Carnavales en Jauja

en Junín

Foto Mixha Zizek

Los carnavales se celebran con gran festividad en el Perú. Se organizan desde los inicios de febrero hasta el mes de marzo. En el siglo pasado se festejaba en la víspera del domingo de carnaval, pero en la actualidad el día central es el miércoles de ceniza. El evento es un homenaje a la tierra, a los animales, plantas. Se congrega los sentimientos de gratitud, agradecimiento a la cosecha y mejorar su producción.

Baile de Carnaval
Las representaciones se realizan con vestidos majestuosos, con encajes, coloridos, imponentes, muchos de ellos son cofeccionados por casi dos meses;  se preparan para participar en el concurso de trajes típicos. Después muchos animales son representados como símbolos propios del lugar, el zorro, el puma, el cuy y muchos más. Además el papel central de la fiesta está en manos de los padrinos. Ellos se encargan de la organización y de preparar el cortamonte. Esta actividad se realiza en la provincia de Jauja, en Junín.

El Cortamonte, fiesta tradicional
El festejo se inicia cuando ubican el árbol más alto y grueso del lugar, puede ser de eucalipto, guinda o pino. Después todos comparten con potajes típicos del lugar, acompañado de cañazo o chicha de jora y otros productos peruanos.
En la mayoría de carnavales regionales, se realizan Cortamontes o yunza con bailes, música típica, girando alrededor del árbol, se van cogiendo de las manos y mientras van bailando se van jalando de un lado para otro.

Es un baile de retroceso y adelanto, levantando con gracia sus grandes trajes y cantando a todo pulmón al ritmo de la música.
Lo más importante, es cuando la orquesta en conjunto con los violines, clarinetes, charangos y otros instrumentos, empujan a los bailarines a departir. Los Mayordomos y acompañantes danzan al ritmo de la banda, se van turnando para golpear con un hacha el tronco del árbol hasta hacerlo caer.

La espera termina cuando una pareja logra derribar el árbol, los cuales serán denominados padrinos para el año siguiente.
Después de cortar el árbol, es levantado y lo vuelven a plantar, como señal de florecimiento de la tierra. No obstante, hay otras regiones que cortan muchos árboles como parte del ritual.

Trajes de lujo
Una de las cosas que destacan más en los Carnavales son los trajes de luces, brillantes, realmente hermosos, plenos de color y grandes. Los hombres visten un sombrero, un traje de casimir, un poncho de alpaca o vicuña, el cual está levantado a un lado de su hombro. Aparte llevan un pañuelo de raso blanco y un anillo de oro.
Las mujeres van ataviadas con un sombrero blanco de paja, el cual tiene una cinta de terciopelo negro que termina en un listón de costado. Una blusa blanca de seda y una falda de color vistoso de seda, acampanada, larga con varios fustanes o enaguas que van por debajo. Muchas de ellas están bordadas a mano, con hermosos diseños y detalles.

En la zona del Mantaro se celebra a lo grande las fiestas del Carnaval en especial en Huancayo, Tunanmarca, Yanamarca, Huancas, Acolla, Jauja y otras más. Todas son increíbles y únicas en su estilo y se van recreando por generaciones.