Biografía de Corey Miller

Vida y carrera profesional de un artista tatuador

Biografía Tatuadores famosos
Foto copyright web del artista Six Feet Under

Nombre: Corey Miller

Fecha de nacimiento: Marzo de 1967

Procedencia: Estados Unidos

Inicios

Con 15 años, Corey Miller era batería de una banda de punk rock. Con esa misma edad, quiso realizare un tatuaje que llevó a cabo él mismo de forma muy rudimentaria. Se realizó su propia máquina de tatuajes y utilizó algunas cuerdas de guitarra como aguja.

En 1983, se marchó a Hollywood y conoció el primer estudio de tatuajes, Spotlight Tattoo, que dirigía el gran Bob Roberts.

A Corey le llamaban mucho la atención los diseños brutales y las calaveras que se realizaban en el estudio, propios de los rockeros y metaleros que admiraba.

La caja de zapatillas Vans donde llevaba sus instrumentos de tatuaje pasó a transformarse en todo un equipo de tatuador que le traería muchas sorpresas y éxito.

El gran salto

Tan solo un año más tarde, Corey se fue al estudio de tatuajes Franco, en California. Allí aprendió el oficio, empezando por recoger basura y a realizar tareas de limpieza mientras esbozaba sus diseños. El estudio de tatuajes no tardó mucho en cerrar y, antes de hacerlo, el veterano Franco le regaló una máquina de tatuajes.

En 1987 las cosas dieron un vuelco para el tatuador. Conoció al artista de tatuajes Marcos Mahoney en una fiesta. A partir de ahí Corey empezó a visitar el estudio de tatuajes del artista y admiró el gran nivel al que trabajaba. Allí consiguió la oportunidad de empezar a tatuar y la posibilidad de formar parte del equipo de tatuadores de un nuevo estudio que Mahoney abriría en Los Ángeles.

En 1987, otro tatuador, Dick Warsocki, entró en la tienda donde Corey realizaba más de 10 tatuajes al día. Este gran artista tatuador era conocido por sus diseños de tatuajes de nativos americanos. Se sorprendió muchísimo al ver el tatuaje que acababa de realizar Corey con una cabeza de un indio americano.

Tanto, que le invitó a irse con él a una convención de tatuajes en Nueva Orleans. Corey no perdió la oportunidad y se marchó con él, algo que cambió su vida.

Conoció a artistas tatuadores que admiraba profundamente. Avanzó sin límites en su profesión y su carrera se expandió por todo los Estados Unidos, Canadá, Francia, Amsterdam y Japón. Corey se convirtió en uno de los tatuadores más solicitados por el buen hacer de su trabajo.

Su primer estudio de tatuajes lo abrió, junto a dos socios, en California. El negocio duró 2 años y también fue escenario de un tiroteo a escasos metros del local. Los socios se marcharon y Corey se quedó solo. Tras tomarse unas vacaciones, volvió a trabajar y a viajar. Montó otro estudio en su propia casa, otro en la trastienda de una barbería y así hasta que por fin inauguró su propio estudio de tatuajes con un equipo dirigido por él, en 1997.

Corey confiesa sentirse afortunado de haber vivido lo mejor y lo peor del negocio de tatuajes. Todas esas cosas le hicieron aprender y mejorar.

Ha tatuado a grandes estrellas de la música como a James Hetfield de Metallica. El propio motorista Jesse James le pidió tatuarse un billete de 100 dólares en la espalda.

Resultado de constancia y carisma

Cada tatuaje que Corey Miller realiza, tanto para clientes famosos o desconocidos, es una obra de arte única e intemporal, sobre todo los diseños en Negro y Gris. Además, continúa demostrando sus innovaciones en herramientas de tatuaje en la vanguardia de la ingeniería.

Posee una experiencia de más de veinte años que avalan la trayectoria de este gran artista que además fue protagonista en la serie de tatuajes en TV junto a Kat Von D, a la que además tatúa, y otros artistas tatuadores de renombre.

Su estudio de tatuajes Six Feet Under , continúa funcionando y evolucionando. También la pasión por la música.