Coloca anturios por toda la casa

Cultivar y mantener anturios saludables es bien fácil

Anturios
Anturios. Getty Images

El Anthurium o anturio es un género de plantas tropicales endémicas de Sur y Centroamérica. Existen más de 800 especies dentro de este género. Estas son plantas herbáceas y perennes.

Es muy común encontrarlas decorando en muchas casas y oficinas, ya que es una planta muy fácil de mantener saludable aún en interiores. También es una planta fácil de propagar a través de los retoños que salen en la base de sus tallos.

 

Fuera de estas ventajas, lo que más motiva su cultivo son sus hermosas hojas en forma de corazón y sus coloridas flores o espatas. Estas pueden ser rosadas, amarillas, blancas, rojas o anaranjadas. 

Clima ideal

Siendo una planta tropical y proveniente de áreas boscosas de seguro podemos imaginar cuál es su tipo de clima preferido. Estás se desarrollan mejor en lugares donde el clima es algo cálido, húmedo, y en espacios donde llega buena luz solar de forma filtrada.  

La temperatura ideal para esta planta está entre los 75º a 85º grados, por lo que no soporta bien el frío, sobre todo temperaturas más bajas de los 65º.  Demasiado frío puede provocar que las hojas se le resequen y se pongan amarillentas o de color marrón, además de reducir la floración.

Luz ideal 

Sus grandes hojas en forma de corazón están diseñadas por la naturaleza para sacarle el mayor provecho a la luz solar en esos lugares sombríos del bosque.

Por eso esta planta puede vivir bien en lugares con con poca luz o luz fuerte pero difuminada. 

Si las cultivas en el jardín procura hacerlo debajo de un árbol o en algún lugar bien iluminado pero que provea mayormente sombra. Si las colocas en una maceta o tiesto dentro de la casa, búscales un lugar cerca de una ventana donde entre buena luz pero nunca los rayos directos del sol.

 

Hidratación 

Con el anturio siempre piensa en términos medios. Los terrenos levemente húmedos son ideales, pero no los muy resecos o por el contrario los muy encharcados. El anturio puede aguantar algunas épocas de sequía, pero no debes dejar que el terreno esté reseco por largos periodos de tiempo pues esto le puede causar daños.  

Terreno

Para que el anturio se mantenga bien hidratado es necesario que el sustrato pueda mantener cierta cantidad de humedad. Los terrenos arenosos no retienen nada de agua y los arcillosos la retienen por demasiado tiempo. Entonces lo ideal es un terreno que ofrezca términos medios.  

El terreno o sustrato ideal debe ser uno poroso y que mantenga buen drenaje. Para que provea las condiciones necesarias, este se puede mezclar con musgo, perlita y composta orgánica madura. Esta combinación de elementos ayuda a controlar los niveles de humedad, a fertilizar y a mantenerlo bien aireado. 

Fertilizantes

Para plantas recién sembradas, proveerles un terreno fértil basta. Si utilizaste composta orgánica en la mezcla del terreno no tienes por qué fertilizar inmediatamente. 

Una vez las plantas estén ya establecidas puedes utilizar fertilizantes líquidos bien diluidos cada 3 meses.

Como siempre, sigue la regla dorada, ya que con los anturios “menos es más”. Sigue las instrucciones que traiga fertilizante pero dilúyelo a la mitad de la potencia sugerida.

Plagas más comunes

Entre las plagas más comunes para los anturios se encuentran los ácaros, los nemátodos, los hongos y el tizón, un tipo de bacteria.  Por eso es importante que de vez en cuando les des una ojeada a las hojas, por arriba y por debajo, también a las flores y a las  raíces más visibles. 

Cuidar de tus anturios debe ser una tarea fácil. Como con casi todas las plantas tropicales, basta con que las mimes de vez en cuando para que te devuelvan el favor regalándote muchas flores. Con un poco de cuidados, el anturio hará todo lo posible por convertirse en tu planta predilecta.