Comienza un negocio en vez de buscar un empleo

Hoy en día, con una buena idea, los conocimientos básicos sobre negocios y un poco de dinero, te puedes inventar tu propio trabajo. Muchos de esos trabajos comienzan online, con la creación de una página web, un servicio o producto, una estrategia para captar audiencia y muchas ganas de hacer las cosas bien.

 

Aunque algunos de mis lectores se ven frenados por su falta de conocimientos técnicos para crear algo online, la verdad es que esas tareas se pueden contratar por muy poco dinero si se sabe dónde encontrar a gente cualificada.

En la siguiente sección te presento una de las páginas web donde podrás encontrar personal cualificado, muchos de ellos residentes en países en vías de desarrollo, para los que unos cientos de dolares puede significar el salario de varios meses. Aparte te indico algunos consejos que te servirán para comenzar a trabajar en tu primer proyecto.

 

Freelancer.com

Lo primero que te recomendaría cuando visites esta web es darte una vuelta para que observes los diferentes tipos de proyectos que se completan a diario.  Te darás cuenta de que los proyectos que se completan van desde el típico diseño de una web y logos, hasta servicios de traducción, fabricación de productos, análisis de datos, ingenería, creación y traducción de contenidos.

 

Luego, con tu idea de negocios puedes decidir los aspectos que puedes asignar a estos trabajadores para que tu empresa despegue. Una vez que concretes las tareas, puedes colgar tu anuncio para que los usuarios realicen sus ofertas.

Te sorprenderá, si vives en un país como Estados Unidos, lo barato que te pueden salir todos estos servicios. He conocido a personas que con $500 han logrado obtener una presencia online, con diseño web y de logos, lo que aquí costaría miles de dólares.

 

No contrates a la primera persona que te ofrezca sus servicios.

Si lo que necesitas es una web de 20 páginas para comenzar, haz una prueba con una página para que te lleguen ofertas de varios candidatos. Entonces podrás evaluar el trabajo de esas personas, para luego pasar a asignar el proyecto por completo. Como en todo en la vida, existen candidatos no cualificados que, si les asignas todas las tareas, te harán perder tu tiempo y dinero. Así que empieza de una manera pequeña para luego continuar con las tareas más grandes.

 

Lo más importante a la hora de asignar estas tareas es poder comunicar de manera clara lo que buscas sin escatimar en detalles. Describe de manera clara el producto final que visualizas, incluyendo ejemplos de otras páginas web que te gustan, detallando los colores y elementos gráficos, funcionalidades, que te gustaría tener. En vez de simplemente anunciar “Necesito una web”, algo de lo que pecan muchos principiantes, detalla exactamente todo, hasta el más mínimo detalle, para así ahorrarte muchos quebraderos de cabeza.

 

Prepara un presupuesto. Aunque comenzar a publicar a tareas es normalmente gratis y conseguir que alguien te haga el trabajo puede resultar muy barato, lo cierto es que la cantidad de dinero que gastes suele relacionarse con la calidad de trabajo que vas a obtener, así que estudia bien lo que te puedas gastar para no acabar con un proyecto mediocre.

 

 

También te puede interesar:

Aprende a resolver problemas

5 preguntas que debes hacerte después de la entrevista

Foto @ Westend61