Biopsia corial o muestra de vellosidades coriónicas

Prueba de vellosidades coriónicas
La prueba de la vellosidad coriónica ofrece resultados similares a los de la amniocentesis, con la ventaja de que puede realizarse en el primer trimestre de embarazo. ©Blausen at Wikimedia commons

La biopsia corial, también conocida como biopsia coriónica o muestra de vellosidades coriónicas, es el análisis de una muestra que se extrae de la placenta.

Las vellosidades coriónicas son parte de un tejido externo que rodea al feto y a la placenta. Estas contienen la misma composición genética que las células del bebé, y su análisis permite diagnosticar o descartar más de 200 trastornos genéticos o cromosómicos, como el síndrome de Down y la enfermedad de Tay Sachs.

Se trata un procedimiento similar a una amniocentesis, pero la biopsia corial puede realizarse antes (entre las 10 y 12 semanas de embarazo) y no detecta los defectos del tubo neural, como la espina bífida.

¿Cómo se realiza una biopsia corial o prueba de la muestra de vellosidades coriónicas?

La muestra se recolecta a través de tu abdomen o de forma vaginal (a través del cuello uterino), según la ubicación de la placenta y posición del bebé. El procedimiento en sí lleva unos cinco minutos, pero antes debes tener un ultrasonido y debes programar tiempo adicional para la preparación y monitoreo posterior.

Biopsia corial transabdominal

La extracción transabdominal de la muestra de vellosidades coriónicas es similar a una amniocentesis: con una aguja a través de tu panza. La diferencia entre ambos, en cuanto al procedimiento, es que la biopsia corial no atraviesa el saco amniótico.

Estos son los pasos que sigue tu médico al realizar una biopsia corial de forma abdominal:

  1. Primero se realiza una prueba de ultrasonido para conocer la posición y ubicación del bebé y la placenta. El ultrasonido se utiliza a lo largo de todo el procedimiento como guía.
  2. Desinfección. Tu médico esteriliza el área y puede aplicar anestesia local.
  3. En el método abdominal, tu médico inserta una larga y delgada aguja en tu panza, la cual atraviesa la piel y útero hasta llegar a la placenta.
  1. Utilizando la imagen del ultrasonido como guía, el médico extrae la muestra de las vellosidades coriónicas con la jeringa.
  2. La muestra es enviada a una laboratorio para análisis. Los resultados tardan dos a tres semanas.

La extracción de la muestra puede causar una leve incomodidad o puedes sentir presión cuando se aplica la anestesia o se inserta la aguja. Por lo general, las mujeres dicen no sentir mucho dolor.

Después del procedimiento debes descansar y evitar esfuerzos físicos durante el resto del día. Es probable que debas quedarte en el consultorio médico para monitoreo del bebé después de la biopsia. Además puedes tener otra prueba de ultrasonido unos días después para verificar el bienestar del embarazo.

Biopsia corial transvaginal

La biopsia corial transvaginal puede sentirse similar a un examen de Papanicolaou. Estos son los pasos que involucra:

  1. El médico realiza un ultrasonido para conocer la ubicación de la placenta, así como la posición del bebé. El ultrasonido se utiliza a lo largo del proceso para guiar los instrumentos y monitorear al bebé.
  2. Desinfección. Se limpia la vagina y el cuello uterino para que la muestra no vaya a ser contaminada por bacterias y para que estas no sean transportadas a tu útero.
  1. Para una biopsia transcervical (vaginal), el médico utiliza un espéculo, que es un instrumento similar a unas largas pinzas (el mismo que se utiliza durante tu prueba de Papanicolaou). El espéculo se inserta en el canal vaginal y se mantiene abierto mientras se realiza el procedimiento. Así es como tu médico visualiza tu cuello uterino.
  2. Guiado por la imagen del ultrasonido, tu médico inserta un catéter por el cuello uterino y busca la placenta. Allí extrae una muestra de las vellosidades coriónicas.
  3. La muestra es enviada al laboratorio para su análisis. Tendrás los resultados en dos o tres semanas.

Después del procedimiento puedes tener un leve sangrado vaginal. Debes reposar el resto del día y es posible que debas quedarte en el consultorio médico para monitoreo del bebé.

¿Necesito una biopsia corial?

La biopsia corial se aplica únicamente a las mujeres con riesgos mayores de tener un bebé con problemas cromosómicos o genéticos.

Por lo general, esto incluye:

  • Embarazos en mujeres mayores de 35 años.
  • Si has tenido un embarazo anterior o un hijo con defectos congénitos o cromosómicos.
  • Si tienes riesgo de sufrir defectos congénitos, genéticos o cromosómicos según los resultados de las pruebas prenatales de detección.
  • Si tú o tu pareja tienen antecedentes familiares de este tipo de desórdenes.
  • Cuando una prueba de ultrasonido indica posibles defectos.

Debido a que la biopsia corial puede realizarse durante el primer trimestre de embarazo (entre las 10 y 12 semanas de gestación), este procedimiento es recomendado a las mujeres que requieren resultados tempranos.

Riesgos y señales de alerta

La biopsia corial tiene un riesgo de aborto espontáneo de 0,5-1%, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. El riesgo es ligeramente mayor cuando la extracción se realiza de forma transvaginal y si el procedimiento se realiza antes de la novena semana de embarazo. Otros riesgos son: infección uterina, sangrado vaginal o ruptura de membranas.

Existe también la posibilidad de que células de la sangre de tu bebé entren a tu flujo sanguíneo durante el procedimiento. Por ello, las pacientes con factor Rh negativo deben recibir inmonuglobulina para prevenir el desarrollo de anticuerpos que puedan atacar los glóbulos rojos en la sangre del bebé (más información en: Incompatibilidad Rh y el riesgo para tu embarazo).

Señales de alerta. Si tienes sangrado vaginal excesivo, fiebre, dolores abdominales severos, contracciones o flujo vaginal excesivo, debes contactar a tu médico de inmediato.

Fuentes:
Alfirevic, Zarco, et al. Amniocentesis and Chorionic Villus Sampling for Prenatal Diagnosis. En: Cochrane Database Syst Rev. 2003;(3). Accedido en línea el 16 de febrero del 2016.
American College of Obstetricians and Gynecologists. Diagnostic Tests for Birth Defects. Accedida 16 de febrero del 2016.
Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Chorionic Villus Sampling and Amniocentesis: Recommendations for Prenatal Counseling.

Accedida el 16 de febrero del 2016.

También conocido como: Biopsia coriónica, biopsia de corión, análisis de vellosidades coriónicas, muestra de vellosidades coriónicas