Características para ser un buen agente de bienes raíces

Realtor
 demaerre/Getty Images

Ser un buen agente de bienes raíces requiere mucho más que obtener una licencia. Implica compromiso, honestidad y capacidad de trabajo fuerte.

Cualidades para ser un buen agente

Entre las características necesarias para poder desarrollarse en la profesión se encuentran:

Estar enfocados en el servicio al cliente

  • Este es un trabajo con el público, para el que le gusta hablar con la gente y se siente satisfecho viendo a sus clientes lograr su meta.

  • Requiere conversaciones telefónicas frecuentes, tener la capacidad de contestar llamadas a tiempo o responder emails, y ser paciente.

    ​La compra de una casa es una gran decisión económica que la mayoría de clientes piensa con detenimiento. Muy pocas veces se hace por impulso, como es el caso de otros artículos que se compran.

Tener habilidad para las ventas

  • Es clave en esta profesión saber vender. Aun cuando te dediques solamente a atender compradores, y no vendedores, tus habilidades para vender tus servicios pueden hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso.

  • Ser persuasivo es una de las características que debes desarrollar, así como tener la capacidad de cerrar la transacción, es decir los acuerdos.

  • Debes lograr que tu cliente entienda que tú eres la mejor opción para él y que confíe en que eres el profesional capacitado para ayudarlo a lograr su meta, sea comprar, vender o alquilar.

    Esto es diferente a cerrar la venta de una casa, que es la parte final del proceso y no depende únicamente de ti.

    Ser perseverante

    • La mayoría de las transacciones de bienes raíces no se logran en un mes, y menos en este mercado donde hay tantos short sales y foreclosures.

    • Es importante que mantengas a tu cliente motivado, pero además que tú también lo estés, para que no descuides el proceso.

    • Tienes que estar dispuesto a que en ocasiones pasen meses antes de tú lograr resultados con algunos clientes.​

      Ser organizado y buen planificador

      • La mayoría son sus propios jefes por lo tanto deben saber trabajar con la mínima supervisión.

      • Deben tener un área de trabajo determinada, y un buen sistema de archivo para manejar toda la documentación de sus casos.

      • Tienen que mantener su agenda organizada, y saber que tienen que cumplir con sus agendas sin buscar excusas. No tienen un jefe que los regañe, pero quedar mal con el cliente le traerá malas recomendaciones.

      • Deben aprender a ser puntuales sin que nadie los esté vigilando. Son capaces de organizar su vida personal con la misma rigurosidad que si tuvieran un horario fijo. Hacen los arreglos para cuido de niños, recogerlos en la escuela y cumplir con citas médicas sin afectar los compromisos con los clientes.

      • Reconocen las ventajas de tener un horario flexible, pero entienden que tendrán que trabajar muchos fines de semana, días feriados y por las noches. Para mantener el control sobre esto, no agobiarse y que no afecte sus otras responsabilidades, sí es importante fijar reglas.​

      Tener conocimientos tecnológicos y estar informado

      • Esta profesión exige conocimiento del internet, herramienta que facilita y agiliza grandemente el servicio al cliente.

      • Este campo profesional es cambiante con nuevas reglamentaciones y exigencias cada día. Hay que estar al tanto de las novedades y de cómo esto afecta a los clientes.

      • Tienes que continuar tomando cursos para estar mejor informados y ofrecer mejor servicio. Además parte de los requisitos para mantener la licencia es tomar cursos de educación continua.​

      Ser honesto y reconocer limitaciones

      • Deben manejar los fondos de los clientes con la rigurosidad que exige la ley.

      • Reconocer limitaciones profesionales y no intentan suplantar a banqueros, ingenieros, tasadores o inspectores. Saben que cada uno es el experto en su área.