Ceremonia de matrimonio judía

Programa general de una ceremonia de matrimonio judía

Programa general de una ceremonia de matrimonio judía estándar.
La ceremonia de matrimonio judía es rica en tradición e historia. Foto:Frank Rosenstein; Getty Images

Ceremonia de matrimonio judía

Las tradiciones de boda en una ceremonia de matrimonio judía son bastante similares aún entre diferentes denominaciones judías . Esto es porque se basan en lo prescrito en la Torah y el Talmud para celebrar un matrimonio. Básicamente se trata de la firma de un contrato de matrimonio donde el novio promete cuidar a la novia (ketubah), el obsequio de algo de valor a la novia (hoy día el anillo de bodas), entrar ambos novios bajo la chuppah, la bendición de la unión de los novios, la ruptura de una copa, y su retiro a un lugar privado después de la ceremonia (yichud).

El día de la boda

El matrimonio de una pareja judía es el día en que el chatan y la kallah (el novio y la novia - dos seres incompletos) se convierten en una sola alma. Por esta razón el matrimonio se considera un yom kippur personal para los novios y como en el yom kippur los novios de las comunidades más tradicionales ayunan desde que amanece hasta completada la ceremonia de matrimonio (nissuin), el novio además usa su kittel (la bata blanca tradicionalmente usada para yom kippur).

Antes de la ceremonia los novios celebran por separado - kabbolas panim

La costumbre dicta que los novios no se ven el uno al otro sino hasta la ceremonia. Así que los novios celebran dos recepciones separadas, justo antes de la ceremonia, llamadas kabbolas panim.

La recepción del novio se llama tisch (mesa en Yiddish) y es en esta recepción donde el novio firma la ketubah en presencia de dos testigos.

La ceremonia (kiddushin + nissuim)

Una ceremonia de matrimonio judía se compone de dos partes: la primera es el kiddushin (que literalmente significa consagrar o santificar) donde los novios se consagran el uno al otro; y el nissuin (matrimonio) donde se inicia la vida de los novios dentro del matrimonio.

Una ceremonia de matrimonio tradicional judía se celebra bajo la chuppah o tienda nupcial (pronunciado jupá).

La chuppah puede ser tan simple como un tallit sostenido por cuatro personas, o tan elaborada como una tienda en sostenida por cuatro columnas de flores y todo tipo de decoraciones. La simbología es la misma: el hogar que los novios construirán y compartirán, el techo bajo el cual compartirán sus vidas de ahora en adelante.

Es tradicionalmente alrededor de la chuppah donde se reunen los familiares y amigos a presenciar el matrimonio. Usualmente los invitados están esperando a los novios en el área donde se encuentra la chuppah dentro de la chuppah es usual ver a los novios al rabino u oficiante, y a los dos testigos de rigor.

Badeken

Antes de iniciar la ceremonia algunas comunidades judías celebran el badeken. Badeken significa "poner el velo" en yiddish y consiste en cubrir la cara de la novia con un velo y en muchas ocasiones se bendice a la novia como se bendijo a Rebecca en Génesis 24:60. Esta tradición honra la memoria de matrimonio entre Rebecca e Isaac (ya que Rebeca se cubrió con un velo), así como lo acontecido a Jacob cuando se casó con Leah creyendo que era Raquel (ya que Labán veló a Leah para hacer creer a Jacob que era Raquel). También significa que el novio toma la responsabilidad de vestir y proteger a su novia de ahora en adelante.

Procesión del novio y de la novia

Tras celebrar el badeken, a veces en el lugar donde la novia celebra su recepción, y otras a la entrada del lugar de la ceremonia. El novio hace su procesión a la chuppah en compañía de su padre y su madre, o en algunas comunidades en compañía del papá del novio y el papá de la novia.

El novio espera a la novia en la chuppah y ella hace su procesión en compañía de su padre y de su madre, o en algunas comunidades en compañía de la madre del novio y la madre de la novia.

Al llegar a la chuppah…

La novia rodea al novio

Tradicionalmente la novia rodea al novio tres o siete veces. Cuando la novia rodea al novio tres veces se toma como simbolizando las tres virtudes del matrimonio. Cuando la novia rodea al novio siete veces se toma como simbolizando la creación del mundo en siete días así como el número de completitud y totalidad del que se habla en la biblia.

Después de rodear al novio (o justo después de la procesión si la novia no rodeará al novio) la novia toma su lugar a la derecha del novio. ¡Sí! Derecha, pues el en la tradición judía se basan en el salmo 45 donde dice que la reina se para a la derecha del rey… y los novios judíos son ¡rey y reina en su día!

Kiddushin / erusin - presentación del anillo.

La ceremonia de sacramentación de los novios da inicio recitando dos bendiciones. La primera bendición es para consagrar el vino - kiddush (¿notas de donde se deriva kiddushin?) y la segunda es para consagrar a los novios según los estipula el Talmud. Acto seguido los novios prueban el vino.

El novio entonces presenta a la novia el anillo matrimonial y ante la presencia de dos testigos (o más, pero mínimo dos) declara: "Con este anillo eres consagrada como mi esposa de acuerdo a la ley de Moisés y de Israel ". El novio coloca el anillo sobre el índice derecho de la novia. Este paso completa el kiddushin y en este momento los novios quedan oficialmente consagrados como marido y mujer. (Osea…casados formalmente…si por ejemplo no siguiesen con la ceremonia del nissuin igual tendrían que tramitar un divorcio.)

Nota: Hoy día en las comunidades menos ortodoxas, y en los matrimonios de fe mixta, la novia también presenta al novio un anillo. Al colocar el anillo la novia puede recitar "Yo soy de mi amado, y mi amado es mío" (Cantar de los cantares 6:3).

Lectura del Ketubah

El novio o el rabino u oficiante procede a leer el contenido de la ketubah a la novia. Al leer la ketubah se hace una separación entre el kidusshin (consagración) y el nissuin (matrimonio).

Nissuin - matrimonio

Recitación del Sheva Brachot

El Sheva Brachot o las siete bendiciones matrimoniales son recitadas por el rabino, el oficiante, o por personas elegidas por los novios. Una vez recitadas las bendiciones se ofrece al novio un copa con vino, que de nuevo ha sido consagrado, el novio toma un traguito, y la novia otro. Siendo este el primer kiddush que el novio y la novia comparte como pareja casada.

Se rompe la copa

Una vez completada la segunda ceremonia, el novio rompe una copa pisándola con el pie derecho. Romper la copa simboliza el dolor del pueblo judío y la remembranza de su triste pasado, también se interpreta como el fin de la soltería y la irrevocabilidad del matrimonio. Hoy día es común que algunas parejas elijan quebrar un foco pues hace un ruido más fuerte y el más fácil de romper. También se utilizan copas especiales para este objetivo, muchas veces de colores, que más adelante se pueden usar para adornar la mezuzah del hogar de los novios.

Los novios se besan y los invitados gritan ¡Mazel Tov"!

Yichud

Al concluir la ceremonia los novios se retiran a un lugar privado para celebrar el yichud. Yichud significa unión o reclusión en hebreo. Tradicionalmente solo es necesario que los novios estén a solas en una habitación por 10 o 20 minutos y dos testigos guardan la puerta para asegurarse que se cumpla el yichud. Hay varias interpretaciones sobre celebrar el yichud incluyendo que los novios deben estar bajo un techo real y a solas para que se considere que han entrado bajo la chuppah. Algunas comunidades judías no celebran el yichud pues consideran que atenta contra la modestia de la pareja. Hoy día muchas parejas aprovechan esta oportunidad para comer algún refrigerio y romper el ayuno antes de salir a recibir las felicitaciones de amigos y familiares.

Completado el yichud se ha completado la totalidad del matrimonio y ahora es tiempo de celebrar. ¡Mazel tov!

Fuentes: