Chef Virgilio Martínez

Foto video

Virgilio Martínez nació en Lima el 31 de Agosto de 1977. Se crió en el distrito limeño de La Molina junto con sus padres y hermanos.

Junto con su grupo de amigos pasaban muchas horas practicando el skateboard en los alrededores del barrio. En el caso de Virgilio el practicar el skateboard se convirtió en su pasión, y a pesar de ser durante su niñez gordito, era muy hábil para este deporte. Pero sus dias de skater terminaron cuando se dislocó la clavícula al saltar de una rampa.

La familia

Su madre Blanca siempre preparaba una comida variada y típica del Perú , como estofado de carne, seco de cordero, arroz chaufa , ceviche , papa rellena entre otros. Por este motivo su hijo Virgilio siempre estuvo familiarizado con la comida criolla, y no fue un niño disticoso.

A los abuelos de Virgilio Martinez les gustaba mucho cocinar, a su abuelo Belisario le gustaba preparar ceviche para las ocasiones importantes, su abuela materna preparaba platos de comida chifa , y su abuela paterna Lola era la experta cocinera de comida tradicional peruana.

Los días domingos su abuela Lola preparaba en el almuerzo platos como carapulcra, ají de gallina , tacu tacu , frejoles, entre otros. En esa época los almuerzos domingueros eran los momentos más importantes para la familia, en donde la comida peruana se convertía en el complemento ideal de las charlas familiares.

A su padre Raúl le gustaba concurrir junto con sus hijos a todo restaurante nuevo que se inauguraba, y es por eso que el famoso chef Javier Wong , experto en ceviche de lenguado, recuerda que Raúl Martínez llegaba a su casa restaurante, con sus 2 hijos que correteaban y alborotaban el lugar.

Sus viajes y experiencias

Virgilio Martínez nunca fue un buen estudiante en el colegio, sin embargo debido a que su padre, su hermano mayor y su primo eran abogados, decidió seguir la costumbre familiar y a la edad de 16 años ingresó a estudiar leyes. Durante el tiempo que estudió en la Universidad de Stirling, en Escocia, nunca se sintió a gusto, y estuvo a punto de ser expulsado varias veces.

El estudiar algo convencional y lleno de reglas y parámetros no iba con su carácter. Ël quería dedicarse a algo que le permitira desarrollar su imaginación.

En ese tiempo de universidad descubrió que algunos muchachos estudiaban una carrera universitaria para ser cocineros, y leyó el libro "White Heat" del chef ingles Marco Pierre White, llamado el niño terrible de la cocina. Se identificó mucho con el espíritu y carácter de este chef que desafió los convencionalismos.

Decidió viajar por el mundo y tener experiencias diversas. En Canadá consiguió su primer trabajo como cocinero, estudió alta cocina en Le Cordon Bleu School de Cánada y Londres. Trabajó en Francia en el restaurante the Far East, en New York en el Lutece de Manhattan, en el Four Seasons de Singapur, y en el Astrid y Gastón de Lima y Bogota.

En total fuerón 10 años en Europa, Cánada y Asia estudiando y trabajando. Virgilio Martinez piensa que el viajar y conocer diversas culturas, fue fundamental para él como cocinero. Le permitió descubrir nuevas técnicas de cocina e ingredientes , con los que desarrolló su imaginación e inventiva.

Sus Restaurantes

En Lima es dueño del restaurante Central, que estuvo en el 2011 como uno de los restaurantes destacados por la lista San Pellegrino, de la afamada revista británica Restaurant, en donde aparecen los mejores restaurantes del mundo.

En Junio del 2012 inauguro Senzo, ubicado en el Hotel Palacio Nazarenas en la ciudad de Cuzco.

En Julio del 2012 inauguro el restaurante Lima en Londres, que fue elegido por la revista londinense London Evening Standard como “El restaurante de la semana”.

En el año 2012 su restaurante Central fue elegido en los "Premios Summum" como " El mejor restaurante del Perú".

En el año 2014, Central fue reconocido como el mejor restaurante de Latinoamérica en los Latin America`s 50

En el año 2014 Central quedó en el puesto 15 entre los mejores 50 restaurantes del mundo en los premios ue elabora la revista inglesa Restaurant.

En el año 2015, Central se ubicó en el cuarto lugar entre los 50 mejores restaurantes del mundo en los premios que elabora la revista Restaurant de Londres.