Citas bíblicas sobre el amor de pareja

Adán y Eva
The Image Bank / Getty Images

La Biblia guarda entre sus versículos referencias hermosas acerca del amor de pareja. A pesar de que fueron escritas en otros momentos de la historia, su valor no pierde vigencia para las parejas cristianas que viven en la fe y profesan su amor por el otro honrando a Dios y a su familia. La Biblia enseña el respeto a los demás, y en las parejas este respeto se debe elaborar y reproducirse en un diálogo continuo donde ambas partes tengan la oportunidad de presentar su punto de vista, sus sentimientos y sus perspectivas acerca de un tema.

 

Las dificultades en una relación de pareja deben ser el momento en que se unan más en su fe para superar dichos problemas y salir fortalecidos. La lectura de estos pasajes en pareja puede ser una buena excusa para pasar un momento juntos, lejos del ruido del día a día, un momento de reflexión en el que se disfrute de la compañía de otro y se abra esa puerta al diálogo acerca de cualquier tema.

Aquí te presentamos algunos de los pasajes bíblicos más memorables acerca de la pareja y recuerda que en buenos o malos momentos con tu pareja, Dios y su amor siempre están ahí para guiarte: 

  • "El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor jamás se extingue", 1 Corintios 13: 4-8.
  • "Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser", Génesis 2: 24.
  • "Así que Jacob trabajó siete años para poder casarse con Raquel, pero como estaba muy enamorado de ella le pareció poco tiempo", Génesis 29:20.
  • “Que el esposo dé a su esposa lo que le es debido; pero que la esposa haga lo mismo también a su esposo. La esposa no ejerce autoridad sobre su propio cuerpo, sino su esposo; así mismo, también, el esposo no ejerce autoridad sobre su propio cuerpo, sino su esposa. No se priven de ello el uno al otro", 1 Corintios 7:3-5. 

    De el "Cantar de los Cantares "

    El "Cantar de los Cantares" es un libro único en la Biblia porque no se ocupa de profetas, ni de la ley, ni es un libro sapiencial, ni se ocupa de Dios. Es un libro que celebra el amor de pareja: 

    • "Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo. Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante! Si dos se acuestan juntos, entrarán en calor; uno solo ¿cómo va a calentarse? Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir.¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!", 4: 9-12.
    • "Cual manzano entre los árboles del bosque  es mi amado entre los hombres. Me encanta sentarme a su sombra;  dulce a mi paladar es su fruto. Me llevó a la sala del banquete,  y sobre mí enarboló su bandera de amor. ¡Fortalézcanme con pasas,  susténtenme con manzanas,  porque desfallezco de amor!", 2: 3-5.
    • "Grábame como un sello sobre tu corazón; llévame como una marca sobre tu brazo.Fuerte es el amor, como la muerte, y tenaz la pasión, como el sepulcro. Como llama divina es el fuego ardiente del amor. Ni las muchas aguas pueden apagarlo, ni los ríos pueden extinguirlo. Si alguien ofreciera todas sus riquezas a cambio del amor, sólo conseguiría el desprecio", 8: 6-7.
    • "Cautivaste mi corazón, hermana y novia mía, con una mirada de tus ojos; con una vuelta de tu collar cautivaste mi corazón", 4:9.
    • “¡Mira! Eres hermosa, oh compañera mía. ¡Mira! Eres hermosa. Tus ojos son palomas. ¡Mira! Eres hermoso, mi amado, también agradable. Nuestro diván es también uno de follaje. Las vigas de nuestra magnífica casa son cedros; nuestros cabrios, enebros", 1:15-17.
    •  “Como un manzano entre los árboles del bosque, así es mi amado entre los hijos. He deseado apasionadamente su sombra, y allí me he sentado, y su fruto ha sido dulce a mi paladar. Me introdujo en la casa del vino, y su pendón sobre mí fue amor”, 2:3-4.
    • “Mi amado es mío y yo soy suya (...)”, 2:16.
    • “¡Mira! Eres hermosa, oh compañera mía. ¡Mira! Eres hermosa. Tus ojos son palomas, detrás de tu velo(...)”, 4:1.
    • “Eres del todo hermosa, oh compañera mía, y no hay defecto en ti”, 4:7.
    • ”Pónme como sello sobre tu corazón, como sello sobre tu brazo; porque el amor es tan fuerte como la muerte, la insistencia en la devoción exclusiva es tan inexorable como el Sol. Sus llamaradas son las llamaradas de un fuego, la llama de Jah. Las muchas aguas mismas no pueden extinguir el amor, ni pueden los ríos mismos arrollarlo(...)”, 8:6-7.