Cincuenta sombras de Grey y el maltrato

Fifty_shades_of_grey.jpg
Fewof

El estreno de la película “Cincuenta sombras de Grey” ha provocado un debate sobre lo que es maltrato. Se trata de una cuestión muy interesante y muy útil para los y las adolescentes.

Internet se ha llenado de textos de personas, casi siempre mujeres, que hablan contra la película. O más bien que intentan reducir el daño que esta puede hacerles a los adolescentes.

Para entender este debate es imprescindible conocer el argumento de “Cincuenta sombras de Grey”.

La película, y el libro en el que está basada, narra la relación entre Anastasia, “Ana”, Steele y Christian Grey. Ana Steele es una joven normal que está estudiando su carrera de literatura y que, como se ve a lo largo del libro, no tienen demasiada autoestima. Aunque tiene más de diecinueve años, la descripción de la joven es la de una adolescente con los miedos, las ambiciones, los temores y las dudas que tienen la mayoría de las adolescentes.

Christian Grey es un joven millonario con una grave tara mental: es un sádico. Es decir, disfruta haciendo sufrir a los demás. Lo que cuentan tanto el libro como la película es la relación entre los dos, sobre todo su relación sexual, en la que Grey hace daño físico a Steele. Esta no es la primera novela ni la primera película de la historia que describe lo que se conoce como sexo bondage que son las relaciones sexuales con una componente sadomasoquista leve en la que uno de los componentes de la pareja ejerce la dominación sobre el otro.

Pero “50 sombras de Grey” tiene algo que no tenía ninguno de sus precedentes: ha llegado a millones de personas y un buen número de ellas son adolescentes.

Por eso es importante que los adolescentes entiendan algunas cosas sobre “Cincuenta sombras de Gray”. Como es importante que los adolescentes entiendan lo que es la pornografía para que no les haga daño.

En este caso, y aunque no lo es, “Cicuenta sombras de Gray” puede hacer a los chicos y las chicas el mismo daño que si fuera pornografía porque sus argumentos principales son los mismos que utiliza la pornografía.

La relación entre los protagonistas es de dominación del varón sobre la mujer. Y eso es una enseñanza muy dañina para los jóvenes que pueden pensar que eso es “lo normal” o lo aceptable cuando no lo es. Además los dos protagonistas son seres inseguros y enfermos, también deben entender los jóvenes que no refeljan lo que serían personas normales y sanas y por ello, la relación que se narra en la novela y la película es una relación enferma.

Igualmente es muy importante que los jóvenes entiendan perfectamente lo que es la violencia sexual. Deben saber lo que es abuso y lo que es violación. Cuando una persona dice que no quiere tener relaciones sexuales y se le obliga a tenerlas es una violación y eso es un delito muy grave.

Cualquier tipo de violencia sexual que no es aceptado por uno de los componentes de la pareja, tal y como ocurre en la película, es también un delito grave.

Es importante que los chicos y las chicas entiendan perfectamente estos conceptos. No es aceptable en la realidad una relación como la de la película porque en ella, y aunque en la película no se describa así, el varón es un peligroso delincuente sexual y la mujer es una víctima, es una persona maltratada que necesita ayuda psicológica.

Mirada con ese punto de vista, la película, claro está, pierde todo su glamur pero es la única forma sana de mirarla.

Si aceptamos que los adolescentes vean la película sin entender esto, les estamos ofreciendo una imagen falsa que puede dañar su visión de ellos mismos, de las relaciones de pareja y del mundo.