Combinar colores por armonía y contraste

9 combinaciones de colores que funcionan

Combinar colores consiste en equilibrar la interacción de colores diferentes en tono, saturación o valor en un diseño. Este equilibrio en la interacción de los colores del conjunto se puede lograr con una paleta de colores armónica o de choque.

Combinar colores por su armonía

En los esquemas de colores armónicos dominan en la composición gamas de colores que tienen características comunes. El resultado son combinaciones, como indica su nombre, armoniosas, agradables y cadenciosas por naturaleza; pero también pueden producir un efecto monótono, estático y predecible.

Combinar colores por su contraste

El contraste modifica el modo en que se perciben los colores en interacción, produce un efecto vibrante y diferenciador. Por eso en los esquemas de colores en los que domina el contraste hay que equilibrar dentro del diseño las tensiones que se producen de la interacción de estos colores de características opuestas.

Las combinaciones con contraste son más dinámicas, llamativas e interesantes, pero también más complicadas de armonizar.

01
de 09

Esquema monocromático

combinar colores monocromaticos
Esquema monocromatico.

En un esquema de colores monocromáticos se combinan básicamente matices y valores claros y oscuros de un solo color que domina la composición. Es un diseño minimalista, sobrio, y muy sencillo de armonizar al ser tan uniforme.

Ejemplo de esquema monocromático: rojo + rosa + granate…

02
de 09

Esquema de colores análogos (o gamas múltiples)

combinar colores analogos
Esquema de colores análogos.

En un esquema de colores análogos, también conocido como gamas múltiples, se combinan varios tonos vecinos y consecutivos del círculo cromático. Es un diseño de variaciones graduales, muy equilibrado y armónico, aunque predecible.

Ejemplo de esquema de colores análogos: naranja + rojo + magenta…

03
de 09

Esquema de colores análogos alternos (o díada)

En una díada de colores análogos alternos se combinan dos tonos próximos en el círculo cromático obviando el tono intermedio (análogo) entre ellos.

Ejemplo de díada de colores análogos alternos: naranja + magenta (el tono que se evita en este caso y que lo diferencia de un esquema de colores análogos es el rojo situado en medio de estos dos tonos en el círculo cromático).
04
de 09

Esquema de colores cálidos

En un esquema de colores cálidos se combinan tonos y valores de los colores cálidos del círculo cromático que abarcan amarillos, naranjas y rojos. El efecto de este diseño es el asociado a los colores de esta temperatura: calidez, efusión y confort.

Ejemplo de esquema de colores cálidos: amarillo + naranja + magenta...
05
de 09

Esquema de colores fríos

En un esquema de colores cálidos se combinan tonos y valores de los colores cálidos del círculo cromático que abarcan azules, verdes y violetas. El efecto de este diseño es el asociado a los colores de esta temperatura: frescura y lejanía.

Ejemplo de esquema de colores fríos: verde + azul + violeta…

06
de 09

Esquema de colores complementarios

En un esquema de colores complementarios se combinan dos colores opuestos en el círculo cromático. La interacción entre colores complementarios hace que estos sean percibidos como más intensos y vibrantes.

Cuando ambos colores están saturados al máximo, el efecto de contraste es más fuerte y si se emplea sin mesura puede pasarse de llamativo y resultar desagradable a la vista.

Ejemplo de esquema de colores complementarios: magenta + verde.

07
de 09

Esquema de complementarios divididos (o cercanos)

En un esquema de colores complementarios divididos se combina un tono junto a los dos colores adyacentes de su complementario. Es como una díada de colores análogos alternos a la que se añade el color complementario de su mezcla.

Ejemplo de esquema de complementarios divididos: magenta + azul turquesa + amarillo verdoso.

08
de 09

Esquema de triada de colores equidistantes

En una triada de colores equidistantes se combinan tres colores situados a la misma distancia entre sí dentro del círculo cromático dando lugar a un triángulo equilátero imaginario. Se trata de un diseño en el que ninguno de los tres colores se asemeja entre sí en tono.

La armonía de este esquema multicolor reside en mantener las distancias equidistantes entre tonos. Manteniendo esta norma se puede aumentar el número de colores empleados y dar lugar a combinaciones de cuatro (tétrada) o cinco colores equidistantes que formen un cuadrado o pentágono imaginario respectivamente.

Ejemplo de triada de colores equidistantes: amarillo + magenta + azul cian.

09
de 09

Esquema de dobles complementarios (o tétrada complementaria)

En una tétrada complementaria se combinan cuatro colores: dos díadas de colores análogos alternos junto a sus complementarios. Es decir, en un esquema de dobles complementarios se combinan dos parejas de colores complementarios dejando un espacio entre sí en el círculo cromático y dando lugar a una x achatada imaginaria.

El efecto de este diseño es multicolor, variado, vibrante, pero más complicado de armonizar que otros esquemas.

Ejemplo de tétrada complementaria: magenta + verde + naranja + azul cyan.