Comité Olímpico Internacional

Sobre el máximo organismo olímpico, su creación, desarrollo y responsabilidades

Miembros del Comité Olímpico Internacional en 1896
Miembros del Comité Olímpico Internacional en 1896. Public Domine

El Comité Olímpico Internacional, COI, Comité International olympique, CIO en su idioma original, es el máximo organismo del olimpismo. Su fundación se produjo en el año 1894 por el barón de Coubertin, Pierre Coubertin, quien tuvo la idea de renacer los antiguos Juegos Olímpicos tras el fracaso de Evangelos Zappas, y por el griego Demetrios Vikelas, quien se encargó de la presidencia del COI por primera vez en la larga historia del organismo deportivo.

Ya para entonces se creó estableció en Lausana, Suiza, la sede del COI, donde continua situándose a día de hoy y se acordó la organización de los Juegos Olímpicos cada cuatro años además de otras normas que todavía hoy basan el olimpismo, como por ejemplo parte del protocolo típicamente utilizado en la celebración de unas olimpiadas tales como ceremonias de apertura y clausura entre otras. El COI comenzó integrado por representantes de doce países procedentes de distintas partes del mundo y, a día de hoy, cuenta con 105 miembros en activo y 32 miembros honorarios. Actualmente el organismo es presidido por el alemán Thomas Bach.

Funciones principales y misión principal

La tarea básica del Comité Olímpico Internacional es la de realizar las tareas pertinentes para la realización de los Juegos Olímpicos y regular todo lo relacionado con el movimiento olímpico. De esta manera, el COI es el encargado de hacer cumplir el protocolo olímpico preestablecido.

Por lo que se encargará de la organización de la elección de sede, es decir aceptar las solicitudes de las ciudades que se presenten como sede de una determinada edición de los JJ.OO y las diferentes fases de selección hasta llegar a la definitiva. También de la organización de cada una de las ediciones de los Juegos Olímpicos junto al organismo encargado en cada país.

En general, el cometido del COI es la de proteger, promocionar y apoyar la buena práctica deportiva, alejándola de la violencia y la trampa competitiva, entendiendo que la práctica deportiva debe ser con respeto tanto para el contrario como para las reglas establecidas en cada caso. Y que por tanto se prima el fair play y el deporte sano, castigando cualquier conducta indisciplinar. De esta manera, el COI lucha contra el dopaje en el deporte y procura proteger sus competiciones, en este caso los Juegos Olímpicos, contra cualquier tipo de conductas antideportivas, dotando a los JJ.OO de una seriedad y prestigio que le hacen grande en el mundo del deporte.

Así pues, se puede decir que el COI existe a fin de apoyar la buena práctica deportiva, organizando y regulando los Juegos Olímpicos en todas sus fases y necesidades y promocionando a los diferentes organismos y disciplinas deportivas a fin de facilitar el acceso y el conocimiento de las diferentes disciplinas del deporte admitidas como olímpicas. Para el COI la educación deportiva es importante. Y para ello cabe destacar la vertiente más positiva del deporte como es la de realizar actividades saludables que, además, deben dar pie a unas buenas y saludables relaciones humanas.

Otras peculiaridades

Entre los primeros doce países representados en el COI solo encontramos a uno hispanohablante, Argentina. Los once restantes fueron Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Bélgica, Italia, Austria, Grecia, Hungría, Suecia, Nueva Zelanda y Rusia.

El Comité Olímpico Internacional se basa en un sistema democrático por el cual todos sus miembros deben participar de las diferentes decisiones que el órgano deportivo decide tomar. De esta manera, el COI celebra reuniones en forma de sesión anualmente y en forma de congreso cada cierta cantidad de tiempo, según la necesidades en cada momento.

Las sesiones del COI se utilizan para tomar decisiones, mediante votación, sobre una reorganización de los miembros de la organización y/o su estructura ejecutiva. También es en las sesiones donde se toman las decisiones pertinentes a fin de adaptar el movimiento olímpico a los nuevos tiempos, reorganizar el calendario olímpico o decidir sobre las cuestiones referentes directamente a las sedes de las diferentes ediciones de los Juegos Olímpicos.

Es decir, se decide si una sede cuenta con las condiciones suficientes para optar a la organización de unos Juegos Olímpicos, además de realizarse el resto del proceso para la susodicha elección de sede. En casos extraordinarios, como por ejemplo la renuncia de un presidente o miembro destacado del COI cuyo puesto requiera de sustituto, se puede organizar una segunda sesión en un mismo año, la llamada sesión extraordinaria.

Por su parte, los congresos se utilizan para debatir sobre el presente, pasado y futuro del movimiento olímpico y se analizan las mejoras y los defectos o aspectos a mejorar del proceso olímpico. En toda la historia de los JJ.OO modernos únicamente se han celebrado 13 congresos. No obstante, cabe destacar que los 9 primeros se celebraron en los primeros 30 años de historia del olimpismo moderno.

Por último destacar que el COI ha contado con únicamente 9 presidentes del COI en toda su historia.