Cómo aplicar Pan de oro: materiales, pasos y trucos

Puedes dorar muebles de madera y objetos decorativos de otros materiales

Aplicar Pan de Oro sobre madera u otros materiales es uno de los métodos utilizados desde la antigüedad para dar valor y belleza a un objeto.

De madera o yeso, incluso, otros materiales, como lienzos, cristal o metales, encuentras ejemplos en los retablos de iglesias y catedrales, imágenes religiosas, iconos o marcos de cuadros y espejos.

La técnica de dorado consiste en aplicar láminas de oro que se pegan sobre la superficie de la pieza. 

01
de 04

Dorar con Pan de oro, al alcance de todos

Espejo-e-imagen-pan-de-oro
Espejo e imagen en pan de oro. Foto © GMP

El método original, llamado "Stoffato o estofado", era delicado y laborioso y se usaba en policromías, espceialmente en imágenes y retablos, ya que era un tratamiento caro.

En estos momentos hay productos que se pueden comprar en tiendas de manualidades, con muy buen precio, y mucho más sencillos de utilizar que el método tradicional, como láminas de oro falso o pinturas doradas.

Además de Pan de oro, la terminación puede ser plateada, y se la llama de Pan de Plata o platear.

El Pan de oro se vende en librillos o cuadernillos, en cuyo interior, entre unas hojas de papel de seda que las protegen, vienen las láminas de oro.

Suelen ser de entre 20 y 25 láminas, de un tamaño de unos 15 centímetros, pero este puede variar en cada país.

02
de 04

Material necesario para aplicar Pan de Oro:

lamina-de-pan-de-oro
Lámina de Pan de oro. Foto © Eckhard Pecher en Wikipedia

• Lija o lana de acero de grosor medio y fino

• Pintura acrílica de color rojo inglés, carruaje o un tono similar

• Un bote de Mixtión

• Librillo de Pan de oro

• Un bote de Goma laca

• Cera incolora y Betún de judea para la pátina

• Brochas o pinceles de distintos tamaños, dependiendo de las dimensiones de la pieza

• Aguarrás o trementina, alcohol y agua para limpieza de los materiales

03
de 04

Proceso para dorar un objeto de madera o escayola

Cera-incolora-para-proteger-el-trabajo
Aplica una capa de cera para proteger y lograr efecto envejecido. Foto © GMP

El proceso, a excepción del color base en la madera y las láminas, es el mismo que para aplicar pan de plata. Aquí tienes todo el tutorial con fotos.

  • Lija la pieza con la que vayas a trabajar. Si es de madera y ha estado pintada o barnizada no es necesario que retires la terminación, simplemente líjala para que la pintura nueva “agarre” mejor.
  • Pinta con la pintura de rojo inglés o carruaje. Cubre bien la pieza con la pintura y deja secar. Lija suavemente por si han quedado imperfecciones.
  • Con una brocha, da una capa generosa de Mixtión. Este es el producto que pegará el Pan de oro a la pieza.      Cuando esté mordiente, esto es prácticamente seco pero que aún resulte pegajoso al tacto, es el momento de empezar a colocar las láminas
  • Pégalas con cuidado, pero no hace falta que cubras al cien por cien la superficie. Además de que es difícil, esas imperfecciones aportan una impresión de antigüedad a la vez que se deja ver la pintura roja de debajo.
  • Limpia con un pincel: Cuando hayas cubierto toda la superficie, repasa con un pincel seco, suavemente, para quitar las partes superpuestas (que no se pegan) y los restos de Pan de oro.
  • Goma laca: Da una mano abundante de goma laca para fijar bien el Pan de oro y evitar que se desprenda. Deja secar completamente.
  • Pátina: Para dar una terminación suave y de aspecto envejecido con una pátina, cubre con cera incolora ligeramente teñida con Betún de Judea. Si quieres un resultado más actual, simplemente da la cera sin color, para no restar brillo.
  • Pule: Cuando seque la cera, frota suavemente con un paño para darle brillo. La cera, además, protege el acabado.
04
de 04

Trucos para el fácil manejo de las láminas de Pan de oro:

brunido-de-marco-dorado
Bruñido de marco dorado con láminas de pan de oro. Foto © Wikimedia Commons

- Para manipular bien las láminas córtalas en cuadrados más pequeños y más fáciles de manejar antes de sacarlas del papel que las protege.

- Las láminas son finísimas y se pegan en los dedos. Si te impregnas estos con polvos de talco facilitarás su colocación.

- Evita las corrientes de aire o verás como, simplemente, vuelan.

Utilidades del dorado en muebles

El dorado ha tenido momentos más o menos populares en toda la historia del mueble, pero es raro no encontrar alguna pieza con esta terminación en casi todos los hogares.

Aún en los modernos, un espejo, por ejemplo, pone un contraste algo bohemio y realza un rincón que se quiera destacar.

Puedes aplicarlo, también, en partes pequeñas de algún mueble, para realzarlas.