Café granizado con horchata o leche de chufa

01
de 03

Horchata de chufa

Horchata de chufa con denominación de origen Valencia. Imagen © cvander

La leche de chufa, más conocida como horchata, es una bebida vegetal extraída de un tubérculo llamado chufa, y que es muy popular en España. La producción y cosecha de todo el país se realiza en la provincia de Valencia, ubicada en el levante español, ya que esas tierras reúnen las condiciones idóneas para esta planta y es, también, la única zona de Europa donde se cultiva este tubérculo.

En Latinoamérica se consume una horchata de arroz, pero no hay que confundir con la de chufa, son bebidas diferentes en sabor y propiedades.

Es una bebida muy apreciada por veganos de todo el mundo, ya que es totalmente vegetal y muy saludable. Además sirve para poder sustituir a la leche de vaca, al igual que el resto de bebidas vegetales como la soja, avena, quínoa, arroz y más.

Entre sus propiedades destaca su alto valor nutricional, su poder anti arteriosclerótica y sus beneficios para el sistema cardiovascular, entre otros muchos.

Se puede consumir todo el año, pero en verano de forma muy especial, ya que la tradición es beberla muy fría o granizada. De forma general se consume sola, en combinación de cebada o café helado y también con muchos otros ingredientes.

También puede servir como ingrediente en cócteles, recetas de cocina, helados y postres en general. Su versatilidad es muy amplia, existe en el mercado una cerveza de chufa, vegana y muy saludable.

02
de 03

Café helado con horchata de chufa

Café helado con horchata de chufa. Combinado refrescante, sano y delicioso. Imagen © Tau 01

Ingredientes:

  • ½ vaso de café granizado.
  • ½ vaso de horchata granizada.
  • Azúcar moreno integral o fructosa para realizar el café granizado y la horchata, en caso de que se realicen ambas bebidas y no se compren ya preparadas.

Preparación:

Primero debes realizar el café y granizarlo. Introduciéndolo en el congelador, una vez hecho, endulzado y enfriado, e ir sacando cada ½ hora para ir rompiendo los cristales de hielo.

La horchata la puedes comprar ya granizada o, en otro caso, preparas el escarchado de la misma forma que el café. Si prefieres elaborar la horchata en tu propia casa puedes ver la receta para hacer horchata o leche de chufa, en el siguiente apartado del artículo.

Después solo tienes que colocar la horchata granizada en un vaso o copa y ponerle encima el café granizado. O al revés, es indiferente.

Puedes mezclarlo antes de servir o de comenzar a tomarlo, o dejando los dos colores e ir directamente degustando con la cuchara un poco de café y de horchata, junto o separado, depende de la preferencia particular de cada uno.

03
de 03

Cómo realizar horchata o leche de chufa

El año pasado salió al mercado un sencillo aparato para realizar la horchata, pero si no se dispone de él, también se puede hacer de manera fácil.

Ingredientes para un litro:

  • 250 gramos de chufas, a ser posible ecológicas.
  • 1 litro de agua mineral o filtrada.
  • Para endulzar puedes utilizar, azúcar blanca o integral, miel, sirope o unos 8-10 dátiles sin hueso.
  • Canela (opcional)

Preparación:

Pon las chufas a remojo durante unas ocho horas.

Tira el agua y límpialas bien.

Añade medio litro de agua mineral o filtrada, y tritura bien.

Deja macerar la pasta en el refrigerador durante unas horas.

Cuela con una gasa, paño o colador de tela. Prensa bien para que desprenda todo su jugo.

Vuelve a triturar con medio litro más de agua, y con los dátiles si decides endulzar con ellos, cuela y prensa de nuevo.

Añade el endulzante elegido, si no has optado por los dátiles, y la canela si decides ponerla.

Mezcla bien y lista.

La horchata hay que guardarla siempre en nevera y una vez hecha, se recomienda consumirla antes de 3 o 4 días.