Biografía de Federico García Lorca

La vida y obra del célebre poeta granadino

Federico García Lorca
Federico García Lorca. Foto: Wikimedia

Biografía de Lorca:

Sea por su recreación del mundo andaluz, su uso de imágenes insólitas o su trágica muerte, Federico García Lorca (1898-1936) es uno de los escritores más conocidos de la literatura española.

Infancia

Nació en Fuente Vaqueros en 1898 en un pueblo de la provincia de Granada, España. Su madre, Vicenta Lorca Romero, era maestra de escuela, y su padre, Federico García Rodríguez, cultivaba remolacha y tabaco en los terrenos de la vega.

A los 11 años se mudó con sus padres, hermano y dos hermanas a la ciudad de Granada donde cursó estudios de bachiller. El joven poeta tenía una gran afición para la música --de hecho sus compañeros universitarios lo conocían más como músico que como escritor--.

Universidad de Granada y Residencia de Estudiantes en Madrid

Lorca inició estudios en Filosofía y Letras en la Universidad de Granada en 1914, pero cambió de carrera y se licenció en Derecho en 1923. Durante sus estudios universitarios, hizo un viaje por varias regiones de España que le inspiró a escribir su primer libro en prosa poética, Impresiones y paisajes (1918). En Granada se rodeaba de otros estudiantes con intereses intelectuales y artísticos en la tertulia "El Rinconcillo". Sin embargo, en 1919 un amigo y su profesor Fernando de los Ríos le convencieron a que se trasladara a Madrid para instalarse en la Residencia de Estudiantes, donde conoció a otros importantes artistas e intelectuales, como Luis Buñuel, Rafael Alberti y Salvador Dalí.

Fue una etapa muy prolífica para el joven escrito. Estrenó su primera obra de teatro, El maleficio de la mariposa (1920) pero no tuvo éxito.

Primeros éxitos

En 1927 obtuvo su primer éxito teatral con Mariana Pineda y publicó Canciones, un libro de poemas que también fue bien recibido por los críticos.

Ese mismo año pasó los meses de verano con su amigo Dalí en Cadaqués y también viajó a Sevilla para participar en el homenaje al poeta barroco Luis de Góngora y Argote. Los participantes de esta celebración pasaron a formar parte de la generación del 27.

El año siguiente publicó su libro de poemas Romancero gitano. Si bien el poemario gozó de una enorme popularidad, su amigo Dalí lo criticó por ser antiguo y demasiado costumbrista, propagando la imagen del poeta de los gitanos y del folclore andaluz, un marbete que incomodaba al poeta.

Nueva York y Sudamérica

Tras estas críticas, Lorca se trasladó a Nueva York para estudiar en Columbia University, un viaje que dejó una huella permanente en la vida y en la obra del escritor. Su libro Poeta en Nueva York es uno de sus más importantes.

Al regresar a España el año siguiente, fundó el teatro universitario La Barraca, un grupo de actores que representaba obras de teatro español en varios pueblos de España, parte de la iniciativa cultural de la Segunda República. Entre 1933 y 1934 visitó Buenos Aires y Montevideo para dar conferencias y asistir a algunas de sus obras más exitosas. Bodas de sangre alcanzó más de ciento cincuenta representaciones en la capital argentina.

Últimos años

Al volver a España en 1934, terminó otras importantes obras (Yerma, La casa de Bernarda Alba y Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, entre otras) y dedicó sus esfuerzos a promover el teatro español a través de La Barraca. Dos años después estalló la Guerra Civil, y si bien Lorca no tenía mucha afición por la política, pero fue defensor de la República, homosexual y de ideología liberal. Fue atacado por la prensa de derechas e identificado como antagonista de las fuerzas falangistas. Fue detenido en Granada y fusilado en la madrugada del 18 de agosto de 1936.

La poesía de Lorca:

Lorca pertenece a la generación del 27, conocida por su influencia surrealista y estética vanguardista. Emplea metáforas difíciles de descifrar, y combina lo tradicional con lo vanguardista. Son frecuentes en su poesía las imágenes de la luna, el agua, la sangre, la noche y los gitanos.

Aunque popularmente se le conoce como poeta de los gitanos, Lorca rechazaba este marbete y mantenía que los gitanos eran un tema y nada más. Pero sí se puede decir que los pueblos marginados, sean los gitanos de Andalucía o los negros de Harlem, son un tema recurrente en su obra. De hecho, con los años, su poesía comienza a inclinarse más hacia el compromiso social, que es muy aparente en Poeta en Nueva York. Otros temas son la muerte y el sentimiento trágico de la vida

El teatro de Lorca:

Lorca captó la imaginación de audiencias internacionales al recrear el mundo andaluz tradicional en sus obras. No obstante, experimentaba con modernas técnicas expresivas y utilizaba una gran variedad de géneros: el drama, la comedia, la tragedia, la farsa, etc. Los grandes temas que abordan sus obras son el amor, la muerte, el paso del tiempo, la opresión, la rebeldía y la fuerza del destino. Como en sus versos, hace gran uso de símbolos, como la luna, la sangre y el cuchillo, y emplea un lenguaje poético.