Celebra Halloween en familia

El 31 de octubre es Halloween, la noche de brujas, fantasmas y calabazas

Niños con las calabazas y dulces de Halloween
Celebra Halloween en familia. © Sean Locke

¿Cual es el origen de Halloween?

Halloween tiene sus orígenes en varias culturas y épocas. Los celtas celebraban Samhain, que era cuando concluía la temporada de cosechas. Creían que la noche del 31 de octubre, las brujas y los espíritus de los muertos vagaban por la faz de la tierra.

Para evitar la ira de los fantasmas y muertos vivientes, la gente dejaba para ellos dulces a la puerta de sus casas.

También se disfrazaban ellos mismos para camuflarse entre los espíritus. Hacían conjuros, hogueras y rituales para ahuyentar el mal.

En el siglo XVIII, cuando los primeros colonizadores irlandeses llegaron a América, trajeron consigo sus leyendas, incluida ésta.

All Hallow´s Eve (la víspera de todos los santos), con el tiempo pasó a llamarse Halloween.

¿Qué significado tiene la calabaza?

En la época de Halloween, en los Estados Unidos es costumbre vaciar una calabaza y recortarle los ojos, la nariz y la boca y ponerle una vela dentro para iluminarla.

En inglés la calabaza se llama Jack-O-Lantern. Su origen se basa en una leyenda que cuenta que un malhechor llamado Jack tras su muerte se quedó en el limbo, condenado a vagar eternamente. Decían que iluminaba su camino con un nabo vaciado, que tenía un rescoldo de carbón en su interior. En Estados Unidos se cambió el nabo por la calabaza, ya que era un vegetal más común.

¿Qué significa "trick or treat"?

Cuando los niños van disfrazados de casa en casa pidiendo dulces, es costumbre decir "trick or treat!". Literalmente significa que si no les dan un dulce, jugarán una mala pasada al dueño de la casa.

¿Cómo celebrar Halloween con tus hijos?

Sal a pedir dulces. Si vives en Estados Unidos, lo habitual es que alrededor de la hora de la cena, las 6 ó 7 de la tarde, los niños salgan disfrazados a la calle y vayan de casa en casa con su bolsita o cesto para ir guardando los dulces que reciben.

Reúnete con otra mamá u otra familia y acompaña a tus hijos en esta divertida noche. Hay disfraces incluso para los más bebés y también para mamás y papás. Lo tradicional es disfrazarse de vampiro, fantasma, bruja o monstruo, pero hay todo tipo de disfraces, incluso de los súper héroes favoritos de tu hijo.

Procura no llevar máscaras que os puedan quitar visibilidad, y no está de más llevar cinta reflectante para que peatones y conductores puedan ver a tu pequeño.

Lo normal es, cada vez más, solo tocar en la puerta de las casas que tienen alguna decoración de Halloween. Es una señal de que están dispuestos a abrir la puerta y repartir dulces.

  • Acude a una celebración de Halloween. Centros comerciales, estaciones de bomberos, centros comunitarios y bibliotecas cada vez más se suman a la celebración de Halloween,para velar por la seguridad de los niños. Es una pena que se pierda la tradición de ir de casa en casa, pero hay maneras muy creativas de sustituir esta práctica. En Florida, por ejemplo, hay lugares en que se hace "trunk-or-treat". En un parque o una comunidad de vecinos, todos aparcan su auto, abren el maletero y lo decoran, y los niños caminan de auto en auto recogiendo dulces.
  • Visita una casa encantada , o Haunted House . Asegúrate antes de que el tema es apropiado para la edad de tus hijos, ya que las hay también para adultos y no quieres que tu bebé o tu pequeño tengan luego pesadillas.
  • Organiza tu propia fiesta de Halloween . Invita a los amiguitos de tus hijos. Decora la casa con telarañas, globos color naranja y negro. Haz tu propio Jack-O-Lantern. Recorta siluetas de murciélagos y brujas de cartulina negra y cuélgalos del techo.
  • Haz pequeños fantasmas con servilletas de papel. Ábrelas y en el centro coloca una bola de algodón. Después envuelve el algodón con la servilleta y sujétalo con una goma elástica. Pinta los ojos del fantasma con un marcador negro.
  • Reparte dulces. En lugar de salir vosotros a pedir dulces, sed quienes los repartís. Recuerda que hoy en día se espera que repartas dulces envasados por cuestiones de salud y seguridad en Halloween. No repartas galletas o dulces horneados en casa.
  • Es muy divertido disfrazarse o pintarse la cara y abrir la puerta con tus pequeños para repartir golosinas a los niños. Te sorprenderá la creatividad de algunas familias.
  • Prepara un menú terroríficoUsa tu imaginación y prepara pastel de lombrices: haz un pastel del sabor que quieras y coloca gominolas en forma de lombriz encima. Acompáñalo de jugo de sangre: jugo de tomate, o de grosellas rojas.