¿Cómo bailar bien con fluidez y gracia?

Descubre estrategias para desarrollar un sentido de armonía en el baile.

Bailar bien requiere disciplina y autoconfianza.

Bailar bien con fluidez y gracia es el sueño de todas las personas que bailan, ya sea a nivel profesional como a nivel personal. Obviamente, los años de experiencia, las largas horas de práctica y entrenamiento .y el talento juegan un papel esencial para que este deseo de armonía en el baile se haga realidad.

Sin embargo, también existen estrategias y técnicas que pueden ayudar a cualquier persona aficionada al baile a bailar bien y a tener más fluidez y gracia, como las siguientes.

Líberate de tus tensiones físicas habituales.

El primer paso para bailar bien con fluidez y gracia es liberar tu cuerpo de tensiones habituales. Las tensiones que normalmente se escoden en el cuerpo obstruyen la fluidez de los movimiento en el baile. También limitan tus posibilidades de movimiento.

Procura enriquecer tu entrenamiento de baile con clases de técnicas de baile y métodos que se enfoquen en liberar tu cuerpo de tensiones innecesarias. Las técnicas de danza moderna como la Técnica Duncan, la Técnica Hawkins y la Técnica Release son excelentes para esto.

También puedes sanar tus hábitos de tensión estudiando tecnicas de movimiento somático como la Técnica Alexander o los Fundamentos de Bartenieff.

Reduce el estrés en tu vida.

La relajación del cuerpo y la mente es esencial para bailar bien. Cuando tienes demasiado estrés tu mente pierde concentraciíon. Se te hace más difícil recordar movimientos y pasos, mantener la coordinacióin y el balance, y expresar tu creatividad.

El estrés también afecta la capacidad física de tu cuerpo para bailar y aprender destrezas de baile. Causa tensiones musculares que limitan tu mobilidad, flexibiluidad y expresividad. Estas tensiones físicas a largo plazo pueden ocasionar problemas de postura y lesiones.

No permitas que los estragos del estrés arruinen tu baile.

Practica a diario ejercicijos que relajen tu cuerpoi y tu mente, ya sea como parte de tu rutina de ejercicios de calentamiento o como una rutina de relajación que puedes hacer al comenzar o terminar tu día.

Los siguientes ejercicios son ideales para la relajación:

  • Ejercicio de relajación para liberar tensiones física
     
  • Ejercicio de respiración celular
     
  • Ejercicio para la espalda baja

Despierta el conocimiento acerca de tu cuerpo.

Aprende a conocer tu cuerpo a un nivel profundo. Estudia técnicas de mpvimiento que te ayuden a experimentar los movimientos orgánicos de tu cuerpo.

Toma cleses que te ayuden a entender y sentir los mecanismos orgánicos de tu cuerpo. Las clases de anatomía y kinesiología para bailarines son excelentes.

Prepara tu cuerpo y tu mente antes de bailar con relajación y ejercicios de calentamiento.

Tu mente y tu cuerpo necesitan preparación antes de empezar a bailar para que puedan funcionar en armonía. Si estás con estrés físico o mental, se te hará imposible biaalr bien y muhco menos tener fluidez y gracia.

Los ejercicios de calentamiento son esenciales para que tu cuerpo pueda bailar con una fluidez natural. Tus músculos y articulaciones necesitan preparación para empezar a moverse con su máxima capacidad expresiva.

Procura dedicar al menos 20 minutos para tus ejercicios de calentamiento.

Antes de empezar a bailar, también debes hacer ejercicios de respiración y meditaciones sencillas que te ayuden a traer tu atención al momento presente.

Mántente en el momento presente.

Al bailar, mántente en el momento presente cada vez que haces un movimiento. Siente ese movimiento en el aquí y ahora, en tus huesos, en tu músculos, en tu respiración. No pienses en el próximo movimiento ni en el movimiento pasado.

Elimina los pensamientos negativos y las críticas.

Líberate de los complejos y autocríticas que te hacen perder concentración. No te maltrates teniendo pensamientos negativos acerca de tu cuerpo y apariencia física. La mente tiene mucho poder sobre lo que puedes o no puedes hacer al bailar.

Si te criticas constantemente, esos pensamientos se van a reflejar con tensiones y gestos desarmoniosos que interrumpen tu fluidez y te roban que te roban la gracia.

Disciplina tu mente para que no intefiera en tu baile con pensamientos negativos.

Disfruta cada momento del baile al máximo.

Aprender un baile requiere de mucho esfuerzo y disciplina. No te dejes agobiar por las dificultades y retos. Ni te enfoques excesivamente en el resultado deseado. Pon tu atención en las sensaciones placenteras que el baile despierta en ti. Saborea cada minuto, cada movimiento y cada paso.