Cómo colocar el cinturón de seguridad durante el embarazo

Cinturon-bien-Getty-Digital-Vision.jpg
©Getty Images/Digital Vision

El cinturón de seguridad en el embarazo es esencial. De eso no hay duda, pero sí debes prestar mucha atención a la forma en que lo colocas, pues un cinturón mal puesto puede poner en riesgo tu vida y la de tu bebé.

¿Cuán grave puede ser el descuido del cinturón de seguridad en el embarazo? Aquí tienes unas cuantas cifras para que te des una idea de la seriedad del tema:

  • Cuatro de cada cinco muertes fetales en accidentes de tránsito pudieron prevenirse si las madres hubiesen usado el cinturón de seguridad (Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos).
  • Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte de las mujeres embarazadas, según un reporte del New York Times. El número de fetos que fallecen cada año en accidentes se estima entre 300 y 1.000, aunque el número podría ser mayor si fuera requisito reportar el embarazo en muertes en carretera.  
  • La razón más frecuente de muerte fetal en un accidente de tránsito es la muerte de la madre. Así de horrible.

Cómo colocar correctamente el cinturón de seguridad

Un cinturón mal puesto puede hacer más daño que beneficio. En el embarazo, procura seguir los siguientes pasos:

  1. Sin importar el puesto en el que te sientes en el vehículo, utiliza el cinturón de tres puntos, es decir, el que tiene una correa diagonal y una a la altura de las caderas. No utilices los que tienen sólo el cinturón inferior.
  1. La banda diagonal de tu cinturón debe ir desde el hombro y atravesar tu pecho, pasando entre tus senos y al costado de tu panza, como vez en la fotografía. Si se te sube al pecho, debes reposicionarlo.
  2. El cinturón inferior debe quedar por debajo de tu panza, al nivel de las caderas o la pelvis. La intención es que cualquier presión sea sobre los huesos directamente, no sobre tu vientre.
  1. Aunque te resulte un tanto incómodo, tu cinturón de seguridad debe quedar ajustado. Flojo no te ayuda.
  2. Asegúrate de no cometer estos errores comunes al colocar el cinturón de seguridad durante el embarazo.

¿Qué  más puedes hacer para conducir segura en el embarazo?

Tienes el cinturón puesto, pero no arranques el carro aún. Revisa estas medidas adicionales de seguridad.

  1. Si vas de conductora, mueve el asiento hacia atrás lo más que puedas. Debes mantener el alcance de los pedales, pero la idea es mantener la manivela lejos de tu panza. Los autos más recientes tienen ajustes para los pedales y la manivela, que puedes acomodar para aumentar el espacio entre la manivela y tu vientre. La recomendación de la Administración para la Seguridad del Tráfico y en Carreteras es que haya una distancia de por lo menos diez pulgadas (25 cm) entre la manivela y tu esternón, que es el hueso que atraviesa tu pecho, en medio de las costillas.
  2. Si tu vehículo tiene una manivela ajustable, procura que su ángulo se dirija hacia arriba, no hacia el frente. Es decir, hacia tu pecho, no tu panza.
  3. Mantén las bolsas de aire del vehículo activadas. Estas no son sustituto del cinturón, más bien lo complementan. Ambos dispositivos están diseñados para amortiguar el impacto en caso de accidente.
  1. Retírate los abrigos antes de colocarte el cinturón de seguridad. Las capas gruesas y esponjosas de los abrigos evitan el talle apropiado del cinturón.
  2. Si tienes un accidente de tránsito, así sea uno pequeño, visita a tu médico para cerciorarte que todo ande bien. Un pequeño jalón que te parezca inofensivo podría ponerte en riesgo de desprendimiento de la placenta.
  3. Si viajas como pasajera, igual debes utilizar el cinturón de seguridad de tres puntos según las instrucciones que mencionamos arriba. El puesto más seguro en un vehículo es el asiento trasero, en especial el puesto del medio.

El riesgo

Ya hablamos de las estadísticas, pero te enfatizo esta una vez más: la razón más frecuente de muerte fetal en un accidente de tránsito es la muerte de la madre. Al protegerte tú, proteges a tu bebé. Estos son algunas de las lesiones más comunes por la falta o mal uso del cinturón de seguridad en el embarazo:

  • Un cinturón mal colocado, puede causar lesiones al bebé, y la madre puede resultar con costillas quebradas.
  • Entre más lesiones sufra la madre, mayor el riesgo de que afecten a tu bebé.
  • Más allá de las lesiones causadas por el impacto, una mujer embarazada corre el riesgo de desprendimiento de la placenta, que no requiere más que un choque leve en un mal punto para ocurrir. Si la placenta se desprende, tu bebé pierde su fuente de oxígeno.
  • Un accidente de tránsito severo puede llevar a un aborto espontáneo, parto prematuro u otras complicaciones.

Siempre que tengas un accidente de tránsito, por más leve que sea, debes acudir al médico. La prevención es clave y entre más pronto mejor. Si tienes alguno de los síntomas de emergencia médica, como dolor abdominal, sangrado o flujo vaginal diferente, o contracciones, dirígete de inmediato al hospital.