Cómo amueblar terrazas pequeñas: cinco ideas

Cómo decorar y qué muebles colocar en una terraza de pocos metros con estilo

Aquí tienes cinco ideas para amueblar una terraza pequeña y conseguir un espacio acogedor y práctico.

Tener un pequeño "territorio" al aire libre, especialmente en la ciudad, es un lujo que no todos pueden permitirse.

Además, es un reto decorativo que puede salir bien o mal dependiendo, principalmente, de que seas capaz de combinar el tamaño de los muebles con el espacio que cuentas y el modelo y material del que estén hechos junto con objetos de decoración que lo complementen.

Además tendrás que reservar hueco para tus plantas preferidas

01
de 06

Amueblar terrazas pequeñas respetando las proporciones

Amueblar terrazas pequeñas
Terraza pequeña decorada con muebles ligeros. Mesas ligeras, en colores de moda, darán estilo a tu terraza © Affari vía www.estilonordico.com

Una terraza en un piso es, según la RAE, un “sitio abierto de una casa desde el cual se puede explayar la vista”.

Pueden tener distintas dimensiones. Las pequeñas son las más comunes en los pisos y apartamentos de ciudad.

El primer paso, como siempre, será tomar medidas para calcular qué muebles cabrán en ese espacio.

Puede ayudarte hacer un plano en papel y calcular cuánto ocuparán para saber qué opción elegir. En realidad no será muy diferente a amueblar un living.

02
de 06

Evita sobrecargar con muebles tu terraza

Amueblar terrazas pequeñas
Conjunto que permite recoger las sillas debajo de la mesa. Foto © www.spaciodecor.com

Ten presente no sobrecargar el espacio y elegir, solo, los muebles imprescindibles. Así, aún cuando sean cuatro los miembros de la familia, si la terraza es pequeña, opta por dos sillas y completa con dos taburetes plegables.

Por ejemplo, elige todas las sillas plegables o sillas y sillones que puedas encajar debajo de la mesa.

Piensa que cada asiento ocupa entre 40 y 50 centímetros (más si tienen brazos) y que se necesita el espacio equivalente para moverse por detrás y alrededor de ellas.

También tendrás que adaptar la mesa a las dimensiones proporcionales y a la función que vaya a cumplir.

Si cuentas con los metros justos, tendrás que renunciar a una mesa de comedor pero sí podrás utilizar una más pequeña.

Ayúdate, en las ocasiones en que quieras usarla para almuerzos y cenas, de una mesa auxiliar o, incluso de una banqueta, que cumpla esa función.

03
de 06

Antes de amueblar, valora el uso principal de tu terraza

Amueblar terrazas pequeñas
Terraza amueblada con muebles plegables. Foto © IKEA

Si has pensado dedicar tu terraza al descanso, a la lectura, a la charla o algún otro entretenimiento de este tipo, puedes optar por un sofá y una mesa de centro.

En estos momentos hay sofás de todas las medidas y materiales. Puedes apoyarlo contra una pared.

Elige siempre, y aunque tu terraza esté techada, muebles de materiales que no se deterioren con el agua y la humedad.

Y los almohadones y textiles en telas resistentes y con tratamientos especiales para que no pierdan el color ni se estropeen con el agua.

04
de 06

¿Quieres crear una zona de desayuno o comida en el exterior?

Hoy encuentras muebles de diferentes estilos y materiales. Foto © Affari vía www.estilonordico.com
  • Elige una mesa, de aspecto ligero (forja o aluminio) con unas medidas incluso ligeramente inferiores a las que te permite el espacio.
  • Las sillas, también metálicas o de forja, que puede incluir el asiento de madera, o de lamas de madera, sin apoyabrazos.
  • Los asientos si son plegables, pueden recogerse cuando no se usen, para limpiar o en caso de lluvia.
  • Las sillas apilables, aunque ocupan poco, una vez recogidas hacen que la terraza pierda el encanto decorativo.
  • Si lo que buscas es una decoración permanente y más sitio libre, escógelas lo más pequeñas posible.
  • Decántate por los colores claros y los cromados, al igual que en el interior en el exterior ocupan menos visualmente.
  • El sobre de la mesa de cristal también aportará luz y si es redonda será más aprovechable.
05
de 06

Continuidad entre el interior y el exterior para unificar espacios

amueblar terraazas pequeñas
Terraza pequeña con muebles metálicos, más ligeros. Foto © IKEA

La idea que debes tener al decorar exteriores es que, si miras desde dentro, la terraza parezca una extensión de tu salón o living.

Por eso es buena idea repetir en almohadones y detalles decorativos los colores que tienes dentro. Puedes elegir sin miedo diseños en muebles y textiles que sean tendencia.

No descuides los detalles. En estos momentos dispones de objetos de decoración y muebles auxiliares para el exterior, hechos con materiales especiales o con tratamientos específicos.

Encuentras desde lámparas, alfombras, cuadros, luces solares, velas y faroles hasta grandes macetas iluminadas.

Otro consejo es no recargar los ambientes: menos es más, especialmente cuando son reducidos. 

¿Tienes más ideas para tu terraza?

06
de 06

¿Dónde colocar las plantas en una terraza amueblada?

Amueblar terrazas pequeñas
Unas estanterías para las macetas nos dejará espacio libre en el suelo. © www.affari.nue

Buena parte del encanto de los espacios exteriores recae en la combinación de unos muebles con encanto y plantas exuberantes y en flor.

Para ganar espacio en el suelo, coloca las que puedas en jardineras colgadas de la barandilla y busca estanterías para la pared en la que colocar otros en macetas.

De forja, de madera ligera y en colores claros además aportan luminosidad a la pared. Limítate a dos o tres baldas como máximo.