Como ayudar a tu hijo adolescente a superar la timidez

La adolescencia es la etapa de la vida en la que se sufre más por ese rasgo

La timidez es una de las mayores preocupaciones para los adolescentes. Y es que es en esa edad cuando este problema emocional afecta más. ¿Quién no recuerda los malos ratos cuando el rubor cubría su rostro? ¿O el miedo a hablar en público en cuanto se dejaba atrás la niñez?

Pero la timidez puede superarse. Unos sencillos consejos pueden ayudar a que la vida de los adolescentes tímidos sea más fácil y su futuro esté libre de esa sensación continua de miedo al ridículo.
Qué es la timidez
La timidez solo es un rasgo más de la personalidad que poseen casi la mitad de los seres humanos. Solo es una sensación de inseguridad que a veces nos invade cuando nos relacionamos con otras personas. Por qué los adolescentes son más tímidos
Las causas de que los adolescentes sean más tímidos que los niños y los adultos son varias.
  • No tienen aún la personalidad formada. Los adolescentes han dejado atrás la época de deshinibición de la niñez pero aún no manjean adecuadamente su rol social. Eso hace que se sientan inseguros ante determinadas situaciones y es en esas situaciones cuando aparece su timidez.
  • Viven en un cuerpo cambiante. La pubertad provoca en ellos cambios físicos que afectan a su forma de enfrentarse al mundo y a los demás porque, en muchos casos, les provoca inseguridad.
  • Sufren vaivenes emocionales. También la pubertad y las alteraciones hormonales de sus organismos les provocan continuos cambios emocionales y hacen que algunos sentimientos, como el de la verguenza, sean mucho más acusados.
    Qué hace que alguien sea más tímido
    Hay algunas características del entorno de los adolescentes que pueden hacer que su timidez sea mayor:
    • Sobreprotección de los padres. Cuando la familia es en exceso protectora del adolescente hace que este tenga menos habilidades para relacionarse por sí mismo y eso puede hacer que aumente su timidez ya que siente que carece de recursos sociales.
    • Autoritarismo. Un exceso de autoritarismo de los padres puede provocar baja autoestima en el adolescente y también aumentar su timidez.
    • Acoso. El acoso escolar o bullying también puede hacer que los adolescentes caigan en periodos de timidez extrema.
    Problemas que provoca la timidez
    Es importante saber que la timidez es un rasgo de la personalidad de muchos seres humanos y que no pasa nada por ser tímido. Pero también es cierto que vivir siendo tímido provoca una serie de sensaciones que no son felices. Las principales son las ansiedad y la angustia. Qué situaciones provocan los mayores ataques de timidez en los adolescentes
    Las dos situaciones que provocan esos accesos de timidez mayores son:
    • Hablar en público. Un número altísimo de adolescentes se sienten intimidados cuando deben hablar en público.
    • Relacionarse con el sexo opuesto. Esa es la otra situación que provoca timidez en los adolescentes a causa de que están viviendo su despertar sexual pero aún no han aprendido totalmente las habilidades sociales.
    Cómo puedes ayudar a tu hijo tímido
    Los padres de adolescentes tímidos pueden hacer mucho para que sus hijos aprendan a superar su timidez:
    • Darles una buena educación. Una buena educación es adquirir la capacidad para saber comportarse en cualquier momento. Si los padres se han encargado de que sus hijos reciban esa eduación, conseguirán que estos tengan mayor habilidad social y por tanto se sientan mucho más seguros cuando se relacionan con otras personas, sean quienes sean estas.
    • Enseñarles a ponerse en el lugar del otro. Es muy útil para un adolescente tímido que sea capaz de pensar que la persona con la que se está relacionando y que le provoca timidez quizá sienta lo mismo. Eso ayuda mucho a estar más relajado.
    • Ayudarles a enfrentarse a las situaciones que les provocan timidez. Es importante que los adolescentes no eviten esas situaciones porque si lo hacen nunca conseguirán vencer la timidez. Los padres pueden ofrecerse a acompañarlos o a hablar de esa situación y evaluar todo lo que puede pasar en ella. De esa manera, el adolescente se sentirá más preparado para enfrentarse a ella.
    • No quitarle importancia. Para los adolescentes esos ataques de timidez son muy importantes y pueden llegar a ser muy frustrantes. Por eso los padres no deben reirse de ellos o considerarlos una tontería. Pero también es importante que el adolescente no lo convierta en algo imposible de superar.
    • Ayudarlos a conocerse a sí mismos. Al analizar con ellos sus momentos de timidez, los padres deben aprovechar para que sus hijos descubran sus puntos fuertes. Es posible que se ruboricen cuando hablan con alguien del sexo opuesto pero seguro que tienen muchos rasgos que a alguien del sexo opuesto le gustarán. Ayudarlos a ver eso conseguirá que se sientan más seguros.
    Cuándo preocuparse
    La timidez es un rasgo normal de la personalidad de muchos adolescentes pero cuando esa timidez es patológica o se convierte en fobia social es necesaria la intervención de un médico. La diferencia entre la timidez normal y la patológica es que esta última impide a los chicos desarrollar una vida normal porque no les permite la relación con otras personas. En esos casos, los padres deben consultar con un médico para saber cuál es el tratamiento que tiene que recibir su hijo. Foto © Sukanto Debmath