Carlos Saura, el flamenco al cine

Sobre los cincuenta títulos ofrece la filmografía del español Carlos Saura (n. 1932, Huesca). Están allí los largometrajes premiados, clásicos del cine arte europeo (Peppermint Frappé, Elisa, vida mía, Cría cuervos), pero también un apartado notable en torno a la música, con cintas ineludibles para conocer mejor el cante y baile andaluz.

Revisamos aquí las cintas sobre flamenco más importantes en la filmografía de Saura, un cineasta aún activo, y cuya obra mantiene plena actualidad para quienes confían en el cine como un vehículo poderoso de difusión musical.

01
de 06

Bodas de sangre (1981)

©Teatro Real.

No es una cinta sobre flamenco, sino una película que utiliza el flamenco para contar una historia. Bodas de sangre dio inicio a una trilogía en el que el cineasta español consiguió posicionar al cante y baile andaluz en la más alta categoría cinematográfica. En vez de preparar un guión específico, Saura decidió tomar el ballet Crónica del suceso de bodas de sangre (1974), de Antonio Gades (a su vez basado en la tragedia homónima del poeta Federico García Lorca), y presentar la cinta como la filmación de ese ensayo. Ésta es la historia de un triángulo amoroso de final trágico, que trueca una boda por una unión de muerte. Inolvidables resultan el baile de Cristina Hoyos y Antonio Gades. En la música, la guitarra punzante y veloz es de Emilio de Diego. Una cinta que hermana poderosas tradiciones musicales y poéticas, y que resulta fundamental para comprender mejor la cultura española contemporánea. Premiada con la Palma de Oro del Festival de Cannes.

02
de 06

Carmen (1983)

©Teatro Real.

La cinta mantiene varios de los elementos de Bodas de sangre, como la asociación con el bailarín y coreógrafo Antonio Gades, la bailarina Cristina Hoyos y la producción de Emiliano Piedra. La música se amplía, con citas a la obra de Georges Bizet y la presencia de la guitarra del legendario Paco de Lucía, además de bailarines tan conocidos como Laura del Sol y Pepa Flores. La cinta avanza sobre una suerte de metahistoria, mostrando cómo un director (Gades) prepara el montaje de Carmen y a la vez se deja atrapar personalmente por la potencia sentimental de la obra.

03
de 06

El amor brujo (1986)

©Suevia Films.

La cinta cierra la trilogía de trabajo en torno al flamenco entre Saura, Antonio Gades y el productor Emiliano Piedra. La historia se basa en el ballet homónimo de Manuel de Falla, y vuelve sobre los temas de deseo, amor y muerte presentes en las dos anteriores cintas. No sería la última película de Saura sobre el flamenco, pues cinco años más tarde volvería sobre el tema desde una perspectiva documental.

04
de 06

Sevillanas (1991)

©Juan Lebrón Producciones.

La intención de la cinta es homenajear al cante y baile andaluz a partir del trabajo de sus más destacados exponentes vivos. Saura asume una mirada documental, pero con un imbatible criterio estético al filmar. Entre los participantes figuran Rocío Jurado, Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Camarón, Lola Flores y Tomatito.

05
de 06

Flamenco (1995)

©Juan Lebrón Producciones.

Otra cinta en plan homenaje, pero con fascinante dirección de Saura y fotografía de Vittorio Storaro. Ideal para introducirse en bulerías, fandangos, farrucas, martinetes y rumbas, junto a músicos como Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar y Ketama.

06
de 06

Flamenco, flamenco (2010)

©GPD.

Saura no puede sacarse al flamenco de su obsesión creativa, y vuelve sobre el género en una cinta que lo reencuentra con el fotógrafo italiano Vittorio Storaro y con Isidro Muñoz como asesor musical. Comparada con su antecedente, Flamenco (1995), la crítica dijo que Flamenco, flamenco "iguala a la primera en la calidad artística, la supera en el terreno técnico y se despega de ella en el aspecto narrativo, utilizando todos los elementos novedosos que la experiencia y el trabajo continuado han ido proporcionando a Carlos Saura a lo largo de sus últimas obras".