Cómo combatir la acidez de estómago

Las embarazadas o las personas obesas suelen sentir que les quema la garganta

Como combatir la acidez
La acidez se produce por la invasión de los ácidos del estómago al esófago. BSIP/UIG / Getty Images

¿Has sentido alguna vez un ardor que empieza en la boca del estómago y que llega hasta la garganta? Se trata de acidez estomacal, un problema que no pone en peligro tu salud si es algo puntual, pero sí se trata de algo muy incómodo que afecta a tu calidad de vida. Aún así, si dura mucho tiempo y no se alivia con los productos que te aconseje tu farmacéutico, consulta con el médico.

Aprende más sobre Nutrición y suscríbete a nuestro boletín de noticias semanal gratis y en menos de un minuto.

¿Por qué se produce el ardor?

Entre el esófago y el estómago (puedes situarlo, aproximadamente entre las primeras costillas) hay una puerta denominada médicamente esfínter que permite el paso de los alimentos. Cuando esta puertecita no cierra bien deja pasar los ácidos del estómago al esófago y por esto sientes este ardor. Cuando comes o cuando te agachas es cuando más lo notarás.

La acidez estomacal se produce fundamentalmente cuando haces comidas muy copiosas y rápidas, cuando estás muy estresado o cuando consumes bebidas alcohólicas o gaseosas, así como café o tabaco.

¿Quiénes son más propensos a padecer acidez?

Algunas personas que están pasadas de peso, las mujeres embarazadas o los individuos que sufren un problema denominado hernia de hiato también sufren esta acidez. El reflujo gastroesofágico es otra de las condiciones que producen el ardor.

(También te puede interesar: Trucos para combatir los gases y otras molestias)

¿Existe un tratamiento?

Sí. Y además es muy efectivo. Aunque no se puede abusar de él.

Cuando la acidez aparece en momentos puntuales, debido a una comida de trabajo, reunión familiar en torno a una mesa repleta de alimentos o cuando te sientas o te agachas y adquieres una determinada postura, acude a tu farmacéutico para que te recomiende un antiácido.

Si el problema dura mucho tiempo y no sientes alivio, es mejor que pidas cita a tu médico para que te pueda realizar la exploración que él estime conveniente de acuerdo a tus síntomas y tus antecedentes familiares.

Normalmente te hará una exploración física, un análisis de sangre, puede pedirte pruebas de imagen como la ecografía o la radiografía y, en algunos casos, puede ser que te recomiende una gastroscopia, que consiste en introducir una cámara sujeta a un tubo a través de la boca para ver el interior del estómago y el esófago. En la mayoría de los hospitales realizan esta prueba mientras estás sedado. Así que no notarás nada.

(También te puede interesar: Tengo algo atorado en la garganta)

¿Qué otros hábitos previenen la acidez?

Ahora ya sabes cómo se trata la acidez, pero lo más importante es que puedas prevenirla y evitar que aparezca. ¿Cómo? Prestando atención a tus hábitos dietéticos.

  • Intenta comer al menos cinco veces y porciones pequeñas.
  • Cuando comas, siéntate y centra tu atención en lo que estás haciendo.
  • Mastica bien los alimentos.
  • Modera el consumo de sal.
  • Reduce el consumo de grasas y, sobre todo, elimina las grasas trans (en Estados Unidos se han prohibido ya).
  • No realices actividades físicas tras la comida.
  • Evita las comidas muy picantes o muy especiadas.
  • Cena ligero.
  • Tómate un yogur diario para reforzar tu flora intestinal.
  • No te acuestes nada más cenar. Date antes un paseo corto o relájate en el sofá a leer una o dos horas antes.

 

(También te puede interesar: Cómo comer sano)

Otros consejos que te ayudan a evitar la acidez

  • No utilices ropa muy ajustada
  • Evita el sobrepeso porque aumenta la presión abdominal.
  • Controla el estrés ya que puede aumentar la secreción de ácidos.
  • No fumes.
  • Haz ejercicio físico moderado y regular al menos cinco días a la semana. Algunos estudios médicos aconsejan 40 minutos diarios.