Camarones a la parrilla con mantequilla y ajo

Receta de camarones a la parrilla con mantequilla y ajo

camarones con ajo
Imagen cortesía de Karla Hernández G.

Los camarones son un platillo facilísimo y delicioso para cocinar a la parrilla. Están listos en minutos. A este platillo de camarones se le agrega a la mantequilla derretida un poco de ajo picado finamente y chile quebrado.

Se bañan antes de colocar en la parrilla, cuando se están cocinando para que tomen el sabor al ajo y al chile y se sirven con un poco más de mantequilla al ajo. Definitivamente un platillo lleno de sabor para cocinar.

Camarones con ajo y mantequilla

[2 porciones]

Ingredientes:

  • 500 gr camarones crudos medianos/grandes
  • 3 cucharadas ajo, picado finamente
  • 4 cucharadas mantequilla, derretida
  • Sal y pimienta, al gusto
  • Chile quebrado, al gusto y opcional

Elaboración:

  1. Limpiar los camarones bajo el chorro de agua y secar muy bien. Sazonar con sal y pimienta.
  2. Picar finamente el ajo, mezclar con la mantequilla derretida y agregar chile quebrado al gusto. Reservar la mitad de la salsa en un platito para servir.
  3. Embarrar los camarones con la salsa de mantequilla y ajo con la ayuda de una brocha de cocina.
  4. Prender al carbón y esperar a que el fuego esté a fuego medio. O en su efecto prender la parrilla a temperatura media.
  5. Colocar en la parrilla y cocinar durante 1 a 2 minutos por lado bañando otra vez con la salsa de ajo por los dos lados.
  6. Servir calientes con la salsa de mantequilla y ajo (la que no se uso para bañar los camarones crudos) y una ensalada o vegetales a la parrilla para una comida ligera. O con un corte de carne para hacer un “Surf n’ Turf”.

    Limpieza de camarones frescos:

    • Si son camarones completos, primero hay que quitarles la cabeza con cuidado y limpiar muy bien bajo el chorro de agua.
    • Retirar las patitas y el caparazón. Hay dos maneras se le puede dejar la cola para poder tomar los camarones de la cola al momento de servir y bañarlos con más salsa de mantequilla y ajo o al momento de estar quitando el caparazón y patitas quitar la cola para que quede todo limpio. Depende de cada persona y la preparación de la receta.
    • Con un cuchillo o pallilo de dientes haz un corte en la parte superior para quitar la vena por completo ya que de lo contrario queda un mal sabor de boca y la presentación no es la más bonita.
    • Enjuágalos bajo el chorro de agua y sécalos bien. Ya tienes los camarones listos para marinar o cocinar.