Cómo almacenar y conservar la leche materna

Cómo almacenar y conservar la leche materna
Cómo almacenar y conservar la leche materna. Getty Images

Muchas mamás se preguntan cuánto tiempo puede durar la leche materna sin perder sus nutrientes. Ya sea que vayas a volver a trabajar antes de terminar la lactancia, que tengas un viaje y prefieras alimentar a tu bebé con biberón, o que simplemente quieras tener una reserva de leche por si acaso, acá te presento una guía detallada de las diferentes maneras de almacenar y conservar el alimento principal de tu bebé.

También te presento algunos tips para que tu leche conserve todos los nutrientes, defensas y anticuerpos que tu bebé necesita.

¿cuánto dura la leche materna recién extraída?

A temperatura ambiente (19°C a 22°C)

De 8 a 10 horas

En el refrigerador (0°c a 4°C)

De 2 a 4 días

En el congelador (menos de -18°C)

De 3 a 4 meses

¿Cuánto dura la leche materna que ya ha estado congelada, si la descongelo desde la noche anterior en el refrigerador?

A temperatura ambiente (19°C a 22°C)

Unas 4 horas

En el refrigerador (0°c a 4°C)

Un día (24 horas)

En el congelador (menos de -18°C)

Nunca se debe volver a congelar una leche que ha sido congelada con anterioridad

¿Cuánto dura la leche materna que ya ha estado congelada, si la descongelo al baño maría (en agua caliente)?

A temperatura ambiente (19°C a 22°C)

Es mejor no dejarla a temperatura ambiente sino descongelarla justo antes de dársela al bebé

En el refrigerador (0°c a 4°C)

Unas 4 horas

En el congelador (menos de -18°C)

Nunca se debe volver a congelar una leche que ha sido congelada con anterioridad

Tips para la conservación de la leche

  • Lávate muy bien las manos antes de extraerte leche y/o antes de almacenarla.
  • Lava muy bien los recipientes que vayas a utilizar para almacenar la leche. Hoy en día muchos pediatras dicen que no es necesario esterilizar estos recipientes, siempre y cuando se laven muy bien con agua y jabón, y se retiren perfectamente los restos del jabón.
  • Envasa la leche materna en recipientes especializados para este propósito, existen muchas marcas diferentes en el mercado, así que busca la que más se acomode a tus necesidades. Ten en cuenta que casi todos los extractores tienen recipientes compatibles.
  • Puedes mezclar la leche extraída en una toma con la leche extraída en otra toma. Lo que se aconseja generalmente es almacenar de 50 a 100 mililitros por recipiente.
  • Etiqueta cada uno de los recipientes con la fecha del día de extracción, y gasta siempre la leche más antigua primero.
  • No descongeles la leche materna en el horno de microondas ni la dejes hervir, esto hace que se alteren las propiedades físicas de la leche.
  • Descongela la leche pasándola del congelador al refrigerador la noche anterior, al baño María, o dejando el recipiente bajo un chorro de agua caliente por algunos minutos.
  • Siempre prueba la leche antes de dársela al bebé para asegurarte de que la temperatura no está ni muy fría ni hirviendo.
  • Si tu bebé no se toma toda la leche descongelada, es mejor desechar lo que queda.
  • Si ya regresaste a trabajar, habla con tu jefe para que te permita tener un tiempo de extracción de leche. Asegúrate de llevar ropa cómoda para poder sacarte la leche, llevar el extractor, los recipientes de almacenamiento, una nevera portátil (si no tienes donde guardar la leche en tu oficina), unos protectores de lactancia y una blusa de repuesto por si tienes algún accidente.
  • Lo más importante es que trates de amamantar a tu bebé por lo menos una vez al día (lo ideal son dos o tres tomas), y durante todo el fin de semana, para fortalecer el vínculo con él y para estimular la producción de la leche .