Combina colores correctamente con la regla 60-30-10

Descubre como usar tus colores favoritos en tu hogar

Sala amarilla y turquesa
Foto © HGTV

Al decorar tu hogar no solo debes decidir qué colores usar, pero cuántos tonos y en cuánta cantidad usarlos. Un fórmula fácil de seguir, y que te ahorrará el trabajo de probar diferentes combinaciones, es la regla 60-30-10. Esta fórmula es usada por muchos diseñadores de interiores, y si prestas atención a las imágenes en revistas de decoración, te darás cuenta que siguen esta regla.

Para seguir la regla 60-30-10 debes escoger tres colores para tu decoración, y usar el color dominante en 60 por ciento del espacio, el color secundario en 30 por ciento del espacio, y el color de acento en 10 por ciento del espacio.

Estos porcentajes crean una decoración atractiva, ya que el color primario es el primero que atrae el ojo, el color secundario le da interés, y el color de acento es como el brillo que aportan las joyas a un atuendo elegante.

Color dominante 60%

El color dominante es en general usado en las paredes, ya que ocupan la mayoría del espacio. Pero esta no es la única manera que puedes implementarlo. Mientras este color esté en 60 por ciento del cuarto, puedes usarlo donde quieras. Por ejemplo, en el piso, cortinas y techo, y así dejar las paredes para el color secundario.

En general el color dominante tiende a ser neutro, especialmente si planeas una decoración tradicional y tranquila. Si prefieres darle más interés a tu decoración, puedes usar colores brillantes, pero tendrás que usar neutros en las otras dos categorías, para no crear un espacio demasiado atareado.

Más consejos en: Tips para escoger el mejor color para tus paredes

Color secundario 30%

El color secundario es en general el color de los muebles. Si no tienes muchos en tu espacio, a veces este color puede también tomar forma en las cortinas, alfombras y otros textiles. Como mencionamos anteriormente, no necesitas usarlo en un espacio específico, solo asegúrate que esté presente en 30 por ciento del espacio.

Para el color secundario escoge un tono favorito que complemente el dominante. Si piensas usarlo en muebles, es posible que tengas menos opciones, y tendrás que escoger el color de los muebles que quieres usar. Recuerda que siempre puedes tapizar o pintar muebles para renovarlos.

Color de acento 10%

El color de acento debe ser usado en 10 por ciento de la decoración, por lo que lo podemos verlo más que nada en los accesorios. Escoge almohadones, piezas decorativas, cuadros, velas y más acentos que sean del color que escogiste. No todos los accesorios tienen que ser del mismo color, puedes escoger distintos tonos de tu color de acento, o usar el color dominante o secundario en los accesorios también.

No tengas miedo de escoger un color llamativo como tu color de acento. El negro es una buena opción si quieres una decoración elegante, los metálicos le agregan glamour a tu hogar, y los brillantes le agregan un estilo divertido. Este es el color que puedes reemplazar fácilmente, así que también puedes seguir tendencias y escoger los colores más populares del año. Cuando pasen de moda, cambia el color de acento por otro.

Ejemplos

Tranquilo: Beige (60%), Verde (30%), Chocolate (10%)

Náutico: Blanco (60%), Azul marino (30%), Amarillo (10%)

Femenino: Rosa pastel (60%), Blanco (30%), Violeta (10%)

Elegante: Blanco (60%), Negro (30%), Rojo (10%)

Moderno: Gris (60%), Esmeralda (30%), Amarillo (10%)

Tradicional: Blanco (60%), Beige (30%), Celeste (10%)

Divertido: Verde manzana (60%), Anaranjado (30%), Blanco (10%)