Cómo bailar en una fiesta libre de complejos

10 consejos para disfrutar del baile en las fiestas

¿Te gustaría bailar en una fiesta sin sentir vergüenza ni tímidez? He aquí 10 consejos sencillos para que puedas disfrutar del ritmo en las fiestas bailando libre de preocupaciones y complejos.

01
de 10

Enfócate en la diversión.

¿Te gustaría bailar en una fiesta sin sentir vergüenza ni tímidez? He aquí 10 consejos sencillos para que puedas disfrutar del ritmo en las fiestas bailando libre de preocupaciones y complejos.
Getty Images

El propósito de una fiesta es divertirse de una manera relajada. En las fiestas el baile es un vehículo para que cada persona disfrute del momento. No es una clase de baile ni una competición de baile. Lo más importante es bailar de una manera natural gozando al máximo.

 

No te preocupes por el que dirán ni pienses demasiado en cómo hacer un paso o movimiento. No sabotees la oportunidad de pasarla bien. Simplemente enfócate en el deleite del baile y baila de la manera que sea más cómoda y placentera para ti.

02
de 10

Siente el ritmo de la música.

El baile en las fiestas
Getty Images

La experiencia placentera del baile en una celebración empieza con la música. Antes de dar tu primer paso para bailar en una fiesta, escucha la música y siente su ritmo en tu cuerpo. Muévete siguiendo el ritmo, y si en algún momento sientes extravío vuelve a poner tu atención en escuchar y sentir el ritmo.

03
de 10

No pienses demasiado en cómo hacer pasos ni movimientos.

Bailar en una fiesta debe ser divertido.
Foto © Garry Knght

No te detengas a pensar en cómo debes bailar una canción. Responde al ritmo de una manera natural usando pasos y movimientos que ya sabes bien o moviéndote a tu propia manera. Si piensas demasiado en cómo debes bailar, te estresarás y perderás la oportunidad de pasarla bien.

04
de 10

Usa pasos de baile que se adapten a todos los ritmos.

El baile en una fiesta da la portunidad de compartir con otras personas. Foto © Dan Clemens
Foto © Dan Clemens

Existen pasos de baile que se pueden adaptar a cualquier ritmo. Aprende algunos de estos pasos bien para que los tengas disponibles a la hora de bailar en una fiesta. Algunos de estos pasos podrían ser los siguientes:

 

  • El paso básico del chachachá en sitio\

 

05
de 10

Conéctate a la gente.

Otros de los principales propósitos de una fiesta es compartir con la gente. El baile te da la oportunidad de compartir con tus seres queridos y de conocer gente nueva. Aprovecha esa oportunidad al máximo. Participa de los bailes en grupo. Si bailas con otras personas en pareja, haz contacto con los ojos y conversa con ellos.

06
de 10

Atrévete a bailar con otras personas.

Si estás bailando a solas en la pista de baile, acércate a otras personas afines y baila con ellos. Si te sacan a bailar, acepta (a menos que sea una persona indeseable que prefieres mantener lejos de ti).

07
de 10

No te compares con nadie.

Lo peor que puedes hacer en una fiesta para arruinar tu propia diversión es compararte con otras personas. Una fiesta no es una competición de baile. Enfócate en disfrutar del baile. Si ves a una persona que baila bien, disfruta de su talento y celébrala con alegría.

08
de 10

No le digas a nadie cómo debe bailar contigo.

El baile en pareja requiere de comunicación, pero esta comunicación sucede principalmente mediante el lengueje corporal. Si una persona está bailando contigo en una posición muy cercana, por ejemplo, puedes dejarle saber que prefieres una posición menos cercana cambiando la posición de tu cuerpo.

En una fiesta es mejor comunicar tus preferencias en el baile mediante el lenguaje corporal. A menos que te encuentres en una situación muy irrespetuosa, evita decirle a otra persona cómo debe bailar contigo.

09
de 10

Muestra respeto en todo momento.

Mantén los modales. No uses el baile para hacer conquistas amorosas no bienvenidas. Si una persona desconocida baila contigo, dale las gracias y sé amable.

10
de 10

Date permiso para expresar tu personalidad auténtica.

Una fiesta es un espacio ideal para expresar tu manera única de bailar. Atrévete a hacer los pasos y movimientos que te salen de una manera natural, aunque no sigan las reglas de un baile en específco. Lo más importante es que los hagas con autenticidad y alegría.