Balneario de Huanchaco en Trujillo

01
de 08

Balneario de Huanchaco

Foto Mixha Zizek

El hermoso balnerario se encuentra a trece kilómetros al noreste de la ciudad de Trujillo. Es uno de los destinos más buscados en el verano en el Perú y el más importante de la región. El lugar cuenta con una gama interesante de hoteles y restaurantes para cualquier viajero local e internacional. Si uno desea quedarse hay una gran variedad de hospedajes para todo tipo de presupuesto.

02
de 08

El Muelle de Huanchaco

Foto Mixha Zizek

Huanchaco está lleno de visitantes en el verano, llega gente local e internacional. Se puede ver una gran cantidad de viajeros buscando un espacio en la arena. Se pueden ver navegar totorales, surfers, viajeros y pescadores. Toda la playa está rodeada por una fila de totoras que dan una personalidad única a las playas norteñas.

Además se encuentra el muelle del balneario, para entrar debe pagar un sol, para mantenimiento del lugar. El lugar está construido en madera,  similar al Balneario de Pimentel o Puerto Etén, se encuentra lleno de visitantes y los pescadores bajan para coger pescados como tramboyo y borracho.
Su forma tiene una bella composición que comienza desde una pequeña plaza a orillas de la playa hasta terminar con dos glorietas, en las cuales se posan las aves.

03
de 08

El sol y la comida en Huanchaco

Foto Mixha Zizek

El sol alumbra el mar y se puede ver los caballitos de totora, que están alrededor de la playa. A lo lejos se pueden ver los tablistas cruzando el mar, serpenteando las olas más altas. Por otra parte, nadie puede llegar e irse sin probar la comida trujillana y comprar alguna artesanía.
Para comer no puedes dejar de pedir un rico ceviche (para muchos el lugar de origen del platillo), una cecina con yucas, una corvina frita, un cabrito a la norteña, un sudado de pescado, un arroz con pato o una chicha de jora. Buscar un restaurante frente al mar y disfrutar del mar mientras disfruta su comida.
Algo para recordar que te lleva a la niñez, es observar a las vendedoras de algodón rosado (en la foto), los cuales comen con gusto los niños. Cuesta un sol.

04
de 08

Los raspadilleros de Huanchaco

Foto Mixha Zizek

Rodeando el lugar se pueden observar los típicos raspadilleros llenos de gente que luchan por obtener uno, hay de sabor de fresa, leche con pasas, leche con maní, maracuya, lúcuma, chocolate, mango, coco y chicha morada. Forman parte de la tradición de las playas norteñas.

05
de 08

Los caballitos de Totora

Foto Mixha Zizek

Son embarcaciones únicas que devienen de los antiguos mochicas y chimúes y representan toda una cultura de toda una región. Las cuales miden de 3 a 4 metros, las cuales son utilizadas por los pescadores del lugar. Se necesita tener la experiencia y la técnica para utilizar estas totoras, pescar artesanalmente con anzuelo y red.
Por otro lado, los mismos pescadores mantienen cultivos de totorales wachaques donde los cosechan como insumo. Poco a poco se han ido extinguiendo las generaciones de pescadores y quedan pocos tradicionales.
Si deseas pasear en un caballito de Totora, puedes alquilar una embarcación o dar un paseo por 5 a 10 soles, el precio depende del guía de la embarcación.

06
de 08

Huanchaco al atardecer

Foto Mixha Zizek

Al atardecer se puede ver bajar el sol y amarillar el horizonte. Les recomiendo pasear por el balneario, es increíble.

Artículo Relacionado:

Balnearios y Playas de Lima Norte

07
de 08

¿Cómo llegar a Huanchaco?

Foto Mixha Zizek

La playa es acogedora y cerca se encuentran los centros arqueológicos de Chan Chan y la Huaca Arco Iris (la huaca del dragón) y puede aprovechar para visitar el mercado artesanal. Es casi obligatorio, visitar la antigua iglesia de época colonial Virgen del Socorro.
Una combi te cuesta 2 soles y un taxi aproximadamente entre 15 a 25 soles, dependerá de la hora que lo vayas a tomar. Un transporte particular o privado realizará el trayecto entre 20 a 25 minutos .
Para los amantes del surf, también pueden alquilar un equipo completo entre 40 a 50 soles.

08
de 08

Huanchaco al anochecer

Al anochecer se puede divisar la bajada del sol a través del muelle, es realmente hermoso.