Ayuda a tu adolescente a mejorar su autoestima

Aloha.jpg
Steve Evans

Tener baja autoestima es un problema. Está demostrado que las personas que tienen una buena autoestima consiguen sus objetivos con más facilidad y tienen vidas más felices.

La autoestima se construye durante la niñez y la adolescencia. Así que si detectas que tu hijo o hija adolescente tiene baja autoestima debes ayudarle a que la mejore.

No será un proceso fácil ni breve, sobre todo si la autoestima de tu hijo o hija es muy baja.

Pero puede hacerse. Solo hace falta amor, paciencia y una buena estrategia.

Qué debes hacer

  • Amor. Demuestra a tu hijo o hija que le quieres. Está comprobado que sentirse amado es una de las mejores formas para aumentar la autoestima. Así que no escatimes muestras de cariño. Díselo con frecuencia, cuánto le quieres, pero además demuéstraselo. Dedícale tiempo, programa actividades que puedan hacer juntos, charla con él o ella todo lo que puedas y escúchale.
  • Apoyo. Es importante que sepas cuáles son sus intereses. Los importantes a largo plazo pero también los cotidianos. Que sepas en qué está y que le apoyes.
  • Reconocimiento. Disfruta de sus triunfos con él o ella. Después de haberle animado a lograrlos, celébralos con tu hijo o hija. Dile lo orgulloso u orgullosa que estás de él o ella. Presume de las cosas que hace. Haz que las cosas que logra te importen de verdad porque para él o ella son importantes. Puede ser una buena calificación en la escuela, hacer un nuevo amigo, que haya hecho un buen partido en su deporte o cualquier cosa que para él o ella sea importante.
  • Crítica constructiva. Apoyar a los hijos no quiere decir que se acepte todo lo que hagan, que todo tenga la misma importancia o que no critiquemos algunas de sus actitudes. Para formar una personalidad sólida es imprescindible la crítica. Pero enseña a tus hijos siempre con una crítica constructiva. No uses nunca la humillación ni la descalificación. Las cosas pueden salir mal pero cuando salen mal sirven para aprender cómo hacerlas bien. Nunca es el fin del mundo, siempre hay que buscar una nueva oportunidad.
  • Ayúdale a expresarse. Una de las cosas que más les cuestan a los adolescentes es expresar sus sentimientos y sus emociones. Y la expresión de estas es una terapia buenísima para tener una buena salud mental. Así que hay que ayudarlos a encontrar la forma de expresarlas. Algunos lo hacen con naturalidad pero otros necesitan encontrar las vías de expresión. Para que encuentren esas vías abre su mundo. Conocer el arte o a gente diversa, de sitios y culturas distintas y de edades y razas diferentes es un buen método.
  • Deportes de equipo. La práctica de deportes de equipo es una fórmula buenísima para aumentar la autoestima. En el equipo se aprende a trabajar junto a los demás y la importancia del esfuerzo. Los chicos y las chicas aprenden también la importancia de las normas y del compañerismo.
  • Hobbies compartidos. Otra buena forma de ayudar a los adolescentes que tienen una baja autoestima es empujarlos a tener un hobby que puedan compartir. Un hobby o afición les ayudará a centrarse, a expresarse, a disfrutar y a estar más seguros de sí mismos. Y si es compartido además les proporcionará un círculo del que sentirán que forman parte.

Cuándo buscar ayuda

Si tu adolescente tiene una autoestima excesivamente baja, pensamientos negativos muy frecuentes sobre sí mismo o incluso ideas de suicidio, lo aconsejable es que acuda a un experto.

Un terapeuta es la persona indicada para trabajar con aquellos adolescentes en los que la baja autoestima es un problema más serio.