Cane corso o mastín italiano

El enorme cane corso
Foto: Pleple2000

Historia

El cane corso, también conocido como mastín italiano, es descendiente del moloso canis pugnax de la Antigua Roma. Es una raza robusta y de gran musculatura. Fue empleado como perro guardián encargado de la propiedad y ganado en las granjas, al igual que como cazador capaz de enfrentarse incluso a jabalíes, acompañante de caza mayor y de guerra.  El cane corso estuvo a punto de la extinción en los 70.

Fue importado a los Estados Unidos en 1988. Fue admitido al American Kennel Club en 2010.

Grupo

Trabajo, según el American Kennel Club.  

Aspecto

Es de tamaño mediano a grande, de impresionante y atlético aspecto compuesto de gran musculatura. Los machos pesan de 99 a 110 libras (45-50 kg) y miden de 24 a 28 pulgadas de altura a la cruz (62-70 cm); las hembras pesan de 88 a 99 libras (40-45 kg) y miden de 23 a 26 pulgadas de altura a la cruz (58-66 cm). Lo caracteriza su gran cabeza plana y ancha. Posee orejas colgantes y triangulares. Tiene el pelo corto y liso. Puede ser de colo negro, gris pizarra, gris plomo, leonado claro u oscuro, atigrada o roja cervato. La cola usualmente se le amputa.

Temperamento

Es un animal muy inteligente, seguro, callado, fuerte, fiel, protector del hogar y posee  gran coraje.

Salud

Para disminuir las probabilidades de tener un cane corso con problemas de salud o comportamiento, abstente de adquirirlo de una tienda de animaleso por internet.

No descartes la posibilidad de adquirir tu cane corso de un refugio de animales o de un centro de rescate. Se recomienda que el futuro dueño se informe, ya que estos lugares tienen una gran cantidad de perros en espera de adopción y brindan la posibilidad de salvarle la vida a un animal. Considera no solo perros de pura raza, sino mestizos también.

Por su parte, los criaderos responsables se esmeran en tener pocas camadas de perros cane corso y solamente perros saludables que van de acuerdo con el estándar de la raza. El cane corso es susceptible a enfermedades incluyendo displasia de cadera, displasia de codo y entropión.

Si obtienes tu cane corso de un criadero, asegúrate de que haya recibido los exámenes necesarios para descartar posibles enfermedades. Un criador responsable te entregará los resultados de sus exámenes y un certificado de pedigrí. Tendrás que firmar un contrato que te explique tus responsabilidades.

Expectativa de vida

10-11 años.

Cuidado

Además del acicalamiento básico, el cane corso requiere de pocos cuidados. Es de gran tamaño por lo que necesita tener mucho acceso al exterior y vivir en una casa que tenga patio. No puede vivir en un apartamento. El cane corso se lleva bien con los menores, a los niños se les debe enseñar a respetar al cane corso y viceversa. Nunca debes dejar a un niño solo con un perro. Siempre debes supervisarlos.

Actividad y ejercicio

Este perro requiere de bastante ejercicio, ya que es un perro de gran tamaño. Necesita estimulación física y mental. Llévalo a dar largos paseos y a hacer senderismo en el campo.

También llévalo a correr. Recuerda no sobre ejercitar al perro. Inscríbelo en clases de adiestramiento canino tales como agility y obediencia básica. También puede 

Educación y entrenamiento

Solo el adiestramiento positivo y constante te puede garantizar que tengas un perro feliz y equilibrado. Como todos los perros, necesita socialización. Preséntale tu mundo de manera gradual y de la forma más positiva posible. Para empezar, preséntale a todo tipo de personas de todas las razas, tamaños y edades, incluyendo extraños y niños. Es muy importante que el can también conozca distintos perros y otras mascotas, lugares desconocidos, sonidos e incluso  olores. Esto tiene como objetivo que el perro aprenda a aceptar todo lo que tiene el entorno sin miedo, timidez o agresividad. Debes encargarte de la socialización del perro tan pronto lo obtengas y tener en cuenta que mientras más temprano empiece el proceso de socialización mucho mejor.

Las primeras 12 semanas de la vida del perro son primordiales, pero un perro de cualquier edad puede ser socializado si su dueño utiliza el proceso debido. La obediencia básica también será imprescindible, ya que  establece las reglas para que tu perro pueda navegar una sociedad de humanos sin problemas. Te enseña a ti cómo comunicarte de forma básica con tu can, y le enseña a él que cada acción conlleva una reacción y que cuando se comporta de forma idónea siempre obtiene una recompensa, ya sea una delicia, un paseo, una caricia o palabras alentadoras. Entrenar a tu perro con adiestramiento positivo no solo es recomendable sino necesario si deseas tener un perro feliz, que te espeta y se divierte contigo.

Desafíos del cane corso

Su gran aspecto. Es un perro de unos 28 pulgadas de altura a la cruz y de más de 100 libras, por lo que su aspecto no es solo majestuoso, sino también imponente. Puede ser desconcertante mirar a este perro de enorme cabeza y cuerpo. Aunque esto podría ayudarte si lo que buscas es un perro guardián (en cual caso, consulta con un entrenador profesional antes de adquirir el perro), la gente no siempre se muestra muy cariñosa con estos animales, dada su fuerza y, en algunos casos, mala fama. Su aspecto y tamaño te pueden traer problemas a la hora de alquilar una nueva casa o apartamento. Viajar con el cane corso también es un acto arduo. Asegúrate que vas a tener una casa estable durante los próximos 10 años de tu vida, que no piensas cambiar de casa y que tu comunidad acepte al cane corso.

Es desconfiado con extraños. Aunque es muy cariñoso y dócil con los miembros del hogar, se mostrará reticente con extraños. Es importante que lo socialices y que le enseñes a aceptar a los demás, tanto a otras mascotas como a humanos. Es un perro muy fuerte, por lo que no hacerlo podría resultar perjudicial.  

No le gusta estar solo. En verdad todos los perros prefieren la compañía de su ser querido, su dueño, pero algunos son más dependientes o incluso destructivos que otros.

El cane corso es un perro que necesita atención especial. Requiere de un líder de gran fuerza y voluntad. Es imposible que le puedas brindar los cuidados, cariños y adiestramiento que requiere si no tienes el tiempo necesario.

Sobre esta raza

El cane corso es un perro muy atlético y requiere de mucho ejercicio. Su dueño tiene que ejercitarlo bastante y estar dispuesto a entrenarlo. No se le debe enjaular, ni dejarlo solo por mucho tiempo. El futuro dueño tiene que estar dispuesto a involucrarse totalmente en el desarrollo del perro.

Es ideal para ti si…

  • Ya te has informado, comprendes las necesidades de esta raza y tu estilo de vida es perfecto para tener un cane corso.
  • Tienes bastante experiencia cuidando perros, sobre todo perros de gran tamaño y que requieren mucha responsabilidad.
  • Estás listo para tener un animal, lista para una nueva aventura cada día.
  • Eres un líder benévolo, sabes poner reglas y tienes tiempo de sobra para dedicarte a tu perro.