Circuitos que debes realizar al llegar a Cusco

Mixha-Zizek-en-sacsayhuaman.JPG
Foto Mixha Zizek

Viajar a Cusco para muchos es una odisea,  un dolor de cabeza, un gasto muy fuerte. Diversos viajeros locales y extranjeros tienen el sueño de llegar hasta el ombligo del mundo y escalar sus rutas. Sin embargo es más fácil de lo que parece, la idea es crear un presupuesto, marcar rutas y tener un proyecto vivencial para ponerlo en práctica al llegar. 

Si lo que buscas es solo relajarte y aprender de la cultura, aprovecha de conocer rutas nuevas y probar los mejores productos del lugar.

Además aprender más de la cultura, arte y tradición cusqueña. Realmente hay mucho que aprender y conocer.

Muchos viajeros llegan de todas las partes del mundo y buscan recorrer rutas por 2 ó 3 días y la mayoría de veces no les alcanza el tiempo para ver todo lo que han planificado, por eso es mejor elaborar rutas específicas para que puedas disfrutar lo máximo. Hay 4 rutas obligatorias que son imperdibles y casi obligatorias si llegas a Cusco: el city tour, el Valle Sagrado, Machu Picchu y el Valle Sur.  Ya estás listo para marcar tus rutas, entonces si deseas desplazarte sin problemas y concretizar tus circuitos, te recomiendo adquirir el Boleto Turístico, es muy importante.

Alrededores de la ciudad de Cusco

La mayoría inicia la ruta, con el city tour en la ciudad; si es la primera vez que vas al Cusco,  trata de tomar un doble mate de coca, antes de iniciar el viaje. Empieza tu recorrido con fuerza, por eso lo primero es adaptarse al clima y a la altura.

Primero visitar las iglesias principales y la Plaza de Armas.

Después sigue tu ruta a Sacsayhuamán, es una de las Fortalezas más impresionantes de la ciudad. Luego aprovecha de ir al centro ceremonial Qenqo y penetrar a su laberinto. Sigue tu viaje a la pequeña fortaleza Puca Pucara y terminas en los acueductos de Tambomachay.

Te recomiendo  comenzar la ruta muy temprano, sino llegarás al anochecer a los acueductos y no podrás ver absolutamente nada.

Valle Sagrado de los Incas

Ahora si tu búsqueda es conocer el Valle Sagrado de los Incas, debes trazar tus rutas con sumo cuidado porque un día no será suficiente, pero si solo tienes un día tendrás que escoger los lugares que se amolden a tu proyecto vivencial para ponerlo en práctica. Al iniciar tu ruta, debes tener una perspectiva diferente, porque tú eres diferente ¿no es cierto? Entonces le darás la vuelta al viaje. 

El valle se encuentra atravesado por el tiempo y te refresca la cara con un aliento tibio y por momentos frío; dependerá a la hora que empieces tu ruta. Para este viaje lo más importante es tener una meta de trabajo, primero tienes que levantarte muy temprano, tomar un doble mate de coca para poder resistir la altura ( o si sufres del mal de altura) y tener resistencia, por eso, debes estar preparado físicamente. Debes crear rutas, si tienes una tablet o un móvil, te será súper útil porque podrás usar una diversidad de Apps en el lugar

Te daré la ruta corta, ya que es la más rápida y podrás hacerla en un solo día y cumplir las metas programadas y tus objetivos.

Primero empezarás por Pisac “la ciudad de las torres” donde las fuentes de aguas se usaban en ritos ceremoniales en combinación con 20 torres podrás tener una relación directa con el pasado. No te olvides llegar a lo más alto del cerro y hacer un rito en la piedra sagrada del Intihuatana y observa a lo lejos los rezagos del observatorio astronómico, único.

Después llega al corazón del valle, Urubamba, es el centro agrícola más grande de la región cusqueña. Aprovecha de atisbar la cordillera del Vilcanota y practicar ecoaventura y cruzar el valle en parapente. Luego Ollantaytambo, el complejo arqueológico fue estratégico centro militar y sube por la interminable construcción y admira todo el horizonte y los bellos campos. Sube por ambas partes para que hagas trabajo comparativo entre el sector urbano y el agrícola y puedas notar las diferencias entre los dos.

Finalmente irás a Chinchero, la parte más alta del valle, trata de realizar esta ruta el domingo, para que puedas vivir la experiencia de la feria dominical y el taller gratuito de telares. Además podrás probar los choclos gigantes calientitos. 

Machu Picchu

El recorrido a Machu Picchu es el más esperado por la mayoría de viajeros.  Para realizarlo, debes tener todo organizado; por lo contrario, puedes perder el viaje. Lo primero es conseguir el tren a Cusco con mucha anticipación, si eres extranjero; en caso contrario, apenas llegas a Cusco debes ir inmediatamente a sacar tu ticket de tren nacional, lo más temprano posible. En caso, que hayas contratado a un operador turístico debes asegurarte que tenga los pasajes a Machu Picchu o te lleve a comprarlos en caso que fueras peruano. Además que te brinde un servicio óptimo, si no resultaran bien las cosas, puedes quejarte en iPerú, servicio de protección al turista local y extranjero.

Al llegar a Machu Picchu, asegúrate de estar en un grupo pequeño, tener un buen guía que te lleve a las partes más importantes, recorrer desde la parte más alta y terminar tu recorrido al bajar, llevar agua necesaria, ir a los servicios higiénicos antes de iniciar el recorrido ( en el Santuario no hay baños).  Además recuerda que forma parte del Patrimonio de la Humanidad  por la Unesco y es un área protegida, por ende, no puedes dejar desechos de ningún tipo, sino te pondrían una multa por dañar el lugar. Disfruta lo máximo posible el recorrido, es espectacular y será inolvidable.

Circuito Valle Sur

Ahora si tu búsqueda es llegar a zonas recónditas, te recomiendo recorrer el circuito Valle Sur es uno de los lugares más hermosos e inóspitos, te sorprenderá, caminarás por el valle de las pulgas, probarás en Oropesa el pan más tradicional, conocerás uno de los sistemas de irrigación más bellos y antiguos del Perú en Tipón, harás un rito andino en Huasao celebrando a los apus (rito inca a las montañas), probarás lo mejor de la gastronomía del sur, en Lucre y podrás observar su arqueología.

Por último podrás sentarte a admirar lo mejor de la religiosidad andina y católica en un bella mixtura en Andahuaylillas. Al salir verás la inmensidad del lugar y querrás quedarte porque el aire fresco, murmurará en tu oído “regresa”, sabrás que recién estás conociendo lo más profundo del Cusco.