Ayudando a lo niños dotados a hacer frente a las emociones intensas

Muchos niños dotados son extremadamente sensibles. Parecen tomarse todo a pecho y se pueden sentir extremadamente alterados por palabras o hechos que otros niños pueden ignorar o de los que se pueden recuperar rápidamente. ¿Cómo pueden los padres ayudar a sus niños emocionalmente sensibles a lidiar con estas emociones intensas? Aquí tiene algunas sugerencias que podrían ayudar.

  • Comprenda lo que hay detrás de la sensibilidad
    La gente a menudo piensa que los niños sensibles simplemente están siendo melodramáticos o haciendo escándalo por nada. Si bien a algunos niños dotados les gusta ser dramáticos, eso no disminuye la intensidad de sus emociones. Estos niños probablemente tienen lo que el psicólogo Kazimierz Dabrowski llamaba una super-sensibilidad emocional o sobre-excitabilidad . Eso significa que, de hecho, experimentan las emociones más intensamente que los demás.

  • Ayude a su niño a crear una escala de respuesta emocional
    Los niños emocionalmente sensibles parecen responder a cada experiencia negativa como si fuese el fin del mundo. No pueden evitar lo que sienten, pero pueden aprender a poner estas experiencias en una útil perspectiva, lo que les puede ayudar a lidiar con los sentimientos intensos.

    • Cómo crear una escala de respuesta emocional

      • Tome una hoja de papel y escriba los números del uno al diez en una lista vertical
      • Pregunte a su niño que es lo que el o ella piensa que podría ser la peor cosa que podría pasar. Tal vez necesite trabajar sobre esto ya que la primera respuesta que recibirá podría ser algo relativamente menor como perder un juguete favorito. Una respuesta más apropiada podría ser que la casa se incendiara o algo parecido. Escriba esta respuesta junto al número diez.
      • Pregunte a su niño que piensa que es lo menos grave que pudiera pasar. Esto podría ser un poco más fácil que el evento número diez. Podría ser algo como tener que ir a la cama media hora antes de lo normal. Cualquiera que sea el evento, tiene que ser algo negativo. A veces el niño querrá escoger algo neutral, o sea, algo que realmente no le importe. Escriba este evento junto al número uno.
      • Encuentre un evento para el lugar número cinco. Una vez que ha decidido los eventos números diez y uno, es más fácil encontrar un evento para el número cinco. Ayude a su niño a que se le ocurra un evento que realmente no sea malo y que tampoco sea menor, pero justo entre los dos extremos.
      • Llene el resto de los números de la lista. Esto podría exigir bastantes revisiones. Usted y su hijo deben poder apreciar el progreso desde lo menor hasta lo peor que pudiera suceder.
      Tenga a mano la escala de respuesta emocional para que usted y su hijo revisarla cuando sea necesario. Hasta podría hacer que su hijo cree un póster de la lista para pegarlo sobre la pared de su habitación. Cuando su hijo se altere mucho, pídale que lo clasifique de acuerdo a la escala. Claro, podría reaccionar como si fuera un evento número diez, pero pregúntele si realmente piensa que el evento es igual al número diez de la escala. Verá que no lo es. Al final, podrá manejar mejor sus respuestas emocionales a los diferentes eventos de su vidas.
  • Reconozca los sentimientos de su hijo
    Recuerde que los sentimientos de su hijo son muy fuertes y que esos sentimientos están fuera de su control. Evite decir cosas como "Tú eres demasiado sensible" o "Deja de sobre-reaccionar". Estos comentarios no sólo no ayudan, sino que pueden hacer que el niño se sienta peor y hasta hacer que el niño se sienta como si hubiera algo mal con el. Esto es especialmente difícil en los niños pequeños altamente sensibles, quienes se supone deberían ser emocionalmente fuertes, de acuerdo a los estándares sociales.
    Con el tiempo, su hijo podrá manejar mejor sus emociones intensas, pero no las dejará atrás. ¡Estas intensidades emocionales son parte de las características de la persona y están ahí para toda la vida! Sin embargo, estas sugerencias pueden ayudar a los niños emocionalmente sensibles a manejar esos sentimientos intensos.