Chocolate: ¿Por qué es bueno para la salud?

Nutrientes por los que el chocolate es bueno para la salud

Beneficios del chocolate para la salud
Escoge chocolate puro con un porcentaje de cacao del 70% como mínimo para aprovecharte de sus beneficios. Portishead1 / Getty Images

El chocolate tiene beneficios para la salud pero siempre que se consuma con moderación (no más de una onza al día) y se opte por chocolates con un porcentaje de cacao elevado (al menos 70%). Te contamos qué nutrientes hacen de este alimento un producto deseable en una dieta sana y equilibrada. 

Este artículo ha contado con la colaboración de Laura Perezábad García, Experta en Nutrición. Investigadora en Ciencia de los Alimentos en el CSIC y Asesora Gastronómica y Nutricional en Masnutriente (www.masnutriente.es)

Ver también: El chocolate no engorda, y otros beneficios de este alimento. 

¿Qué nutrientes hacen del chocolate un alimento bueno para la salud?

Lo primero que tendríamos que aclarar es que el chocolate no podemos catalogarlo como alimento bueno para la salud, tampoco como alimento malo. Para hablar de salud hay que ver el tipo de chocolate que se escoge y todos los parámetros que rodean a su consumo: cantidad, frecuencia, modo de consumo, si lo acompañas o no de otros alimentos, etc.

Dentro de este contexto, los componentes del chocolate con efectos interesantes en la salud los encontramos en el cacao, de ahí la importancia de priorizar en el consumo de chocolate con alto contenido en caco (70% o más), de forma que se minimice su contenido en azúcar.

Entre estos compuestos, es relevante la presencia en el cacao de compuestos polifenólicos, compuestos que no son nutrientes pero sí sustancias con una actividad antioxidante beneficiosa para la salud.

Leer también: Qué son los antioxidantes y cuáles son sus beneficios 

¿Son buenas las grasas del chocolate?

En cuanto al componente graso (la manteca de cacao) es cierto que es rico en ácidos grasos saturados, los cuales tienen efecto perjudicial a nivel cardiovascular. Sin embargo, entre estos ácidos grasos saturados el mayoritario es el ácido esteárico, para el cual se ha visto un efecto neutro sobre los niveles de colesterol plasmático.

Además, el cacao aporta cantidades significativas de fitoesteroles, los cuales bloquean la absorción de colesterol a nivel intestinal. Por ello, si la comparamos con otras grasas semisólidas, la manteca de cacao presenta unas características desde el punto de vista de la salud más favorables.

El cacao es rico en minerales, sobretodo hierro, magnesio y calcio, y cabe destacar su contenido en ácido fólico (vitamina B9), pero es importante considerar que el porcentaje de estos nutrientes que llegamos a asimilar es bajo.

Ver también: 8 alimentos que bajan tu colesterol malo

¿Qué tratamientos destruyen las propiedades antioxidantes del chocolate?

Los granos de caco han de pasar por varios tratamientos y procesos industriales en la elaboración de chocolate: fermentación, secado, tostado, y estos tratamientos pueden afectar a su contenido final de polifenoles.

De ahí la complejidad existente cuando queremos determinar en un alimento la biodisponibilidad de las sustancias que contiene, ya que no podemos establecerlo en base al contenido de las mismas en el alimento original.  

A la hora de elaborar los preparados de cacao solubles, estos pueden ser sometidos a un proceso de alcalinización, el cual consigue neutralizar la acidez, rebajar el punto de amargura y mejorar la solubilidad.

Este tratamiento de alcalinización sí se sabe que da lugar a una pérdida de compuestos antioxidantes.

Ver también: 5 recetas de chocolate con las que conquistar