Cinco razones por las que debemos fomentar la lectura en los niños

Niños leyendo
Hermano mayor leyendo un libro al pequeño. © Eva María Bernal

El 2 de Marzo es el Read Across America Day, el día en el que se promociona en Estados Unidos la lectura en los niños.

Los nacidos en familias donde el hábito de la lectura está establecido lo tienen bastante fácil, pues los niños crecen viendo leer a los adultos y para ellos se convierte en algo natural. A pesar de ello no vienen mal unos cuantos consejos para ayudar a que a su hijo le guste leer.

¿Por qué es importante que nuestros hijos lean?

Voy a darles cinco razones por las que debemos fomentar la lectura en nuestros hijos:

1-Desarrolla la fantasía: desde muy bebés los niños son receptivos a las imágenes de los libros y a las palabras sencillas que hay tras los libros especializados en ellos. El tono nuestro al contarles la historia, puede atraparlos y hacerlos familiarizarse con el acto de coger un libro, pasar hojas, de descubrir historias. Eso sí, hay que ofrecer libros adecuados para el momento de desarrollo en el que esté el niño, pues si no perderán el interés. Dejémosles que elijan ellos.

2-Crea un espacio común con sus hijos:

El acto de cada noche leer juntos un libro les da una referencia de su día a día. Ellos saben que antes de ir a dormir tienen algo que los une un poco más a sus papás y siempre es algo divertido pues lo ideal es que sean ellos los que elijan. Es muy probable que alrededor de los tres , cuatro años les pidan una y otra vez el mismo cuento al igual que hacen con los cartoons.

Para ellos no existe el aburrimiento por repetición sino el reconocimiento de lo ya visto.

3-Familiariza con las letras:

Un niño que ve muchos libros, es un niño que probablemente leerá pronto. Pero, por favor, no presionen a sus hijos con ello; no hay ninguna prisa en que lean antes de los seis o siete años, más allá de que si acuden a un colegio que lo exige, algunos niños van a verse forzados a algo para lo que su cerebro no está preparado todavía.

Ese no es el fin en si mismo del fomento de la lectura si no la incorporación a la vida diaria de ese hábito.

4-Desarrolla su capacidad linguística:

Existe una gran diferencia entre los niños que leen y los que no. Se capta rápidamente cuando un niño está acostumbrado. Pero también existe esa diferencia entre los adultos, no nos engañemos. La riqueza que da a nuestro lenguaje el leer libros habitualmente se mantiene principalmente gracias a la lectura. Se dice que cada vez hablamos con términos más básicos y es que seguramente a todos nos falta el incorporar el hábito a diario.

5- Lo centra y le da serenidad:

Debido al nivel de estímulos en el que vivimos hoy en día, el desarrollo de los niños también se está viendo afectado. Cada vez es más difícil para los profesores tener a los niños en clase más o menos tranquilos por que si fuera de ella están viviendo en un mundo tan lleno de imágenes, acción, realidad virtual, digital... ¿cómo hacerles apetecible un tiempo de aprendizaje paulatino? Si esto lo trasladamos a nuestro hogar, un niño excesivamente estimulado con la Wii, por ejemplo, ¿cómo va a parecerle suficiente un mundo de fantasía que tiene que hacer él el esfuerzo de crear en su mente?

 

Conclusión:

 

Nuestros hijos crecen en un mundo visualmente muy diferente al que crecimos nosotros y tenemos que adaptarnos, pero no dejemos que la lectura de ellos (ni la nuestra) se centre en los que leemos en Internet. Sigamos buscando en los libros y llevemos de la mano a nuestros hijos.

 

También les interesará: