Citas de Del sentimiento trágico de la vida, de Miguel de Unamuno

del-sentimiento-tragico-de-la-vida-en-los-hombres-y-pueblos-426-MPE4363523226_052013-F.jpg

En su obra Del sentimiento trágico de la vida (1913), Miguel de Unamuno aborda el tema del ansia de la inmortalidad y analiza los diferentes modos que el hombre utiliza para tratar de consolar la angustia que le produce la ultratumba, entre ellos el amor, la fe y la razón.

  • "Soy hombre, a ningún otro hombre estimo extraño".
  • "Cúmplenos decir, ante todo, que la filosofía se acuesta más a la poesía que no a la ciencia".
  • “Nuestra filosofía, esto es, nuestro modo de comprender o de no comprender el mundo, y la vida brota de nuestro sentimiento respecto a la vida misma”.
  • "El hombre, dicen, es un animal racional. No sé por qué no se haya dicho que es un animal afectivo o sentimental. Y acaso lo que de los demás animales le diferencia sea más el sentimiento que no la razón".
  • "Y lo que determina a un hombre, lo que le hace un hombre, uno y no otro, el que es y no el que no es, es un principio de continuidad".
  • "Un alma humana vale por todo el universo".
  • "Si la conciencia no es como ha dicho algún pensador inhumano, nada más que un relámpago entre dos eternidades de tinieblas, entonces no hay nada más execrable que la existencia".
  • "Porque las razones no son nada más que razones, es decir, ni siquiera verdades".
  • "¡Saber por saber! ¡La verdad por la verdad! Eso es inhumano".
  • "Quedémonos ahora en esta vehemente sospecha de que el ansia de no morir, el hambre de inmortalidad personal, el conato con que tendemos a persistir indefinidamente en nuestro ser propio y que es, según el trágico judío [Spinoza], nuestra misma esencia, eso es la base afectiva de todo conocer y el íntimo punto de partida personal de toda filosofía humana".
  • "Y he de confesar, en efecto, por dolorosa que la confesión sea, que nunca, en los días de la fe ingenua de mi mocedad, me hicieron temblar las descripciones, por truculentas que fuesen, de las torturas del infierno, y sentí siempre ser la nada mucho más aterradora que él".

     

  • "¿Egoísmo decís? Nada hay más universal que lo individual, pues lo que es de cada uno lo es de todos".
  • "Cuando las dudas nos invaden y nublan la fe en la inmortalidad del alma, cobra brío y doloroso empuje el ansia de perpetuar el nombre y la fama, de alcanzar una sombra de inmortalidad siquiera".
  • "La institución cuyo fin primordial es proteger esa fe en la inmortalidad personal del alma es el catolicismo; pero el catolicismo ha querido racionalizar esa fe haciendo de religión teología, queriendo dar por base a la creencia vital una filosofía y una filosofía del siglo XIII".
  • "Así, cada uno por su lado, judíos y griegos llegaron al verdadero descubrimiento de la muerte, que es el que hace entrar a los pueblos, como a los hombres, en la pubertad espiritual, la de sentimiento trágico de la vida, que es cuando engendra la Humanidad al Dios vivo".

     

  • "El terrible peligro está en otra parte, y es en querer creer con la razón y no con la vida".
  • "Y así como antes de nacer no fuimos ni tenemos recuerdo alguno personal de entonces, así después de morir no seremos. Esto es lo racional".
  • "Por cualquier lado que la cosa se mire, siempre resulta que la razón se pone enfrente de ese nuestro anhelo de inmortalidad personal, y nos le contradice. Y es que, en rigor, la razón es enemiga de la vida".
  • "Es una cosa terrible la inteligencia".
  • "Qué aberración y no otra cosa es el hombre mera y exclusivamente racional".
  • "Filosofía y religión son enemigas entre sí, y por ser enemigas se necesitan una a otra. Ni hay religión sin alguna base filosófica, ni filosofía sin raíces religiosas; cada una vive de su contraria. La historia de la filosofía es, en rigor, una historia de religión".
  • "Es el amor, lectores y hermanos míos, lo más trágico que en el mundo y en la vida hay; es el amor hijo del engaño y padre del desengaño; es el amor consuelo en el desconsuelo, es la única medicina contra la muerte, siendo como es de ella hermana".
  • "Porque el amor no es en el fondo ni idea ni volición; es más bien deseo, sentimiento; es algo carnal hasta en el espíritu. Gracias al amor sentimos todo lo que de carne tiene el espíritu".
  • "En su fondo el deleite amoroso sexual, el espasmo genésico, es una sensación de resurrección, de resucitar en otro, porque sólo en otros podemos resucitar para perpetuarnos".
  • "Porque amar es compadecer, y si a los cuerpos les une el goce, úneles a las almas la pena".
  • "Hemos creado a Dios para salvar al Universo de la nada . . ."
  • "El Dios que anhelamos, el Dios que ha de salvar nuestra alma de la nada, el Dios inmortalizador, tiene que ser un Dios arbitrario".
  • "Locura tal vez, y locura grande, querer penetrar en el misterio de ultratumba".
  • "Hay que creer en esa otra vida para poder vivir ésta y soportarla y darle sentido y finalidad".
  • "Es que Don Quijote se convirtió. Sí, para morir el pobre. Pero el otro, el real, el que se quedó y vive entre nosotros alentándonos con su aliento, ése no se convirtió, ése sigue animándonos a que nos pongamos en ridículo, ése no debe morir".