Cámara lenta

Teleférico en eco
Teleférico de Zacatecas. Ricardo Avila.

El término “Cámara lenta” o “Slow motion” como se utiliza en inglés, se refiere a la reproducción de una secuencia de cine o video que no corresponde a la velocidad real en la que fue registrada, sino que corre mucho más lento y permite apreciar con más detenimiento la acción de la escena.

Esta técnica de reproducción se utiliza comúnmente en las transmisiones deportivas para analizar las características de la jugada o también en secuencias narrativas donde se busca aumentar el dramatismo de alguna acción específica.

Lo que a muchas personas les cuesta trabajo comprender es, que para lograr una buena cámara lenta (libre de barrido), es necesario grabar la secuencia a la mayor velocidad posible. La reproducción de la secuencia en realidad es normal, es decir, una vez procesada la imagen, se reproduce a la misma velocidad que una escena que transcurre naturalmente, pero se ve más lento porque durante la grabación su registro se realizó mucho más rápido.

Para comprender esto más fácil primero empezaremos por entender que la velocidad del video se mide en cuadros por segundo (fps) y dependiendo del estándar que se esté utilizando, esta velocidad puede variar entre 29.97 fps y hasta 50 fps en el caso de algunos sistemas de alta definición.

Por ejemplo:

En una cámara que tiene la capacidad de grabar a 2,400 cuadros por segundo, la reproducción a 30 fps representará solamente el 1.25% de su velocidad normal y en una cámara grabando a 4,740 cuadros por segundo bajo el mismo parámetro de reproducción utilizado anteriormente, se verá al 0.63% de la velocidad en la que realmente ocurrieron las cosas en la escena.

El secreto de las cámaras de alta velocidad, es la alta sensibilidad que tienen sus foto sensores para capturar la luz en mucho menor tiempo de lo que lo hacen los dispositivos normales y aproximadamente una década atrás, esta híper sensibilidad implicaba un sacrificio en la definición de la imagen pero actualmente, modelos como la MEMRECAM HX-1, poseen la capacidad de capturar 2,000 cuadros por segundo a la asombrosa resolución de 2560 X 1920 pixeles (casi dos veces y medio el formato HD).

Este mismo modelo, en un formato reducido a 320 X 24 pixeles, puede registrar 740,660 fps.

El mundo en cámara lenta presenta imágenes de inigualable belleza y dramatismo que por si mismas, nos demuestran lo poderosas y útiles que son las cámaras de alta velocidad para la apreciación y especialmente para la ciencia. Recordemos que fue apenas en 1873 cuando el británico Eadweard Muybridge bajo iniciativa de Leland Stanford (presidente de la Central Pacific Railway en EEUU), utilizando diferentes técnicas y arreglos de cámaras, realizó el célebre estudio de movimiento de un caballo a galope donde pudo observarse que el animal, durante un brevísimo intervalo, llega a tener las cuatro patas en el aire durante la carrera.

Solo para darte una idea del congelador poder de registro de estas cámaras elaboré la tabla comparativa de velocidad real contra velocidad de registro que podrás ver al final del artículo.

Te invito a que le des un vistazo a esta excelente galería con cientos de videos grabado con una cámara de alta velocidad que te permiten disfrutar de un mundo muy diferente al que a diario escapa de nuestra vista.

Comparativo de velocidad real y velocidad de registro

Un caballo a galopa da 2.25 zancadas por segundo.Grabado en una cámara Phantom a 2,800 fpsEn un minuto de reproducción a 30 fps, se vería una fracción de 0.05 de apenas una zancada.
Un colibrí aletea hasta 100 veces por segundo.Grabado en una cámara Phantom a 2,800 fpsEn un minuto de reproducción a 30 fps, se verían dos aleteos y una diminuta fracción del tercero.
Una mosca aletea 352 veces por segundo.Grabado en una cámara Phantom a 2,800 fpsEn un minuto de reproducción a 30 fps, se podrían apreciar 7 y medio aleteos.