noche. Es muy aconsejable que los adolescentes apaguen el celular durante la noche. Las horas nocturnas son para dormir y los chicos y chicas necesitan descansar bien, si mantienen el celular encendido pueden enviar o recibir llamadas o mensajes que los desvelen. Apagarlo es un antídoto perfecto contra el mal descanso nocturno. Quizá los primeros días les cueste un poco pero cuando hayan pasado varias noches con el celular apagado verán que, en general, su descanso mejora y no hay nada de lo que no puedan enterarse por la mañana tras despertar.
Normas de seguridad
  • Jamás utilizar el celular mientras se maneja. Esa debe ser la primera condición cuando los chicos y chicas que ya manejan tienen celular. Sin ninguna salvedad, deben tener totalmente prohibido cualquier utilización de sus teléfonos cuando manejan un automóvil.
  • No enviar información íntima. No deben utilizar el celular para enviar fotos, videos o textos íntimos. Ni de carácter sexual ni de nada que tenga que ver con su intimidad. Toda esa información podría llegar a ser pública y eso no les gustaría nada.
  • No acosar con el celular. Deben tener totalmente prohibido acosar a otros con su celular, ni con llamadas, mensajes o fotos.
  • No contestar llamadas o mensajes de desconocidos. Nunca deben contestar a desconocidos y además si reciben llamadas o mensajes de desconocidos deben comunicarlo a sus padres para que estos actúen.
  • Internet, solo lo permitido. Muchos padres prefieren restringir ciertos sitios web como páginas pornográficas, violentas, machistas… Existen aplicaciones que permiten hacerlo pero también es posible que nuestro adolescente respete esas normas sin necesidad de que se le restrinja el acceso a ellas. Los padres y madres de cada chica o chico conocen la madurez de su hijo y saben si es necesario o no cerrar el acceso a esos sitios.