Centro de mesa fácil y chic – paso a paso

Elegante, versátil y ¡accesible!

Este centro de mesa esférico con base de vidrio tipo pecera es elegante y fácil de hacer. Foto: Burke/Triolo Productions

Hacer tú misma los centros de mesa para tu boda puede ser una excelente forma de poner tu sello personal a la decoración de la recepción, disfrutar de las flores de tu día al máximo, y de paso economizar un poco en la boda sin sacrificar ni una onza de estilo. Aquí el paso a paso para hacer un centro mesa elegante, versátil, fácil y sencillo de armar.

Necesitarás:

  • Bases de vidrio esféricas
    Nota: Recuerda que puedes reinterpretar el arreglo utilizando bases de vidrio, cristal, o policarbonato transparente en la forma y diseño que más te guste. Si buscas una opción más ecológica puedes re-utilizar frascos de vidrio - tipo frascos de mermelada, conservas, o lo que sea.)
  • 5 a 8 flores grandes (rosas de jardín, peonias, jacintos, hawaianas, agapandos…etc.)
  • Esferas de poliacrilamida (también conocidas como flora-gel, perlas de hidrogel, o simplemente gel para flores y/o plantas.)
  • Tijeras para floristería (pueden ser unas simples tijeras para podar) y/o
  • Navaja o cuchillo para podar (puede ser un cuchillo de cocina con buen filo)
  • Agua
  • Cloro, azúcar, y/o comida para flores

¡Comencemos!

El objetivo:

Un centro de mesa elegante y versátil de forma esférica con una altura aproximada de 30 centímetros. Puede colocarse sólo o en grupos, directamente sobre la mesa o sobre una bandeja, espejo, o hasta un camino de mesa que realce la decoración en general. Este centro de mesa es fácil de transportar y puede hacerse hasta con un día de antelación.

Nota: Puedes seguir el mismo procedimiento para hacer arreglos más pequeños o mucho más grandes, aun con bases de vidrio de forma diferente las flores pueden ser arregladas de la misma manera.

Si lo deseas puedes usar flores artificiales o una mezcla de elementos naturales y artificiales.

Paso a paso:

1.- Hidrata las perlas de hidrogel. Querrás seguir las instrucciones del paquete, pero aquí el procedimiento estándar para hacer un litro de hidrogel. Coloca dos cucharaditas de hidrogel en un contenedor limpio y agrega un litro de agua.

Deja que las perlitas absorban el agua de 12 a 24 horas. ¡Listo! El hidrogel está listo para usar.

Nota: Si quieres preservar la frescura y salud de tus flores querrás agregar al agua (antes de verterla sobre el hidrogel) media cucharadita de cloro y una cucharada de azúcar y/o comida para flores y disolver los aditivos muy muy bien. Acto seguido vierte el agua sobre el hidrogel y espera.

2.- Limpia las bases de vidrio. Antes de empezar a hacer tus arreglos florales querrás darle una lavadita a todas las bases y secarlas para evitar que los residuos minerales del agua opaquen o manchen el vidrio. También puedes limpiar las bases usando una microfibra húmeda mojada con vinagre blanco y secándolas con otra microfibra seca.

3.- Empieza vertiendo el hidrogel en la bases. Coloca suficientes perlas de hidrogel para cubrir el fondo de las bases con el gel. La función del hidrogel es ayudarte a mantener las flores en el lugar que las coloques y por supuesto proveer de agua y nutrientes a las flores.

4.- Corta y acomoda las flores. Partiendo del ejemplo de la fotografía, que utiliza una bases tipo pecera y es, esencialmente, un arreglo de flores esférico. Usarás un aproximado de 5 flores grandes.

A. Toma la primera flor (elige la más grande del conjunto que has elegido para ese arreglo) sostenla verticalmente a un lado de la base y mide alrededor de treinta centímetros de la cabeza de la flor hacia abajo y corta el exceso de tallo. Ahora vuelve a colocar la flor a un costado de la base, quieres que más o menos un tercio de la flor sobresalga del borde de la base. Si es necesario, vuelve a cortar, y coloca en el centro de la base. El hidrogel ayudará a que se quede en su lugar, pero no te preocupes si se ladea. Al ir incluyendo las demás flores el arreglo tomará la forma correcta.

B. Continúa con el resto de las flores. Toma la segunda flor haz un corte a los 30 centímetros como con la primera flor, ahora inserta la flor diagonalmente entre la flor central y la boca de la base tipo pecera.

Quieres que la flor llene el espacio entre el borde de la base y cubra unos ¾ de la flor central. Repite el proceso con las otras flores girando la base cada vez, colocando cada nueva flor alrededor de la flor central. Si la flor central queda demasiado alta en comparación corta un poco de su tallo. Recuerda que la función del hidrogel es también servir de freno a las flores así que puedes reacomodarlas un poco hasta lograr el look esférico que deseas. Nota: El primer centro de mesa siempre es una experiencia de aprendizaje, (aun si has hecho miles) así que no te preocupes si te tardas un poquito más de lo que esperabas. Conforme vayas haciendo el segundo, tercero, y demás cada uno te saldrá mejor, más fácil, y rápidamente.

5.- Si harás tus flores con antelación, colócalas en un área fresca y bien ventilada. Si quieres consentirlas un poco rocíales un poco de agua fresca con un aspersor.

Recomendaciones:

Trabaja en serie. Si harás una buena cantidad de arreglos florales es recomendable que distribuyas los elementos que vas a utilizar (bases, hidrogel, flores, y otros elementos) en cantidades iguales antes de empezar a trabajar. Empezando por el hidrogel querrás asegurarte de colocar una cantidad similar en todas las bases. Acto seguido querrás distribuir tus flores en cantidad y proporción iguales. O sea… si tienes 50 flores para 10 centros de mesa revisa tus flores y arma 10 conjuntos que visualmente sean equivalentes. Te lo digo así pues descubrirás que no todas las flores son idénticas y que algunas veces 3 o 4 flores grandes equivaldrán al look de 5 o 6 flores medianas (aún si todas son del mismo tipo). Si haces esto antes de ponerte a amar tus centros de mesa usando las lógicas 5 flores por centro de mesa obtendrás centros de mesa con un look más uniforme en cuanto a tamaño y volumen.

Familiarízate con los cuidados florales básicos . Querrás hacer todos los cortes de las flores en diagonal, usar agua fresca - y de preferencia con aditivos que preserven el buen estado de las flores - y claro está mantener las flores en un lugar fresco y bien ventilado.

Sigue un diseño y un esquema de colores. El secreto de la elegancia y el estilo es seguir un diseño definido y un esquema de colores bien coordinado con el esquema de colores de tu boda.

Prepárate y ¡diviértete!

Si ya has decidido hacer tu misma los centros de mesa, querrás hacer por lo menos uno de práctica antes del mero día. Esto te servirá para darte una idea de cuánto tiempo te tomará y con cuanta antelación puedes hacerlos. Toma nota de todo y prepárate a tener todo lo que necesitas listo para el mero día. Diviértete, se creativa, y disfruta la experiencia de crear bellos centros de mesa para tu boda fácil y rápido.