Cómo armar un negocio en internet

Vender en Internet
Comprar en línea. Getty Images

Los pasos para iniciar empresas en internet son los mismos que para iniciar cualquier empresa. Sin embargo, hacer negocios en internet implica consideraciones adicionales de carácter legal y financiero, en particular en las áreas referidas a la privacidad, seguridad, derechos de autor e impuestos.

Las normas y regulaciones para llevar a cabo el comercio electrónico se aplican principalmente a los minoristas y otras empresas en internet que realizan transacciones con el consumidor al recopilar datos del cliente.

Sin embargo, aunque no venda nada en internet, las leyes que cubren los derechos digitales y la publicidad en internet todavía pueden aplicarse a su caso.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) es la principal agencia federal que regula las actividades del comercio electrónico, incluyendo el uso de correos electrónicos comerciales, la publicidad en internet y la privacidad del consumidor. Marketing y Publicidad en Intenet de la FTC proporciona un resumen de las normas y regulaciones sobre el comercio electrónico.

Los siguientes temas proporcionan información adicional sobre cómo cumplir con las leyes y regulaciones relacionadas con el comercio electrónico.

Protección de la privacidad de los clientes

Conoce las medidas necesarias que debes tomar para proteger a tus clientes contra el robo de identidad y otros usos ilegítimos de la información personal. Cualquier empresa que recopile información personal o financiera ya sea mediante ventas en internet, informes o solicitudes de crédito, debe entender estas normas y regulaciones.

Cobrar el impuesto a las ventas en Internet

Si tienes una empresa con un espacio físico, cobrar el impuesto a las ventas es bastante directo: le cobras a tus clientes el impuesto a las ventas que requiere la jurisdicción donde está ubicada tu empresa. Por ejemplo, si tienes una tienda minorista en Brooklyn, Nueva York, cobras los impuestos a las ventas tanto estatal como local de los clientes que compran mercaderías en tu tienda.

Pero supongamos que comienzas a vender tus productos en internet. ¿Significa que les cobra los mismos impuestos a las ventas que si los clientes entraran a la tienda? Depende.

Si tu empresa tiene presencia física en un estado, como una tienda, oficina o depósito, debes cobrar a tus clientes el impuesto a las ventas estatal y local que sea aplicable. Si no tienes presencia en un estado en particular, no es necesario que cobres los impuestos a las ventas. En términos legales, esta presencia física se conoce como “nexo”. Cada estado define el nexo de manera diferente, pero todos concuerdan en que si tienes una tienda u oficina de alguna clase, existe un nexo. Si no estás seguro si tu empresa califica como presencia física, comunícate con la agencia de recaudación de impuestos del estado. Si no tienes presencia física en un estado, no es necesario que cobres a los clientes impuestos a las ventas en ese estado.

Esta regla se basa en un fallo de la Corte Suprema de 1992 (Quill v. North Dakota, 504 U.S. 298, (1992) en la cual los jueces fallaron que los estados no pueden exigir a las empresas de ventas por catálogo, y por extensión a los minoristas en internet, que cobren impuestos a las ventas a menos que tengan presencia física en el estado.

La Corte fundamentó su decisión en que forzar a los vendedores a cumplir con más de 7.500 jurisdicciones impositivas era demasiado complejo para que lo manejen los vendedores e impondría una tensión sobre el comercio interestatal.

Ten en cuenta que no todos los estados ni localidadestienen impuesto a las ventas. Alaska, Delaware, Hawaii, Montana, New Hampshire y Oregon no tienen impuesto a las ventas. Además la mayoría de los estados tienen exenciones impositivas sobre determinados artículos, como alimentos o ropa. Si estás cobrando el impuesto a las ventas, debes familiarizarse con las tasas aplicables.

Puede ser un desafío determinar cuál impuesto a las ventas cobrar. Muchos minoristas en internet utilizan servicios de carrito de compras para manejar las transacciones de venta. Varios de estos servicios están programados para calcular las tasas del impuesto a las ventas.

Derechos digitales/de autor

Los datos personales no son lo único que está protegido en Internet. Los trabajos digitales, incluyendo texto, películas, música y arte están protegidos por derechos de autor y por la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital (DMCA). La DMCA ofrece una serie de protecciones para la información publicada en Internet, además de otras formas de información electrónica. Entre muchas más disposiciones, la ley DMCA:

  • Limita a los proveedores de servicios de Internet de la responsabilidad por infracción de derechos de autor por simplemente transmitir información por Internet. Sin embargo, se espera que los proveedores de servicio, en caso de una notificación, retiren el material de sus sitios web que aparentemente constituye una infracción a los derechos de autor.
  • Limita la responsabilidad de las instituciones educativas sin fines de lucro por infracción de los derechos de autor por parte de miembros del personal docente o estudiantes graduados.
  • Convierte en un delito la elusión de las medidas antipiratería incorporadas en la mayoría del software comercial. Sin embargo, está permitida la ingeniería reversa de dispositivos de protección de derechos de autor para realizar investigación de encriptado, evaluar la interoperabilidad del producto y probar los sistemas de seguridad de la computadora.
  • Proporciona excepciones a las disposiciones sobre elusiones para bibliotecas, archivos e instituciones educativas sin fines de lucro únicamente con el propósito de determinar de buena fe si desean obtener acceso autorizado al trabajo.
  • Prohíbe la manufactura, venta o distribución de dispositivos que se utilizan para copiar software de manera ilegal.
  • Exige que los “webcasters” (organismos de difusión por Internet) paguen derechos de licencia para registrar empresas.