Bradicardia: ritmo cardíaco demasiado lento

La frecuencia cardíaca es inferior a 60 latidos por minuto

Bradicardia sintomas, causas y tratamiento
La bradicardia es un trastorno del sistema eléctrico del corazón que afecta a la contracción del miocardio. stevezmina1 | Getty Images

La bradicardia es un trastorno del sistema eléctrico del corazón que afecta a la contracción del miocardio con una frecuencia cardíaca inferior a 60 latidos por minuto. No siempre se debe al inicio de una enfermedad del corazón.

También llamadas bradiarritmias producen una frecuencia cardíaca demasiado lenta por lo que no llega suficiente sangre al cerebro, pudiendo causar un desmayo.

El corazón normalmente disminuye su frecuencia durante el sueño y en algunas personas con un entrenamiento físico regular, como los atletas, el pulso puede ser muy lento.

En estos casos, una frecuencia por debajo de 60 latidos por minuto no es peligrosa ni causa síntomas.

Bradicardia sinusal

Algunas alteraciones como la enfermedad del nodo sinusal pueden producir un latido cardíaco persistentemente lento, lo que se conoce como bradicardia sinusal. Todos los síndromes del nodo sinusal son frecuentes en personas mayores como el bradicardia-taquicardia, en el que la frecuencia auricular rápida como la fibrilación auricular o flúter, se alternan con períodos prolongados de ritmos cardíacos lentos. Estos tipos no causan síntomas, aunque cuando se producen las bradicardias con frecuencia dan debilidad y cansancio.

Causas que hacen que el latido cardíaco sea lento

El sistema eléctrico del corazón controla la frecuencia y el ritmo de los latidos, que pueden ser normales, rápidos o lentos. La frecuencia cardíaca muy baja puede ser debida a un bloqueo en el sistema eléctrico del corazón o porque el impulso eléctrico se genera de forma lenta.

En estos casos se requiere asistencia médica.

El latido también puede enlentecerse debido a un infarto agudo de miocardio o por otras enfermedades como el hipotiroidismo, la pérdida rápida de peso o el envejecimiento. También pueden afectar al ritmo cardíaco el desequilibrio de algunas sustancias de la sangre como el potasio.

Algunos medicamentos como efecto secundario pueden hacer que el ritmo cardíaco sea más lento como los betabloqueantes, la digoxina, los bloqueantes de los canales del calcio y algunos fármacos antiarrítmicos.

Síntomas de la bradicardia

Cuando el ritmo anormal afecta al gasto cardíaco, es decir, disminuyendo la cantidad de sangre bombeada por el corazón en un minuto y enviada a la circulación, los síntomas que pueden aparecer son mareos, vértigo, dolor en el pecho incluso síncope por colapso respiratorio.

Diagnóstico del latido lento del corazón

Para determinar la gravedad y las causas de esta arritmia que hace que el latido del corazón sea demasiado lento, se realizan las siguientes pruebas:

  • Electrocardiograma (ECG): ayuda a confirmar el diagnóstico de las arritmias. Es la prueba más usada para este tipo de alteraciones cardíacas. Proporciona una representación gráfica de las anomalías del ritmo cardíaco.
  • Prueba de esfuerzo: estudia la respuesta del corazón a un ejercicio físico progresivo. Ayuda a detectar arritmias que no son evidentes en reposo.
  • Monitor Holter (ECG de 24 a 72 horas): registra arritmias que aparecen en forma esporádica mientras el paciente realiza sus actividades diarias.
  • Prueba de mesa basculante.
  • Estudio electrofisiológico (EEF): se utilizan ante la sospecha de una arritmia persistente para mediante una combinación de estimulación eléctrica combinada y una monitorización sofisticada determinar el tipo de arritmia y la respuesta al tratamiento.

Tratamiento de la bradicardia

Para tratar las bradicardias se pueden recetar ciertos fármacos como la atropina. En algunos casos se requiere la implantación de un marcapasos. Este dispositivo metálico de tamaño pequeño actúa cuando el ritmo es muy lento o hay una pausa prolongada descargando un estímulo eléctrico directamente al músculo cardíaco, provocando la contracción y el latido del corazón.

Referencias:

Crawford MH, Bernstein SJ, Deedwania PC, et al. ACC/AHA guidelines for ambulatory electrocardiography: executive summary and recommendations. A report of the American College of Cardiology/American Heart Association task force on practice guidelines (committee to revise the guidelines for ambulatory electrocardiography). Circulation 1999; 100:886.