Bath, Inglaterra - Diez cosas que hacer y ver

Bath es una de las ciudades más espectaculares de Inglaterra. Aquí te detallamos diez lugares con los que te cunden un día entero de visita a la ciudad.
01
de 10

Termas romanas

Tatiana Gana, About.com
Es, sin duda, lo más espectacular de Bath y la mayor atracción de la ciudad. Las termas romanas fueron descubiertas hace tan solo 132 años atrás pero su historia data desde 7000 años atrás. Explora el culto de los romanos británicos, su diosa Sulis Minerva y la ciudad que se conocía como Aquae Sulis, a través de los artefactos excavados y estudios arqueológicos.
Matt Cardy, cortesía de Thermae Bath Spa
Aunque Bath ya no sea una ciudad romana, aun se sigue practicando las mismas costumbres que en antaño. El balneario Thermae Spa es el único de su tipo en Inglaterra, que aprovecha las aguas naturales de la tierra para la salud corporal y mental. Es un lugar exclusivo de Bath e Inglaterra y no debes dejar de ir. Sigue leyendo »
Fahdshariff

Este museo no solo relata la vida de Jane Austen, la afamada autora de novelas como Orgullo y Prejuicio, Sentido y Sensibilidid y Emma, cuando residía en la ciudad, pero también la vida como era en Bath durante la época de la Regencia británica, en el siglo XIX. Además de las tiendas y las cafeterías típicas, encontraras personajes vestidos con la ropa tradicional de la Regencia. Sigue leyendo »

Rodw
Esta galería de arte en Bath es gratis y contiene más de 600 obras del siglo XV hasta ahora, especialmente de artistas como Gainsborough and Sickert, quienes captaron las escenas de Bath. En una hora aproximadamente, descubrirás porque Bath fue uno de los centros artísticos durante los siglos XVIII y XX. Sigue leyendo »
Ludi Ling
En Bath, hay algo para todos los gustos. Para los apasionados de la moda, este museo es una parada obligatoria. ¿Pero a quien no le gusta la moda? Con 150 atuendos desde finales del siglo XVI hasta el presente, cada maniquí esta perfectamente conjuntado para demostrar el estilo de su época. Desde ropa de hombre y mujere, hasta todo tipo de accesorios, abrigos, corsets y mucho más. Sigue leyendo »
Pam Brophy, geograph.org.uk
El Royal Crescent es una de los fenómenos arquitectónicos en Inglaterra. Diseñada por el arquitecto John Wood el joven, y construida a finales del siglo XVIII, esta obra maestra atrae a miles de espectadores tan solo para apreciar su fachada oval. El Numero 1 es un palacete donde la aristocracia inglesa se hospedaba cuando querían disfrutar de las aguas termales. Decorada al estilo georgiano, este museo es esplendido para el que quiera aprender de la historia de Bath. Sigue leyendo »
Alan Pennington, geograph.org.uk
Las mejores vistas del Royal Crescent se ven desde este espectacular parque de 57 acres, inaugurado por la pequeña princesa Victoria, de quien recibió su nombre. A parte de sus arboles intactos y sus camas de flores, el parque esta repleto de actividades como canchas de tenis, un campo de golf, un estanque de agua, zona infantil con juegos y mucho más. Sigue leyendo »
Tatiana Gana, About.com
Si viajas en tren hasta Bath, entonces seguramente caminaras por la misma carretera que van todos, a menos de un kilometro, te encontraras de frente con el Pulteney Bridge. Inspirado en puentes como el Ponte Vecchio de Florencia y el puente de Rialto en Venecia, este se ha convertido en uno de los pocos puentes históricos en el mundo. Sigue leyendo »
09
de 10

Paseo en barco

Tatiana Gana, About.com

Cruzando el Puente de Pulteney, al otro lado del rio Avon, encontraras barcos que salen cada media hora y que dan paseos turísticos por el río. Es una actividad imperdible en la ciudad de Bath. Pasear entre los paisajes verdes e ingerir el ambiente de la ciudad, es verlo desde otra perspectiva totalmente. Para los viajeros independientes, Bath Boating Station te alquila barcos de remo, canoas y bateas por horas o el día.

Tatiana Gana, About.com
Aunque esta no es la original, esta iglesia comenzó a construirse en 1499, bajo el orden del obispo Oliver King, quien soñó con su fachada monumental. La torre de la iglesia se puede visitar mediante visitas guiadas. Las vistas panorámicas desde arriba merecen el tener que subir sus 212 escalones. Sigue leyendo »