Bebeś dotados


Un comentario típico que se hace sobre los bebés que más adelante son reconocidos como niños superdotados es que son muy despiertos. ¡Al mirarles a los ojos, uno puede verlos casi pensando!

Necesidad de estimulación mental
Otro signo de ser superdotado en los infantes es la necesidad de estimulación mental. No es inusual que los bebés superdotados se irriten cuando no reciben esa estimulación. La irritación puede terminar en llanto.
Los padres de estos infantes pueden frustrarse en extremo porque nada parece funcionar para hacer que el bebé deje de quejarse y llorar. El bebé ya comió y no hace falta cambiarle el pañal. Algunas veces los padres están convencidos de que el bebé es propenso a cólicos. Sin embargo, el bebé puede tranquilizarse y contentarse con un simple cambio de paisaje. Los infantes no pueden moverse solos, así que lo único que pueden ver es lo que está frente a ellos. Si se cansan de ver lo que sea que esté en su campo de visión, pueden irritarse.

¿Cómo saber si estos bebés se están irritando por falta de estímulo? Hay dos maneras de notarlo. Primero, estos infantes a menudo dejarán de quejarse y llorar cuando se les mueve para ver hacia otra dirección o se les da algo diferente que ver. Los padres de niños superdotados a menudo cuentan que cuando sus hijos eran bebés, tenían que moverlos seguido hasta cada 20 minutos para que dejaran de llorar.


Estudios de infantes
Otra manera de saber que estos infantes necesitan estimulación mental es por estudios que se han hecho con bebés. El Dr. Hillary Hettinger Steiner y la Dra. Martha Carr reportan en varios estudios de bebés que se observan dos cosas: “habituación” y “preferencia por lo novedoso”.
En los estudios de “habituación”, los investigadores miden que tan rápido los infantes mirarán hacia otro lado del estímulo, como una foto o un juguete. En los estudios de “preferencia por lo novedoso”, básicamente, los investigadores enseñan a los bebés dos estímulos, uno familiar y uno desconocido (o nuevo), y observan que tan seguido los bebés observan cada uno.

Estos estudios encontraron que algunos bebés se “habituaron” a un estimulo mas rápido que otros bebés, lo que significa que dejaron de verlo más pronto. De la misma manera, algunos bebés demostraron una preferencia hacia un estimulo desconocido (nuevo) sobre uno familiar, uno al que ya estaban acostumbrados a ver. Cuando estos bebés se volvieron niños de ocho años, se les aplicaron pruebas de CI. Los niños que resultaron superdotados en los test de CI fueron los bebés que dejaron de ver los objetos más pronto que los otros bebés y también fueron los bebés que prefirieron objetos extraños por sobre los familiares.

Estudios parecen indicar que ser superdotado no es simplemente el resultado de proveer un ambiente enriquecedor en casa, si no que los niños superdotados nacen con una necesidad de estimulación mental.

Referencia:
Steiner, H. H. & Carr, M. (2003). Desarrollo cognitivo en los niños superdotados: Hacia un entendimiento más preciso de las diferencias que emergen sobre la inteligencia. Reseña de Psicología Educativa . 15, 215-246.