Cómo cocinar carne a la parrilla

Photo (C) Karla Hernandez

Una de las comidas favoritas para hacer en la parrilla es la carne. Nada como un sabroso y jugoso corte de carne . Para que puedas poder disfrutar de este riquísimo platillo te paso consejos para que lo cocines a la perfección y no tengas que comer carne dura o chiclosa.

Escoge bien la carne:

Saber escoger la carne que quieres comer es muy importante ya que de esto depende la temperatura que vas a usar para cocinarla y el tiempo.

Cada carne tiene su método de cocción. Unas carnes necesitan temperatura alta por un menor tiempo, otras cortes de carne necesitan temperatura más baja pero por un tiempo mucho más grande.

Si quieres un buen corte de carne vas a tener que pagar por ello. No se puede hacer magia y tratar de hacer que un corte de baja calidad tenga el sabor y textura de uno de mejor calidad. Busca cortes de carne que tengan líneas de color blanco en la carne, esto es grasa y ayuda a que quede suave y jugoso. Pero no te apures, no queda gomosa ni difícil de masticar ya que esta grasa se “derrite” al momento de la cocción dejando un pedazo de carne muy suave. El corte debe de tener el mismo grosor en toda la pieza, para que así se cocine de manera uniforme y no queden pedazos más duros que otros. En cuanto al grosor del corte, no debe de ser menor a 1 pulgada o 2 ½ cm, ya que un corte más delgado a esa medida es más fácil de cocinarlo de más.

No necesitas muchos condimentos:

Si quieres disfrutar del sabor de la carne como se debe entonces solo tienes que sazonarla con sal y pimienta al gusto. Esto hace que la carne conserve su sabor ya que una carne de res con buena calidad no necesita más que eso. Puedes darle otro sabor extra con aceites de sabores si no te gusta solamente con sal y pimienta.

Puedes usar aceite de oliva con romero, con tomillo o con ajo por ejemplo.

Temperatura de la carne antes de cocinarla:

La carne debe de estar a temperatura ambiente antes de que la coloques en la parrilla. Antes de que prendas el asador, retira la carne del refrigerador y deja que alcance temperatura ambiente. Esto es primordial si te gusta la carne “blue” o “rare” o solo sellada, ya que el calor no tiene tiempo de entrar a calentar toda la carne.

Engrasar:

Para que la carne no se quede pegada a la parrilla hay que engrasarla con un poco de aceite de oliva. Puedes engrasar también con cuidado la parrilla, pero cuidando de que no caiga mucho aceite al carbón, ya que esto puede hacer que las llamas del carbón se intensifiquen. La manera más fácil de engrasar la parrilla es con un papel de cocina o toalla de cocina cubierto de aceite.

Temperatura de la parrilla:

Una de las claves para lograr un corte de carne jugoso pero marcado por fuera es la temperatura. Un calor intenso es necesario para poder sellar la carne y mantener los jugos de la carne adentro. Es recomendable tener dos temperaturas dentro de la misma parrilla, un lado que sea de una temperatura alta y tener otro lado con una temperatura media.

Tiempo de cocción:

Esto varía depende del corte y del grosor de la carne. En este artículo te enseño los tiempos, temperaturas y una guía fácil usando tu mano para saber si la carne esta al termino que tu quieres, perfecto para los que no tienen termómetro para carnes.

No dejar sola la parrilla:

No dejes la parrilla desatendida mientras estas cocinando la carne, ya que no te tardas mucho tiempo en hacerla. Si quieres una cerveza o ver los resultados del partido de la tele mejor has eso primero y después cocina la carne ya que no hay nada peor que comer carme dura, chiclosa o quemada.

Deja reposar la carne una vez cocida:

Esto es básico si quieres que tu carne quede jugosa. Al dejar reposar la carne una vez que se termino de cocer, das tiempo de que todos los jugos de la carne se puedan volver a distribuir y quede jugosa y suave.

Si cortar al momento en que la retiras todo el jugo se va a salir de la carne. Lo mínimo que debes dejar reposar la carne son 4 - 5 minutos.